Pastel en el cielo

La antigua internacional comunista, solía proclamar que la finalidad de la Iglesia era inculcar a los trabajadores,”tendrás un pastel en el cielo cuando mueras, mientras los capitalistas comen pastel hoy”. Y parece ser que continuarán comiendo pastel con los mil millones de dólares entregados a la oligarquía para proyectos industriales.

El análisis marxista descansa en la teoría laboral del trabajo, señalando el sistema clásico de la izquierda social. Los ingleses eligieron una lógica basada en el derecho moral del capitalista a los aumentos de productividad. Después los estadounidenses afianzaron el sistema del capital como factor productivo. El marxismo niega ese derecho moral al capitalista industrial o terrateniente y lo conceden al trabajador por justicia e igualdad social.

Lamentablemente el empleo de tecnologías, monopolizadas por los EEUU especialmente, creó en los pueblos expectativas para superar la pobreza. El trabajador se transformó con su equipo en bienes consumibles, por lo tanto sin opción al reclamo, pasando a ser parte del capital, al tropezar con este hecho los trabajadores y los lideres en revolución comparten algo la teoría marxista con la práctica capitalista, procediendo a premisas distintas de la ética revolucionaria.

La planificación nacional, no puede efectuarse bajo la presunción de una necesidad política urgente, como suele ser la práctica general, eso hace presumir cierto temor, adoptando medidas para luchar contra la desestabilización, al contragolpe, pero permitiendo que esta gane terreno, sin aprovechar al máximo, como estrategia política la división existente, por las ansias de poder de sus miembros en los partidos políticos de la oposición. Esta es la peor estratagema revolucionaria de estos últimos años. Se comprenden los peligros del imperialismo, de las oligarquías, del abuso de los medios de comunicación, pero después de todo lo vivido con la oligarquía, contra revolución, difamación, terrorismo mediático, racismo, invitarlos a que participen con el gobierno en la reestructuración industrial, es inaceptable. Así, no es raro que no se tomen medidas eficaces, antes de la metida de pata de algún funcionario o de nuestro líder con hambre de gloria, creando una atmósfera de improvisación perenne. Este hecho fue uno de los elementos de la caída de los sandinistas y del gobierno de Ortega en Nicaragua. La invitación a la oligarquía a participar con el gobierno.

Estos hechos circunstanciales desnudan los programas de los medios de comunicación y lamentablemente de VTV, ya sin ninguna neutralidad ética, al servicio de la reflexión social, por ende a la construcción del tejido revolucionario, en programas donde los compañeros Aristóbulo, Silva y Vanessa, confunden lealtad revolucionaria con esclavitud mental, el hecho de ser candidatos para gobernadores y alcaldes, o pertenecer al PSUV, no les da derecho a subestimar nuestra inteligencia, “sugiriendo” desviaciones, a las equivocaciones del gobierno. No hay nada de malo en que éste diga me equivoqué, voy a rectificar y punto, pero empezar a actuar como dueños de la verdad, imponiendo justificaciones con preguntas divididas, que si el presidente dijo esto o no lo dijo. Es un despropósito, antes de haber ganado nada, me parece una excesiva petulancia y conformismo que tiene que terminar.

El presidente de ese canal, Sr. Pimentel, continúa fracasando en el proceso revolucionario por su escasa convicción revolucionaria no se diga socialista, por su desinterés en el conocimiento sobre el manejo de recursos humanos y comunicación social en procesos revolucionarios. Necesario es, revisar los programas de influencia política revolucionaria emitidos al pueblo. Los empleados a su servicio, hay que brindarles todo el apoyo, sin ellos UD y el canal no son nada, ya la charada de cobrar por las noticias de su canal, la resolvió el presidente. Pero demostró la pugna entre UD y el ministro Izarra, la disciplina revolucionaria es importante señor Pimentel, para entender la revolución, sus motivaciones y la opción del ser humano, quien determina lo que habrá de suceder en el proceso.

Lo importante es el pueblo, dueño de la revolución, así ustedes crean que este no entiende el proceso revolucionario, es todo lo contrario, la masa ya esta de regreso, cuando ustedes van de ida, de lo que se trata es de caminar juntos, para no saltarse trechos del camino. Pero el estancamiento revolucionario se da, porque personas como ustedes, los confunden cada vez más, omitiendo elementos políticos como el de las FARC y la de los contra revolucionarios oligarcas, festejando el pronunciamiento presidencial. En revolución los problemas del proceso, hay que tratarlos públicamente como hace el presidente, la lealtad también es critica, eso es honestidad y convicción ideológica, decirle al amigo y líder, que también es nuestro líder, camarada, y presidente esta equivocado, no es así, mi criterio es este…

Si Aporrea tuviera una cuarta parte del presupuesto de venezolana de televisión, ya estaría proyectado la radio, periódico, y canal revolucionario al servicio del pueblo, por eso la gente acude cada día mas a este espacio de reflexión y comunicación social, contribuyendo a la construcción revolucionaria, con la participación de la masa, ante la mediocridad de los espacios de opinión de nuestros medios y últimamente de VTV, a raíz de las candidaturas de sus moderadores.


A falta de conocimiento sociológico sobre manejo social en revolución, porque no existe, se modifica el sistema, en este caso el proceso, exclusivamente por métodos basados en criterios técnicos de caos social, sin demasiada preocupación por sus efectos populares, los mismos no son estudiados, bajo un sistema civil, sino militar de respuesta inmediata, las repercusiones en la masa no siempre son las esperadas, desde el punto de vista de los cálculos electorales y si que tienen consecuencias a largo plazo en el desarrollo revolucionario, especialmente por los sabelotodo, que manifiestan que la masa muestra interés 45 días antes de cualquier elección, eso es discutible, esa arrogancia producto de la enfermedad del ego superior, es nefasta como sugerencia, peor como consejo socio politico, de quien se encuentra tan cerca a usted. No quiero decir que rectificar esta mal, al contrario es un buen gesto político, el problema esta en hacerlo repetidamente, y volver a equivocarse, así una y otra vez, haciéndolo ver presidente, solo en compañía, y demostrándonos todos los días, que el problema continúa estando en el hueco o vacío existente en el medio, de Chávez y el pueblo, un eterno caos que nueve años después continúa sin solución. No se olvide que usted también es un estadista presidente, como tal hay que planificar los pasos revolucionarios a dar.

Celebro, aplaudo y felicito a UD, por la condonacion de la deuda a 25 mil campesinos de la patria, los créditos blandos para agricultura, por la apertura parcial en la compra de dólares por hasta 50 mil, para transacciones de materia prima y por suprimir el impuesto a la transacción financiera, son hechos que posibilitan el socialismo a la unión social, pero especialmente por dejar en claro, el socialismo como sistema socio- económico para Venezuela, compañero presidente. Pero invitar a la oligarquía representada por los empresarios con mil millones de dólares, cuando estos son los causantes del capital golondrina y los títeres que hacen posible la guerra sucia contra la revolución, eso es harina de otro costal. UD esta incumpliendo con la ética revolucionaria de su gobierno y con los valores revolucionarios de servir al pueblo necesitado primero, al invitar a los oligarcas a que fomenten el desequilibrio de la nación. Esa plata debería ser invertida de manera inmediata en la extrema pobreza y directamente.

Prestémosle atención a la masa, Sr. Presidente. La gente propia y ajena, empieza a sobrevivir en el sistema, a buscar variables hasta que pase el tiempo, hacen uso del abastecimiento de alimentos, y se las ingenian para decir si a la revolución y para decir no en la misma revolución. Esa es una situación crítica a la ideología socialista, para el conjunto revolucionario que hay que considerar, antes que otro miembro de su tren ejecutivo se equivoque una vez más. Trabaje de la mano con el pueblo, UD cada vez que puede manifiesta que tiene que prestar atención a los detalles que se elaboran desde las estructuras de gobierno, para evitar problemas como los suscitados con la ley de inteligencia y contra inteligencia, o la remoción de la ministra de hábitat, o lo que ocurrió con el tema del transporte y lo que esta ocurriendo… con la revolución, por ahora, solo UD lo sabe.

Gran parte de lo que se esta haciendo hoy con la Ley Habilitante, se habría podido realizar antes. El sistema venezolano de acumulación, no depende de la libre opción de ahorrar e invertir por parte de los consumidores para alterar o consolidar el mismo, por otra parte la insistencia, en el empleo del poderío energético, de manera exclusiva, hace que el proceso revolucionario se parezca en muchos sentidos, a lo que el capitalismo califica de “progreso”, puesto que privilegia la acumulación del capital, como reserva internacional. Siendo este uno, sino el más importante logro de la economía publica, haciendo ver la influencia de un nuevo socialismo energético para la región, que no tiene nada de malo, si estaríamos consolidados interna y externamente como revolución social socialista, pero como no lo estamos, dificultamos los procesos internos de naciones hermanas con los mismos problemas de desestabilización, por la guerra sucia promovida desde el imperio con la ayuda de las oligarquías locales, pero sin contar con la capacidad económica nuestra y porque esas naciones, en el caso de Ecuador y la misma Bolivia, no tienen asegurada la nueva constitución.

La permanente amenaza de guerra posibilita la utilización de los valores y actitudes desarrolladas en estos años de revolución, para exigir heroicos esfuerzos tendientes al sostenimiento del cambio, procurando acelerar la integración militar con el pueblo. Pero esta circunstancia distrajo economía para compra militar y esta bien. Pero limitó la inversión en bienes de consumo, cosa que no hizo y no hará la oligarquía en ninguna circunstancia; claro que en un país como éste, eso no debería sentirse económicamente hablando. Por eso resulta difícil comerse el pastel en la tierra, por los cálculos comparativos con la verdad socialista. Que nadie sabe como construir un socialismo es cierto, pero hay elementos básicos por donde se debe empezar, para promover la igualdad de clases, la igualdad de oportunidades, y esto solo se logra destruyendo la explotación del hombre por el hombre, es la única manera que yo conozco para un cambio de modelo político social, y eso lo conoce Castro, Ho Chi Min, El Che, Marx, Lenin, Allende, y todos los pueblos que sufrimos en carne propia la pobreza, y UD presidente, por eso señor, le solicito humildemente arreglar los problemas internos con el pueblo, para empezar a consolidarnos, antes de las elecciones de noviembre.

Nosotros queremos comernos el pastel en la tierra, no en el cielo y con el pueblo festejando la consolidación revolucionaria. El problema nos interesa en la forma que deberá ser enfrentado. En el estudio del pasado se deben considerar, hechos del pasado, en la actualidad, cualquiera sea el grado en que estos corroboren o contradigan los mitos socialistas, que se esgrimen oficialmente para explicarlos, sabemos que el socialismo tiene que ser nuevo y a imagen de los venezolanos, con sus virtudes y defectos, con su potencialidad natural, energética, canalizada de manera soberana. A medida que vamos experimentando las relaciones reales entre el sistema revolucionario y el camino al socialismo, y a pesar de la evidencia de la abstención electoral, por parte de gente que deben elegir entre el consumo y un incierto ahorro, tiene mucho menos que ver con lo que se invierte en el conocimiento de la política de izquierda, de lo que admite la explicación del gobierno.

Lo cierto es, como lo demuestra la lucha de clases, la disparidad entre la teoría y la práctica es alarmante, representa uno de los cruciales problemas de la teoría socialista en este siglo, que hay que resolver, mientras se transite la senda revolucionaria.

rcpuma061@yahoo.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3449 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: