Reducido proletariado

Proletario, hombre o mujer pobre lleno de hijos, sin trabajo, vivienda, educación; manifiesta el aspecto más significativo del pueblo.

El proletariado tiene un concepto preciso: es la masa humana de la clase más pobre. Los sin trabajo, así como los que trabajan para la oligarquía y la nueva burguesía que administra el proceso. Ese pequeño grupo, la elite, el alto gobierno, nombra proletario con fuerza, es su palabra favorita, igual que revolución, aun cuando ya no saben lo que significa ser proletario ni revolucionario.

El proletariado es una concepción marxista. En este caso, los que lo emplean, irónicamente, son un reducido grupo que oculta ya su origen, incluso se molestan cuando alguien les recuerda sus vecinos y barrios. El poder que da el gobierno los nubla.

Es risible llamar proletario al pueblo, donde, precisamente, la gran mayoría de la población no consigue integrarse en ese reducidísimo “proletariado”, un grupito que no sabemos aun si se redujeron los sueldos, o por el contrario, le sacan la vuelta al proletariado que los Eligio para programar un cambio revolucionario que empieza por el cambio de conciencia individual. Todavía se los ve engreídos, indolentes, dignificados, llenos de prejuicios e indiferentes al cambio a los funcionarios del gobierno.

Capitalistas criollos vestidos de revolucionarios, obtienen beneficios de la explotación material del proceso. La masa proletaria debe soportar grandes excesos y equivocaciones con la complicidad presidencial, porque, no es posible que por TV se critique los excesos de esos funcionarios por parte del presidente Chávez y luego pase el tiempo como si nada. El proletariado sigue esperando el ejemplo anunciado por usted camarada presidente de la nevera. En ella, usted regalaría la nevera vieja como ejemplo y los funcionarios que más tienen compartirían con el pueblo más pobre lo que no necesiten, pero…promesas, mas promesas dilatan la revolución en su esencia, la credibilidad. Y, solo citando uno de los muchísimos excesos verbales ofrecidos en las cadenas nacionales o en cualquier programa de TV Sr. presidente.

La parte esencial del efectivo revolucionario empleado por la revolución, es la nueva clase media, sueldos, incremento salarial, beneficios médicos-alimenticios que la mayoría del proletariado verdadero no tiene, por supuesto, incluye la directiva del PSUV, todos omnipotentes sin importar cuanto duren en el cargo de vicepresidentes del partido, la petulancia es su carta de presentacion, feo espectáculo.

La expresión proletariado cobra fuerza en la administración pública, pues allí, si hay un sistema económico coherente que engloba a todos los burócratas basados en la apropiación de la revolución por parte de ese nuevo “proletariado”. En suma, esta versión emplaza con mucha precisión las nuevas nociones del pacto del siglo XXI o la división interna en la revolución entre chavistas y revolucionarios. Proletarios capitalistas y no son dos casos distintos, están unificados, con excepción claro, de los “mas proletarios”.

Proletariado actual, hecho real, es el resultado de causas que han cambiado desde hace años, anquilosis económica y social, nueva burguesía, dependencia política y económica interna, individualismo gobiernista, debilidad militar, funcionarios privilegiados y corruptos, conservación de la estructura capitalista comercial y publica, limitaciones para una economía moderna y autóctona, evolución desfavorable en los intercambios de mercado y capitales, lento avance en el mejoramiento de la calidad de vida de la población, liderazgo conformista e incipiente, mas una elite gobiernista privilegiada que nadie sigue por falta de moral revolucionaria, encierra a los nuevos y mas sofisticados “proletarios”.

Este proletariado es nuevo, y aunque este termino se emplee con frecuencia para subrayar los logros con la clase mas pobre, erróneamente, respecto a ellos, tienen tras de si, una evolución histórica larga y compleja que, por suma de causas sucesivas hace aparecer muy poco el fenómeno actual del manipulado proletariado.

Una buena parte de estas causas proviene de la mentalidad colonial. El proletariado constituye un fenómeno diferente para una revolución; en efecto, ni en el espacio ni en el tiempo coinciden exactamente. Si el pueblo es la causa verdadera de todo cambio, aun cuando históricamente, las revoluciones hayan presentado características diferentes, todas trabajaron y lucharon por la igualdad de oportunidad del pueblo, esa la causa de una revolución; no es la causa de un grupito de engreídos en el alto gobierno.

Las revoluciones antiguas, tienen muy pocos comunes con esta, con respecto a los valores y principios éticos revolucionarios especialmente. La nueva denominación proletaria, en donde, los dominios del gobierno no se caracterizan todavía por superar el interés político de unos cuantos por la necesidad extrema del verdadero proletariado.

Continúan postergando la solución al salto socialista ¿que el pueblo todavía no esta preparado para ese salto? Ningún pueblo lo esta, ni lo ha estado para cambiar un sistema por otro. Solo hay que hacerlo, saltar, haciendo con planificación, razón, desinterés. No hacerlo fue uno de los peores errores de las otras revoluciones, junto a la preparación infinita de la llegada del socialismo por manipulación del gobierno para perpetuarse en ella.

Solo se lograra la transición, cuando cese el individualismo de los liderazgos, de los largos… liderazgos, y el pueblo despierte definitivamente para tomar el poder hoy, no mañana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4188 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: