Un poco de ideología con todo

Ver al Presidente Hugo Chávez con tono dramático y doloroso referir las desviaciones ocurridas con las iniciativas cargadas de esperanza como el caso de la Empresa productora de sardinas y enlatadas “La Gaviota”, exige inmediata revisión y rectificación.

Presiento que se está generando confusión con relación al diálogo pues se plantea desde una perspectiva incorrecta. Cuando leo todo lo que se plantea con relación a este tema, debemos ponernos en alguna perspectiva de presente y de futuro del país.

En Cuba por sus condiciones particulares era un absurdo pensar en establecer mecanismos de diálogo con los sectores que se oponían al proceso encabezado por Fidel, porque simplemente el triunfo revolucionario desmanteló el viejo estado cubano hasta los extremos donde lo llevó la dictadura. Producto del triunfo revolucionario, el régimen de partidos políticos y de libertades públicas en la concepción tradicional, simplemente desapareció y eso abrió espacios a la construcción de una nueva modalidad de vida institucional del país. Cuba se convirtió en una sociedad de partido único que abrió profundos espacios para la construcción de una nueva economía, un nuevo ordenamiento social y lo que es más importante una nueva institucionalidad revolucionaria que le dio el soporte a un nuevo orden político. Sin embargo qué tenemos en Venezuela. Un proyecto revolucionario dentro de condiciones de un régimen de partidos políticos y de libertades públicas, que se desarrolla dentro de los marcos de una legalidad democrática, buscando nuevas vías de desarrollo del país dentro de los marcos que permite la constitución bolivariana. La única posibilidad que tenía en Cuba la contrarrevolución interna y externa para oponerse a los objetivos de la transformación revolucionaria era la lucha subversiva con todas las expresiones que todos conocemos, que tuvo su mayor expresión en la invasión de Girón y los resultados que estos sectores esperaban de los efectos que podían darse por del aislamiento internacional a fue sometida la isla y el bloqueo económico y político que implantó los Estados Unidos. Sin embargo, las condiciones de Venezuela son otras.

La oposición interna al proyecto bolivariano de transformación de la realidad del país tiene espacios de manifestación y solo los errores de la derecha los inhibe de tener representación y presencia política actualmente, en el más alto órgano de parlamento político del país, como es la Asamblea Nacional. Si queremos seguir transitando por las vías de la legalidad vigente en la actualidad y dentro de las posibilidades de transformación que esta permite, la profundidad y amplitud de la transformación revolucionaria en Venezuela, en comparación con los ritmos de la revolución cubana en los primeros años, tienen que ser totalmente distintos. ¿Qué condiciones políticas internas se podrán derivar de un proceso electoral para la elegir la integración de los órganos legislativos en todos los niveles en Venezuela?, más si tomamos en cuenta la realidad de la correlación de fuerzas vigente en la vida del país. ¿Tendremos la suficiente capacidad, para dentro de la legalidad que establece la constitución bolivariana, generar las representaciones mayoritarias de los partidos y factores revolucionarios que nos permitan asegurarnos un camino abierto a la construcción del socialismo? o ¿tendremos que soportar la presencia de los partidos y factores políticos de la derecha en los parlamentos de todos los niveles de la vida institucional venezolana con todo lo que esto representa como elemento retardador? O rompemos con el orden institucional y constitucional vigente para acelerar el proceso de cambio o tendremos que poner nuestras fuerzas y capacidad políticas dentro de una realidad en la cual, no somos una mayoría consistente que nos abra los suficientes espacios para acelerar el proceso de transformación del país. La revolución no puede seguir avanzando en Venezuela de espaldas a una realidad política que nos indica que hemos estado sometidos a un proceso de erosión que tienen su manifestación hasta en los resultados electorales últimos y en la pérdida de consistencia de muchas iniciativas del gobierno bolivariano.

Todo esto te lo digo a propósito de las iniciativas de diálogo que algunos levantan como línea de acción política para generar un encuentro de país. No es sentar en los costados opuestos de la mesa de negociación política a las fuerzas que en estos momentos se enfrentan en el país pues no hay diálogo posible con sectores que se niegan a aceptar la legalidad institucional que nace con la constitución bolivariana, pero de alguna manera pienso que el país no puede seguir transitando por las caminos que trae, pues la única salida para la vigencia de nuestros ideales, en toda su profundidad, es el enfrentamiento violento para romper con la legalidad que hemos construido y abrir los espacios para construir una nueva legalidad revolucionaria.

Me pregunto si estamos listos para esto, me pregunto si nuestras manifestaciones políticas fundamentales están en capacidad de un rompimiento de tal calibre y consolidar el poder, si han logrado tal presencia e influencia en las masas, si han logrado tal capacidad de convocatoria que nos permitan emprender las acciones para la conquista y consolidación del poder revolucionario. O si por el contrario, con fundamento en la legalidad vigente tenemos que construir puntos de encuentro coyunturales, dentro del libre juego de las ideas, dentro de un régimen de partidos de amplia presencia ideológica y sobre todo un régimen de libertades, y dentro de las limitaciones que tales condiciones generan, tenemos que caminar dentro de las circunstancias concretas de Venezuela, tratar de avanzar en el camino de la transformación del país. Pero, ¿estamos listos Prudencio?, para seguir por una ruta que nos está erosionando desde el punto de vista del soporte social por tantos errores y limitaciones que se acumulan. Creo que estamos imponiendo lo estratégico a lo táctico, olvidándonos que la política en su esencia misma, es una ciencia de realidades.

Espero me entiendas camarada y amigo,

Eres valiente, Creo que siempre te he dicho que el discurso y las santas intenciones del Presidente Hugo Chávez van más allá de las posibilidades y capacidades reales. Hay un terrible problema de gestión en las grandes iniciativas, que debe resolverse poniendo al frente de ellas a verdaderos cuadros revolucionarios, sobre todo armados de la experiencia y formación necesaria para eso, para una adecuada gestión, en donde hay que guardar equilibrio entre los objetivos políticos con los resultados reales en términos de factibilidad económica e impacto social. Estamos escondiendo mucho pecado, muchos fracasos y esto nos puede salir caro en el futuro inmediato. El país no puede seguir cimentando su futuro en base a discursos convertidos en alabanzas y en franelas rojas para cubrir la ausencia de compromiso. No podemos seguir improvisando Rosario, no podemos seguir abarcando, interviniendo sectores de la economía

Cuando no contamos con las capacidades reales para una gestión exitosa. La única manera de seguir adelante, manteniendo nuestros espacios de influencia y rescatando aquellos que se han perdido, es por medio de la gestión exitosa en todas las iniciativas de gobierno.

Habrá capacidad de rectificación y enmendar desaciertos en los marcos del PSUV, en su dirección nacional, en sus vicepresidentes regionales, lo siento pero creo que no, pues ahí se encuentran los responsables directos. La revolución necesita un bisturí a profundidad de lo contrario nos estamos exponiendo a que ese proceso de erosión que nos vienen aplicando, como consecuencia de nuestras incapacidades, tenga efecto en los próximos eventos electorales. ¡Qué será del futuro del país con una asamblea nacional dominada por la derecha!, ni pensarlo, y a esto nos estamos exponiendo.

Con toda honestidad esto es lo que pienso, como reacción a tu valiente llamado de atención.

No es afán de protagonismo pues no soy personalidad pública y mucho alguien conocido en Venezuela, pero hace cuanto tiempo no vengo diciendo lo mismo en Aporrea o en la red y tu bien lo sabes cuáles han sido mis llamadas de atención, sobre la forma en como se convocó para la organización del PSUV, como el tema de la dirección colectiva, sobre el tema del proyecto de país.

Vladimir Acosta, tiene total razón, pero hace poco algunos lo agredieron en la red, por su pensamiento crítico con relación a temas vitales de la vida del país. El propio Prudencio cuanto insiste en denunciar situaciones, en llamar la atención sobre los problemas que se acumulan y no se resuelven.

Tienes razón, pienso que gran parte de la culpa del fracaso del sistema llamémoslo soviético, fue el estalinismo, las purgas implacables, a veces sin razón de ser, y el miedo que implantó este sistema stalinista. Fíjate que no lo llamo ni marxista, ni socialista. Pues en Rusia lo que se vivió fue la dictadura férrea de un sólo hombre, que incluso empezó a tener problemas con el propio Lenin antes de su muerte, Lenin habría aquilatado los peligros del carácter, y del estilo de Stalin, para entonces, secretario general del partido.

Cuba, es un problema distinto, pero a pesar de esto, se pueden establecer comparaciones y parecidos de lo bueno y de lo malo. ¿Quizá nosotros, necesitamos de esa mano férrea para hacer las cosas?

Yo no quiero pensarlo que se llegue a esos extremos, pues esto, como práctica política ya no tienen ninguna justificación en el mundo actual. Yo siento que Venezuela hasta el fin de los siglos se mantendrá dentro de los marcos de la legalidad vigente, dentro de los espacios de una sociedad plural en el plano político y económico, con un estado conductor y estratégico, ocupando las áreas más importantes de la economía, pero abriendo nichos de competencia para todas las manifestaciones de organización económica en los marcos de herramientas regulatorias que establezcan márgenes de utilidad, que establezca controles de calidad, que defienda al consumidor pero que estimule las capacidades de inversión de los diversos agentes económicos y productivos. Cuando veo que en Venezuela se habla todos los días de socialismo y nadie se ocupa de hacer los dibujitos correspondientes, pues eso me preocupa pues estamos cayendo simplemente en el mensaje panfletario, sin contenidos y esto asusta. No tenemos buenos ejemplos de naciones que hayan enrumbado hacia el socialismo y Cuba honestamente, no obstante las manifestaciones del bloqueo y factores naturales que han maltratado a la Isla, no es un buen ejemplo. En Cuba se han manifestando graves problemas y distorsiones, que hasta el propio Fidel ha denunciado, que nada tienen que ver con factores externos, sino porque el modelo construido fracasó, no camina. Cuba cayó en el copismo del modelo administrativo y económico soviético y esto la llevó al desastre, que en la actualidad por ejemplo más 75% de la tierra cultivable de la Isla está cubierta de mala hierba, porque las grandes empresas estatales agrícolas, como figura de producción, simplemente fracasaron y el sector cooperativo agrícola que sostenía la demanda interna de producto fresco, simplemente fue desmotivada con el transcurso de los años, porque siempre se impusieron las posiciones sectarias, de fronterizos mentales que tanto daño le hacen a economía como la cubana. La gente vive más de realidades y menos de consignas y en Venezuela puede ser que el cansancio, esté tocando las puertas de la revolución y no nos hemos dado cuenta, porque andamos "embarullados" por el ruido de las tribunas.

creo que tu vives muy encerrado y debes buscar la manera de generar relaciones, amigos por ahí que se pueden visitar, construir un círculo de interés, cualquier cosa hermano, yo también en oportunidades, más por mi situación de vida en oportunidades me caigo, pero por lo menos me voy al parque del barrio a pasear a mis perras.

No debes caerte hermano, piensa que por aquí habemos amigos que te deseamos lo mejor.

Es cierto lo que me dices, pero en estos momentos estoy en verdad por el piso. Lo que me escribes es muy cierto, fuera de un amigo con el que puedo hablar un poco (es uno de los pocos chavistas que hay por esta urbanización, pues los más son portugueses y españoles y por si fuese poco de ínfimas cultura y todos fascistas.

A veces, y son muchas, hablo con alguno de mis perros, son buenos amigos en la soledad, Wayuu, el siberiano o catire, el que le llamo latero pues lo recogimos de la calle, y gracias a eso está aun vivo.

Catire, tiene un pequeño balón de futbol que le compré, y a veces nos ponemos a jugar, le gusta es un buen futbolista de paticas.

Ya ves, esto es mi vida, pues aquí no conozco a nadie y llevó ya como dos años y medio.

Claro, es bonito agradable y tranquilo pero la soledad, es triste.

Espero poder reponerme de esta melancolía que me embarga, pero por ahora no lo he logrado. Estoy desmollejado (como dicen los maracuchos) para decir cansado.

Bueno que más puedo decirte, uno ve este Mundo tan poco solidario - lo que me ha pasado a mí, y encontrar un amigo solidario, es como hallar una aguja en un pajar.

Un abrazo mi aguja del pajar, y suerte en todo pana.

Voy a reasumir, esta mañana sentado en la placita de los banquitos -que así le llamo- viendo al fondo el mar entre unas verdes lomas y con la suave brisa mañanera, me encontré con un pintor y latonero, de pelo blanco y origen barranquillero -Colombiano- muy simpático, me contó varios chistes que me hicieron reír y olvidarme de los malos ratos. Tiene su propio taller de pintura y latonería. Bueno tú sabes que los mejores acordeonistas del Mundo son colombianos. -eso me dijo él- Al final me dijo: Yo simpatizo con Chávez, pero me gusta vivir como los ricos. Ahí está todo dicho, la especie humana es así. Por eso es que Jesucristo hay uno sólo.

Me gusta lo que dices, que saliste al parque a disfrutar del día, del aire y del paisaje. Eso me gusta y sigue así.

Así es la especie humana por eso no debemos meterle ritmos que vayan más allá de su capacidad de asimilación. Es un error hermano cuando hablamos de socialismo construidos por seres que pareciera, de acuerdo con las escalas que se aplican, que deben ser algo así como ángeles caídos del cielo. El ser humano con todas sus distorsiones es la levadura del futuro y eso debemos entenderlo, porque sino pegaremos la cabeza en una roca. Yo creo que estás de acuerdo con lo que te escribí antes. Créeme que quiero ser totalmente honesto en lo que pienso, porque es producto del razonamiento lógico y de la experiencia que dan los años. Es necesario construir una sociedad en que el hombre pueda ser feliz, con todas sus deformaciones y vicios, factores que debemos tomar en cuenta para diseñar una propuesta política que sea del recibo de las grandes mayorías. El socialismo no puede ser impuesto de ninguna manera, pues que esta vía a lo único que nos puede llevar es al desastre, uno más de aquellos fracasos que se han acumulado.

Muy lógico, distamos mucho de ser dioses, somos seres humanos, pecadores y con defectos y pocas virtudes, así debemos tomarlo como somos en realidad. Debemos ser realistas, y aunque esto no va de acuerdo con las utopías, construir con los materiales que tenemos a mano la mejor vía donde el hombre del futuro pueda ser al menos más feliz y exista mas equidad y más justicia social. Un Mundo más igual para todas las clases sociales, sin miserias y sin pobres.

Ese sueño, quizá se pueda lograr, pero en verdad no en este Mundo. Será en otro diferente. Donde el ser humano sea más perfectible. Ya el tiempo del espacio para nuestro planeta, está llegando a su final, fíjate los bruscos cambios de clima. Según saben los científicos de punta, que esta tierra tiene una marcada duración de unos 35 a 50 años más. Porqué te crees que buscan los EEUU desesperadamente en sus misiones al planeta Marte y la Luna rastros de la vital agua. Para tratar de sembrar en un futuro no lejano la semilla terrícola en dicho planeta. No te creas que escribo una de ciencia ficción no, esto que digo, es realidad.

Perdona mi ignorancia: ¿Qué son los MAC?

Si aquí he seguido tu sano consejo salir de mi claustro.

Un abrazo de pana

Los MAC son los medios alternativos y comunitarios, Lo demás que te dije son mis reflexiones. Para algunos soy un socialdemócrata, pues así me dice Carrasquero como que si fuera un insulto y una manera de bajarte el piso, pero para otros soy una persona con los pies sobre el suelo. Sigue ahí hermano, que no te pille el desánimo y levanta siempre la bandera de la rebeldía, hasta consigo mismo.

Un abrazo mi camarada y amigo.

* Estoy casi seguro que NO, ya es muy difícil hacer las cosas, que no se hicieron antes. Se ha perdido mucho tiempo en pendejadas. Se ha perdonado demasiado. Y no se han montado aún las nuevas estructuras del nuevo estado socialista.

* El Pana.

requenave1@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1331 veces.



José Juan Requena

Soñador, escritor y poeta.

 requenave1@gmail.com      @Ripidio

Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a88470.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO