La Nueva PDVSA: Una empresa revolucionaria

¿Desde cuándo la NUEVA PDVSA es NUEVA? Esta pregunta puede tener una respuesta intuitiva para la gran mayoría de los lectores. En el contexto del tumultuoso año 2002, año difícil para el proceso revolucionario, Venezuela vivió una agitación política pocas veces vista en la historia de nuestra República, no tanto por la agitación en sí misma, sino por la respuesta contundente del Pueblo Venezolano ante una arremetida violenta, apátrida y antidemocrática de los sectores de oposición. Se puede decir que luego del sabotaje petrolero de diciembre de 2002, PDVSA execró a un grupo significativo de trabajadores que no respondían a los intereses de la Primera Empresa Nacional, ni a los intereses del pueblo venezolano mismo, sino más bien atendían al llamado de sectores desestabilizadores que clamaban por una salida inmediata y por demás ilegítima del Comandante Chávez.

Pues bien, al irse todos los "malos" y quedarse todos los "buenos" (sería un juicio ligero decir que todos los que se fueron eran “los malos”, y los que se quedaron “los buenos”) se marca de manera indiscutible un "antes" y un "después" para la empresa, se marca un "antes del paro" y un "después del paro", o comunmente dicho " la vieja PDVSA" y " la nueva PDVSA". Es bastante usual escuchar (aun hoy, a más de 7 años de ese suceso) en los pasillos de la empresa, en reuniones técnicas y hasta en reuniones formales con gerentes de primera línea comentarios que empiecen "... en la vieja PDVSA se hacían las cosas así y asao...", o "..En la nueva PDVSA se mejoró esto y lo otro...", o "...En la vieja PDVSA no era posible hacer esto y aquello...".

Entonces salta una pregunta al aire: ¿Qué define a la NUEVA PDVSA? ¿Qué la hace NUEVA? Como dice el título de este artículo, es (o mejor dicho, debe ser) una empresa REVOLUCIONARIA, basada en los ideales y valores que se levantan como estandarte de la Revolución que vive el país. Solidaridad, Respeto, Consciencia Social, Justicia y Libertad, Igualdad de oportunidades y condiciones, Progreso, Soberanía Nacional, Pluralismo, Reinvindicación de las clases marginadas, Aporte Social, Amor a la Patria y sus Libertadores, Amor a los Compatriotas Venezolanos, Unión Latinoamericana, en fin, desde mi punto de vista y dicho por el propio Presidente, una Revolución de AMOR.

Es importante para Venezuela y la Revolución que PDVSA esté alineada con todos estos valores e ideales, o dicho de otra manera, sería una contradicción grandísima que se impulse un proceso de cambio de tan alto impacto en Venezuela y los venezolanos, y que PDVSA, la principal empresa del país, funcione internamente contraria a estos principios.

Ahora nos hacemos otras preguntas: ¿Está PDVSA realmente alineada con estos principios antes mencionados? ¿Funciona PDVSA internamente bajo los principios revolucionarios que tanto se pregonan? ¿Qué tiene de RESPETO el hecho que te digan "aquí todo el mundo va pa' la marcha o si no se van palco!!!"? ¿Estamos fortaleciendo la CONSCIENCIA SOCIAL cuando se dice "el que no vaya al punto rojo va a ser mal evaluado en el aspecto SOCIAL"? ¿Que hay de JUSTICIA cuando no se ha promovido a ningún trabajador en mas de 7 años? ¿Qué SOLIDARIDAD hay cuando se le dice a un empleado "ya no tienes más ayuda de alquiler porque tu estás en la norma nueva... Ve a ver qué resuelves..."? ¿Somos acaso LIBRES los "empleados de confianza" al no poder levantar la voz para reclamar lo que nos parece injusto, por temor a las represalias? ¿Qué PROGRESO puede haber si a los trabajadores se les "pichirrean" los cursos especializados y de formación? ¿De qué PLURALISMO se habla cuando eres catalogado de "escuálido" por no querer anotarte en la lista de personas que van a la marcha? ¿De qué REIVINDICACIÓN se habla, cuando al trabajador se le exige trabajar como burro hasta bastante pasado el horario laboral, o si no se le califica de "falto de compromiso"? ¿Qué Amor por los Compatriotas puede haber cuando no puedes escribir un correo directamente a tu gerente o a RRHH, porque te estas "saltando la línea supervisoria" y tienes que seguir los canales regulares (entiéndase por canales regulares enviar un correo a tu supervisor, y este a su supervisor, y este al gerente, y este al analista de RRHH, y este a su supervisor, y así sucesivamente)? ¿Qué AMOR puede haber dentro de la empresa, cuando existen "grupos de inteligencia" que sólo se encargan de identificar el personal que no va a marchas, o que no va a vender en PDVAL un sábado a las 5:00am, y los despiden por "infiltrados"?

¿No es acaso el AMOR lo que tiene que impulsarnos a ser Revolucionarios? ¿No es AMOR de lo que hablaba el presidente en su campaña para la reelección en 2006? ¿Somos acaso en PDVSA reflejo de ese AMOR que tanto hace falta en la sociedad y el mundo? ¿No debería PDVSA ser el más vivo ejemplo - por dentro y por fuera - de lo que una Revolución de AMOR significa y representa?

Con estas palabras no quiero decir (ni mucho menos) que PDVSA no haya asumido retos importantes para la materialización de proyectos medulares para la Revolución - La nacionalización y certificación de la Faja Petrolífera del Orinoco y del inmenso espacio costa afuera enmarcado dentro del Proyecto Gran Mariscal de Ayacucho, financiamiento de las misiones, la creación de PDVAL para combatir la falta de abastecimiento de alimentos y la especulación, entre otros proyectos - sin embargo, ¿cómo está PDVSA por dentro? Lo que somos internamente lo reflejamos externamente tarde o temprano. ¿Puede pretender un Padre de familia ayudar a sus vecinos si su casa está hecha un desastre? Y si lo hace, ¿por cuánto tiempo ayudará a sus vecinos hasta que su familia se desmiembre? ¿Cómo puede PDVSA ayudar al pueblo si, por dentro, la gran mayoría de sus trabajadores están descontentos y/o molestos y/o desmotivados y/o indignados y/o censurados? Y si seguimos así, ¿cuánto tiempo aguantaremos?

Los cambios, los cambios verdaderos, no pueden venir de una sola persona, o de un grupo pequeño de personas, los cambios tienen que venir de la "base de la pirámide"(calificativo que no me gusta mucho usar, por representar la vieja manera de concebir estructuras organizativas), tienen que venir de nosotros, los trabajadores, los afectados pero los que producimos, los marginados pero los que damos, los que sufrimos los atropellos, los que queremos una empresa más justa, más libre, más NUEVA.

Es la hora de romper viejos esquemas, viejos paradigmas, viejas maneras, viejas estructuras, la Revolución nos llama a proponer, a crear, a enfrentarnos a los que quieren mantener lo viejo, a sustituir viejas "mañas" con nuevos "hábitos", los trabajadores - no sólo de PDVSA, sino de toda Venezuela - estamos llamados a tomar el poder y unirnos en bien y victoria, levantando en alto todos los Ideales Revolucionarios y cumplir el sueño de Bolívar, Miranda, Robinson. ¡El sueño de una Patria Libre!

Comencemos, pues, a tomar el poder que nos pertenece, y hagamos de PDVSA una verdadera EMPRESA REVOLUCIONARIA.


freddy9527@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8038 veces.



Freddy Ventura


Visite el perfil de Freddy Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Freddy Gil

Freddy Gil

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a95668.htmlCd0NV CAC = Y co = US