Sudáfrica no necesita del mundial

Desde 1974, he asistido a todos los mundiales de futbol sentado en una silla frente a la TV. Un partido de futbol bueno, es cuando el tiempo pasa y no te das ni cuenta, salvadas de los goleros, pelotazos en los postes, contragolpes, jugadas de gol, pierna fuerte sin mala intención, entrega total de los jugadores, no te da ganas de levantarte o bostezar; un partido de futbol es de hombres no de nombres, dentro del campo y con la adrenalina fluyendo son 11 contra 11, así, pasan los minutos y dices que partidazo, que golazo, ¡qué futbol! Ojala, así sea el mundial de Sudáfrica.

El peor mundial que he visto fue el de Italia 1990, en honor al futbol que practican, calculador, hacen un gol en los primeros minutos y ganan 1 a 0, siempre llegan a los cuartos de final con Alemania, Inglaterra, Brasil, Francia, es que, un mundial de futbol es taquilla, dinero para la TV pagada, las apuestas, la publicidad de marcas y para el país organizador, todo eso juega en un mundial, miles de millones de dólares, y los árbitros lo saben. Es una mafia del capitalismo que entretiene al 70% de la población mundial.

Sudáfrica, un continente dentro de otro, podría ser la excepción en la ganancia económica de un mundial, país que produce el 25% del PIB africano, imaginen lo mal que esta el resto de naciones africanas, es el único país del continente que forma parte del G20. Con un PIB de 540 billones de dólares en minería, industria y turismo, exporta oro, diamantes, vanadio, platino, cromo, autos, maquinaria, productos químicos en los TLC con Europa. Sus principales socios comerciales son: Francia, Alemania, Japón, Reino Unido, EEUU, Arabia Saudita, Irán, Holanda, Bélgica, últimamente es parte del eje Pretoria, Nueva Delhi, Brasil, con mucha fuerza en la política internacional y en la economía, además, genera dos tercios de la energía eléctrica de África. Es miembro del club de estúpidos de la energía nuclear.

Sudáfrica es uno de los principales sitios turísticos del mundo, en el 2009 visitaron sus áreas protegidas 9.8 millones de personas, abundante fauna que todos quieren ver, leones, leopardos, jirafas, elefantes, en los parques nacionales, el tiburón blanco en su reserva marina son una constante atracción, contra los 500000 visitantes que llegaran por el mundial de futbol. La firma Grant Thornton proyecta que el mundial contribuirá en 0.56% del PIB, y solo el 2% serán ciudadanos africanos que lleguen para el mundial.

Las cifras oficiales dicen que 30 millones de sudafricanos viven por debajo de la línea de pobreza de los 50 millones de habitantes del país, escenario que facilita la violencia con 50 asesinatos diarios, 100 violaciones diarias y 5.7 millones de contaminados con VIH, situación que los sitúa en el cuarto país con más violencia del mundo superado por: India, Rusia y Colombia. El asesinato de Eugene Terreblanche, líder del movimiento de resistencia Africaner, AWB, de formación neonazi quienes se opusieron con fiereza al fin del apartheid, el robo del periodista brasileño Cristiano Días, enviado del periódico O Estado de Sao Paulo, a Sudáfrica, asaltado en Johannesburgo, dispararon los temores sobre la seguridad.

Solo 13 millones acceden a algún tipo de subsidio, desde 1994 se construyen “500 casas diarias” y mil viviendas han recibido electricidad, dice el gobierno. La cuarta parte del presupuesto está destinado para la educación, con un transporte terrestre caótico aun con el flamante Gautrain Rapid Rail, un metro que conecta Pretoria con Johannesburgo. Los taxis los hay de dos tipos: con taxímetro que no los prenden y solo se los consigue por teléfono y los llamados minibuses, muy populares, pero que los choferes violan normas de seguridad produciendo la mayoría de los accidentes de tránsito según voceros del gobierno. Los choferes tienen fama de violentos por lo que fueron excluidos de los planes del mundial y amenazan con protestas durante el campeonato. Así, lo bueno sigue siendo los parques nacionales de la paz, reservas nacionales a través de las fronteras nacionales que alimental diplomáticamente y económicamente al pais.

Bafana-bafana, es el apodo de la selección, a comienzos del siglo XX solo los blancos jugaban futbol entre europeos y los militares británicos. El primer equipo negro Orange Frre State Bantu Soccer se fundó en 1898 y solo por el racismo pudo jugar en el extranjero, por ese motivo la FIFA lo excluyo de los torneos oficiales en 1976 y los africanos los expulsaron en 1956, motivo por el que el futbol sudafricano es el menos evolucionado del continente. El fin del apartheid en 1991 es una estadística oficial que no termina por cumplirse por los prejuicios que prevalecen.

El triunfo más importante de Mandela, fue lograr el acercamiento de los negros en torno al odiado equipo de Rugby, que gano el mundial de 1995, hasta ese entonces jugado solo por blancos cuya camiseta verde es el símbolo de la opresión. En la copa de las confederaciones del 2009, la división quedo clara, los blancos ricos no asistieron a los estadios, mas grave aun la selección de Sudáfrica, está considerada como la más débil del torneo, anfitrión eliminado en la primera fase del mundial, a no ser, que ocurra el milagro de Nelson Mandela, donde blancos y negros se unieron por la selección.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2499 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: