¿Qué hacemos por la Revolución?

¿Qué hacemos nosotros los venezolano, para internalizar el proceso donde estamos inmersos desde hace y 10 años, que son los años que tenemos viviendo en el gobierno del presidente Chávez?

Pues hacemos muy poco los venezolanos, digo los venezolanos, porque pareciera que la gran mayoría estamos encantados, al apreciar que ahora con Chávez podemos consumir mas cosas que antes no podíamos consumir, o sea que Chávez es muy bueno porque nos da y nos permite acceder a cosas que la cuarta república nos tenia vedados, pocos o casi ninguno aprecia los adelantos, inmensamente diferentes que hemos alcanzados, en educación, salud, calidad alimenticia, Transporte Vialidad, y seguridad, que si no fuera por el empeño de la oposición propalando mentiras mediáticas, y su aporte en la cuota de paramilitares y delincuentes contratistas, que infiltra en las filas de la sociedad: La inseguridad no presentaría la magnitud artificial que hoy muestra.

¿Por qué nos comportamos como una sociedad, que pareciera, ir hacia un “buen” capitalismo? No es esa la predica constante, del presidente Hugo Chávez. El presidente no se cansa de repetir, que estamos construyendo el socialismo del siglo 21.

Es muy sencillo, debemos construir una sociedad de iguales, con respeto entre nosotros, con solidaridad, con una distribución justa del fruto de nuestro esfuerzo común, con el goce y disfrute de todos los beneficios que nos da la tecnología y la ciencia, amen del respeto por los derechos humanos.

¿Cómo lo lograremos? ¬Desechando de nuestras vidas y nuestro proceder, las practicas malsanas del consumismo, el egoísmo, la explotación, el desprecio por los pobres excluidos de siempre, la banalidad, y otros vicios del capitalismo.

Ahora, es muy difícil lograrlo si no internalizamos, el propósito de nuestra revolución bolivariana. Comenzando por algunos de los funcionarios de gobierno que nos hemos dado, unos provenientes de las filas de nuestros partido PSUV, quienes pareciera que no entienden el proceso, más otros que hemos ido a buscar ¬increíblemente¬ en el estercolero de la oposición. Y las que hemos designado o mantenido en cargos donde ellos han podido infestar, de corrupción, desidia y saboteo nuestra gestión revolucionaria. Hemos insistido en esto, y seguiremos insistiendo hasta que corrijamos y mas. Ojala podamos aplicarles un referendo revocatorio.

¿Dónde tenemos la fuente de la cual hemos estado recibiendo ese veneno capitalista?

En las matrices de opinión, vertidas a través de la prensa, por un lado, y por otro lado al trabajo eficiente de la diplomacia comprando a las oligarquías que nos han conducido a sufrir invasiones militares y comerciales, y los golpes de estado a conveniencia del imperio.

Además estas razones descritas, han sido reforzadas con la aparición de la televisión como fenómeno comunicacional, en la vida cotidiana del venezolano.

Con ese aparato, el imperio nos ha idiotizado, nos ha lavado el cerebro y de paso le hemos pagado las aberradas lecciones, consumiendo ingentes cantidades de productos, costumbres y vicios que ellos han ideado para dominarnos.

Y, de paso con la ayuda de sus lacayos oligárquicos, humillarnos al hacernos una especie de manada que solo se convirtió en mano de obra alienada y excluida del bienestar real. Y ha sido tan eficiente este trabajo de la televisión, que solo la llegada del presidente Chávez ha logrado levantar algo de conciencia. Esta conciencia le ha permitido entonces, al pueblo crear una coraza contra esa inoculación de veneno.

Pero hace falta, mucho trabajo para lograr que todos los venezolanos sean vacunados contra esos efectos malignos de la televisión, sobre todo los venezolanos que están en función de gobierno y liderazgo político. Porque es innegable que tenemos esos funcionarios y dirigentes infectados.

Estos funcionarios y dirigentes deben convertirse en un ejemplo de socialistas y no en ejemplo de capitalista. Sino díganme porque hay tanto interés en los ministerios que manejan las finanzas y la economía en diseñar y aplicar procedimientos y programas para que los venezolanos pobres y ricos no malgasten las divisas.

Pareciera que CADIVI tiene que defenderse mas de los tarjeta habientes que de los malandros tradicionales que roban las divisas. ¿Por qué? las importaciones siguen siendo un motivo de reclamo por parte de los oligarcas, al gobierno, ¿Por qué? hay importaciones suntuosas, ¿Por qué? se instalan casinos clandestinos con maquinas y equipos costosos y además importados

Esos son signos exógenos del capitalismo, eso lo siembra la televisión, porque eso se hace, debido a que la televisión lo induce e implanta en la gente con sus programas, todos los pueden verificar viendo los canales de televisión de las cableras.

¿Por qué? ¬Primero, porque el inductor del instrumento ¬ la televisión y su mensaje¬, es indefectiblemente el imperio colonizador, que ya teníamos en nuestro país desde principios del siglo 20.

Esta presencia, era en esa época casi una injerencia directa en nuestra política, pero era ejercida con gran éxito sobre el gobierno y la oligarquía venezolana. O sea, el pueblo ni siquiera se enteraba que estábamos siendo esquilmados por el imperio, con la anuencia y complicidad de nuestro propio gobierno. Ya antes, ellos ¬los gringos¬ habían tenido una nefasta participación en nuestra historia independentista, cuando accionaron a favor del imperio español que nos sojuzgaba y contra el que luchábamos en esa época. Muchas fueron las informaciones de inteligencia que dieron a los españoles, sobre armamento y pertrechos que el libertador compró a los norteamericanos. Mientras tanto las ventas de armas y pertrechos que ellos (USA), les hacían a los españoles pasaban sin problema.

Pero es a partir de la aparición de la televisión, que esa injerencia se hace mas efectiva o sencillamente diabólica, porque actúa directamente sobre la psiquis de la mayoría de la población, es de imaginarse la influencia contundente que pudo tener esta avalancha de adoctrinamiento en una población no preparada mentalmente con un antídoto doctrinario, que le permitiera permear lo necesario e importante para el televidente, de lo nefasto y pertinente para el imperio.

Cualquiera podría pensar que esa influencia en el pueblo venezolano, ha sido casual, que lo que perseguía el imperio era comercializar un importante invento y creación de la tecnología.

Pero eso, no es así, el imperio siempre estuvo interesado en dominar el mundo recuerden los lectores que ya había sucedido la primera guerra mundial y la segunda, y en ellas los Estados Unidos habían visto incrementar su poderío económico político e industrial en el mundo.

Este logro tecnológico venia a ser el mejor instrumento para vender a los Estados Unidos como el gran país del mundo y el sistema imperial capitalista; en el sistema económico que le traería a los Estados Unidos la preeminencia en el resto del planeta.

Recuerden también que ya ellos habían clavado en el subconsciente del cerebro mundial, su fama de pueblo Libertario. Cuando lo que habían mostrado al mundo era todo lo contrario (Una jeta de animal depredador con los dientes a la vista con una mueca horrida y sanguinolenta).

Ya ellos, para gran parte del mundo, gracias a la publicidad del cine, y las técnicas goebbelianas (que tenían como, botín de guerra arrebatado a los alemanes), se habían convertido en unos ángeles benefactores y salvadores, una especie de panacea para todos los males de la humanidad.

Este gran hallazgo de la televisión venia no solo a reforzar su arsenal de armas publicitarias, sino que se convertiría en su principal elemento infiltrado en los hogares de la gente para entonces invadir el cerebro humano.

¿Quién no se sentiría feliz de llegar a ser aunque fuera un poquitico igual a sus héroes?, Esta reflexión parecería ridícula y banal pero, ¿por qué, existen muchas personas a quienes les gustaría vivir en los Estados Unidos? , o comer lo que comen los gringos o ser un héroe como los personajes de las películas de los gringos (todos quieren ser el muchacho del película). Yo he oído a muchas personas referirse a las "Cortes" cuando debían decir los tribunales, o utilizar modismos ingleses en las conversaciones, con aire de divismo.

Lo antes descrito plantea la necesidad imperiosa de controlar la influencia, no de la televisión como tal, sino de los mensajes que en ella se emiten y la transculturización que producen en el venezolano, además de una inducción brutal al consumismo. Todas estas calamidades se producen en el venezolano medio, por la falta de recursos económicos para satisfacer, las necesidades inducidas y falsas que la TV le siembra en el cerebro. Ello produce, casi de manera inevitable, una caída en la depresión, la desesperación, la frustración, y consecuencialmente ¬al no poder satisfacer las necesidades inducidas¬; al delito y al vicio.

En Venezuela tenemos hasta ahora una experiencia negativa en gran parte de la televisión privada, con respecto a los contenidos de la televisión. Aunque tenemos una ley de responsabilidad social en radio y televisión complementado con un organismo como la CONATEL destinado a controlar los contenidos de la televisión y la radio. Estamos soportando diariamente una ofensa continua con la transmisión de falsedades que no solo descalifican al gobierno sino que enferman la mente del ciudadano común.

La enfermedad causada por esta dañina televisión, nos esta dificultando el desarrollo efectivo y afectivo de nuestra lucha por el socialismo.

Porque mientras no controlemos o sea eliminemos el contenido que daña a nuestra gente, el socialismo tendrá serias dificultades en su implantación; sencillamente porque la televisión esta durante mas tiempo y con un mensaje contrario al de la revolución, presente en el venezolano.

Quiere decir esto, que algo tenemos que hacer y debemos hacerlo rápido. Porque este enemigo tiene sus fallas, que podemos usar a nuestro favor. Pero tenemos que ideologizar a nuestra gente.

Por ejemplo estas televisoras, e incluimos también a las radios; en su mismo mensaje descalificador se contradice; eso lo podemos aprovechar.

Observen que ellos ¬los manejadores de la tv privada¬ luego de transmitir un tramo de su programación, despotricando del gobierno, aduciendo que el gobierno es malo, que no construye, que le produce males al pueblo y lo tiene sumido en la pobreza. Inmediatamente en el lapso para la publicidad, le ofrece al oyente, desde inversiones en bonos, hasta cruceros sofisticados, carros costosos, supermercados lujosos, ropas de marcas, de firma y así una gran cantidad de servicios de corte y estilo, capitalista que son imposible de alcanzar para un pueblo sin poder adquisitivo.

Se hace necesario sí queremos conquistar la independencia política e implantar en consecuencia al socialismo, hacer una política con respecto a la televisión como la ha hecho la revolución y el gobierno cubano.

Se debe recordar que los cubanos son pioneros en Latinoamérica de la televisión comercial. Estilos, formas y estrategias de penetración han sido sus baluartes, no obstante la revolución cubana logro exorcizar esa perversiones y convertir a la televisión en una herramienta al servicio de la educación y la cultura del pueblo. Ya los venezolanos, han conocido y experimentado la eficiencia y eficacia política y revolucionaria del método cubano, “Yo, si puedo”

Sí, nuestro pueblo se hace inmune al consumismo y deja de poner sus ojos, su atención, sus sueños y esperanzas en el boato, la sofisticación, el consumismo, la megalomanía la competencia, manías tan propias del capitalismo, y por el contrario, centra su atención e interés en lograr un nivel de vida, digno que le cubra sus necesidades sin detrimento de sus humanidad, entonces el socialismo tendrá un campo fértil donde germinar.

PATRIA SOCIALISMO O MUERTE ¡VENCEREMOS!


wcctecnica@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1694 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a90267.htmlCd0NV CAC = Y co = US