"Suspender los pagos de la Deuda Externa es una medida en defensa propia," según el intelectual Carlos Carcione

Credito: aporrea tvi

Redirigir los recursos que se destinan al pago de la deuda a la inversión local, pechar los depósitos de privados venezolanos en el exterior, y un fondo de emergencia de Unasur para atender el abastecimiento de alimentos y medicinas, son las tres medidas que el intelectual Carlos Carcione recomienda desde Venezuela “para superar la crisis”.

Carcione, quien es coordinador del equipo de investigación de Marea Socialista, está convencido de que “la deuda sola sería insuficiente, pero es un pilar fundamental para poder afrontar la crisis. Si tú calculas un año de impuesto de esos capitales fugados que son 30 mil millones de dólares, un año del pago de la deuda que son 15 mil millones, y una ayuda internacional, tú puedes destinar hasta una parte y poner en marcha el nuevo el funcionamientoeconómico del país”.

– ¿Cuáles serían las consecuencias de que Venezuela no pague la deuda?

–La crisis amerita una medida de emergencia real, entonces, para poder resolver el tema de la crisis alimentaria y de los medicamentos una medida esencial es suspender el pago de la deuda. Si se sigue pagando la deuda externa al ritmo que se está pagando, que según el presidente Maduro fueron 30mil millones de dólares entre el año 2015 y lo que va en el 2016, se va ir a undefault desordenado producto de no poder pagar por la contradicción que hay por la falta de divisas. Lo mejor es hacerlo, desde el punto de vista económico, [de una manera] ordenada, avisándole a los mercados internacionales y llamando a discutir con los tenedores de bono, porque de lo contrario, se va a producir inevitablemente [el impago], no hay forma de resolverlo.

Por más que aumente el precio del petróleo tú estás eligiendo hoy entre comer y pagar la deuda, y eso tiene un límite porque la población no va a resistir. Hay muchos mitos sobre el tema de cuáles serían las consecuencias del capital internacional hacia el país. Bueno, yo puedo decir que a finales de los ‘80 México suspendió los pagos de su deuda y no pasó nada, Argentina en 2001 (tuvo hasta ahora 15 años con el pago de la deuda suspendido), más allá de la valoración que tenga, hizo la reestructuración de esa deuda y no pasó nada. Una vez una fragata escuela fue retenida en un puerto de Sudáfrica pero no pasó nada, ni con las exportaciones argentinas.

Los acreedores saben que es más fácil que cobren en países que están en situaciones como estas si hay un periodo de desahogo de no pago para poder recuperar la economía del país. La experiencia internacional indica eso, otra cosa sería que quieran sacarle el mayor provecho posible, pero saben que es así, hasta un Premio Nobel, digamos un economista capitalista como Stiglitz o un Premio Nobel del establishment recomienda -incluso pone el ejemplo de Rusia cuando suspendió su pago de la deuda- a los países que están en una situación como la nuestra, suspender los pagos de la deuda, no pagar.

Entonces, es una medida en defensa propia del país y después se puede rediscutir todo, más allá de que por lo menos nosotros, yo veo, nosotros vemos, como parte del equipo de investigación de Marea socialista que la deuda tiene uso de ilegitimidad que habría que investigar, lo mismo que habría que investigar la fuga de capitales con una auditoria pública, etc. Pero independientemente de eso, para salir de la emergencia en la que estamos, [la suspensión del pago] es un paso ineludible. El otro [paso] es lo que te decía, el estímulo de un fondo de emergencia latinoamericana de la Unasur para alimento, medicina etc., y el tercero es si no [se] pueden pasar los capitales fugados de venezolanos depositados en el exterior, que por lo menos se les cobre un impuesto, pues son miles demillones dólares, 300 mil según el presidente Maduro, que fueron fugados del país, que no han salido legítimamente y que están depositados en el exterior a nombre de privados venezolanos en el exterior que no pagan ningún impuesto, más allá de que deben ser casi en su gran mayoría ilegítimos. Según nosotros, por lo menos unos 259 mil son ilegítimos.

– ¿Y plantear el impago a la deuda no le estaría dando pie a toda una estrategia de desestabilización económica, a profundizarla?

Venezuela no puede pagar la deuda, eso es un hecho, no es un supuesto negado, es un hecho fáctico que va a ocurrir en la medida en que se apunte a resolver alguna otra cuestión y frenar la crisis. Va a ocurrir desordenadamente o va a ocurrir presionado por una situación social de descontento muy grande que requiera de los alimentos que no están, o de las medicinas que no están, o de otras cosas.

Entonces, los mercados están preparados para que ocurra, otra cosa es que tú quieras suplantar [el pago] con nuevos instrumentos financieros -como se pretende hacer con el Arco Minero o con las reservas petroleras (…)- pero incluso en sus estimaciones los operadores de riesgo calculan el no pago de Venezuela de su deuda. (…) Como ellos saben  o estiman que Venezuela va a llegar a un punto que no va a poder pagar la deuda, entonces calculan los intereses, pues los cobran anticipadamente, todo es una cuestión que hay que declarar de manera clara, no importa lo que entiendan los mercado internacionales, que no se paga y que se empiece a salir de la crisis.

 ¿Por qué piensa que el Gobierno no lo plantea abiertamente?

–Porque intenta no llegar al default, porque hay una lógica de creer que si uno cumple con esos capitales, entonces va a ser menos la presión internacional, pero de todas formas la presión internacional está planteada y existe. Y lo otro es que hay que ver quiénes son esos tenedores internacionales. Por ejemplo, quién es el banco internacional que va a administrar el City, el Bank of América, cuáles y quiénes son los operadores bancarios de este softball.

Está probado que el responsable o el que hasta hace poco era responsable del Bank of América tenía una silla en el BCV al lado de Nelson Merentes, de Francisco Rodríguez. Entonces hay que ver también cuál es la intención. El cumplimiento del pago de la deuda, es decir, “somos pagadores” es eliminar un tema en el debate de la agenda internacional. Lo mismo que la reanudación de las relaciones con los Estados Unidos, eso no logra que Obama no vuelva a firmar la declaración de amenaza extraordinaria. Yo creo que esa política de quedar bien o de ir eliminando obstáculos parcialmente está generando una situación donde a la presión internacional se le suma la presión interna, porque [hay] una presión interna de la propia base social del chavismo. Están en una situación imposible.

Entonces creo que la política es equivocada (…) Te lo vuelvo a decir: por cada diez casos de default anunciado de pago de deudaspor países en situaciones de crisis económica, vas a encontrar uno en el que ha habido sanciones, de resto no.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 10668 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas

Revise noticias similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise noticias similares en la sección:
Actualidad


Revise noticias similares en la sección:
Pachamama



US Y ab = '0' /ideologia/n294603.htmlCd0NV CAC = Y co = US