Los empates técnicos en Colombia y Brasil

Washington se guía activamente por lo que puedan hacer Serra y Santos como presidentes de los países más ricos de la región, no los más modestos, se guían por los intereses económicos y militares de la casa blanca en pueblos mal informados, son los presidentes a colocar.

Los empates técnicos en Brasil y Colombia no son casualidad, es un buen negocio para las encuestadoras, los medios de información, las estadísticas juegan con la abstención, porcentaje que será la clave para el triunfo del fraude, los empates técnicos dentro de las intenciones de voto en los procesos electorales de Colombia y Brasil, sostienen el suspenso y la expectativa, esta crese día a día y se aparenta fortalecer la confianza en la democracia por la transparencia del proceso en la campaña electoral, algo similar a lo que ocurrió en México con Calderón en prejuicio de Obrador. Se ve una contienda cívica reñida hasta el último momento, así, nadie tiene certeza de los resultados finales en las elecciones, creen así, que nadie sospechara de los resultados, así, nadie considera que Mockus este adelante en las encuestas, es un empate técnico de dice.

Los empates técnicos en estos países, no es una cuestión de dos candidatos con poco margen entre uno y otro a favor de sus seguidores, se trata de confundir al electorado para cuando el fraude se produzca. El empate técnico es la verdad de la tesis de frenar la revolución bolivariana en la región, Brasil y Colombia, son países clave para este proyecto, no solo por la cercanía de sus elecciones, sino, por las inversiones militares y económicas en esas naciones, hechos importantes para los Estados Unidos en la región.

Uribe se retira con una alta cuota de inseguridad y asistencia social, su popularidad ronda el 78% de aceptación, dicen desde Colombia, hasta el último momento de su mandato surgen vinculaciones con el paramilitarismo, su hermano Santiago, es mencionado en el Washington Post, en un artículo se lo involucra con los paras de Antioquia en los años de 1990, incluso con asesinatos. Juan Carlos Meneses, ex oficial de la policía colombiana lo involucra. Álvaro Uribe dice que es una infamia, simultáneamente la sede del partido de la U- Washington, en Nariño, sufre un atentado, Nariño, es el Departamento que más seguidores de izquierda tiene. El atentado, se produce justo cuando el ex policía desde Argentina, denuncia a los Uribe, por tener nexos con los paramilitares.

El plan Colombia, las bases militares, la tecnología utilizada contra las FARC, el poder económico de la cocaína transformado en poder político catapultaron la seguridad democrática como una política extraterritorial, elemento básico de la política norteamericana exigida a su gobierno para luchar contra el terrorismo y el narcotráfico regional. Reducir a la guerrilla al monte, es un gran éxito para una gran mayoría de colombianos. Uribe, impuso el individualismo del sapeo por dinero, se degrado mucho más la moral cultural de la nación.

Brasil con vocación de imperio regional y potencia mundial, con un presidente que, al cabo de 8 años deja un poder favorable al mercado y al sector privado. Lula, demostró que la tercera vía no es una ficción, la planificación del mercado es un imperio de la ley dentro de un Estado con libertad política y amarre constitucional.

La ideología sujeta, atada a una reingeniería política cada 2 años, garantista, praxis, sin traiciones ni capitulaciones elevo la seguridad jurídica para darle a su mandato valor social macro, excelente par los números oficiales, dantesco para la pobreza en todo el país. Capitalismo moderno dice, “es el paso previo al socialismo”, nueva tesis, lo dijo a Luis Cebrián, de EL PAÍS. Siguió y mejoro los pasos de Luis Cardozo, ferviente neoliberal, según estadísticas oficiales de la época 1990 y actuales, la pobreza bajo del 46 al 25% en el 2009, la deuda externa descendió 4% del PIB, las exportaciones se multiplicaron por 500.

El empate técnico oculta la realidad de las masas, sus deseos y expectativas, con estas estadísticas se influye en la sociedad. Santos empezó con una gran expectativa, supuestamente, Sanín era su contrincante, su comodín, Antanas Mockus, subió como la espuma solo frenado por el empate técnico, su originalidad deslumbra a Colombia, sus planteamientos de reducir los impuestos aumentando el IVA, atraen seguidores, ahí surge la imagen de Luis Ignacio Lula da Silva, obrero metalúrgico seducido por la banca, con sentido practico llevo a Brasil al nuevo capitalismo, es lo que Santos ofrece imitar.

Con Colombia y Brasil, EEUU, en sus exigencias de policía universal pueda penetrar otra vez en Sudamérica, frenando de una vez por todas las pretensiones socialistas, es el proyecto del empate técnico.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2364 veces.



Raul Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: