"La iniciativa Yaracuy es necesario tomarla en cuenta"

La Constitución del Partido Revolucionario y acabar con el Estado Viejo Burgués, es una necesidad inmediata

Si tomamos como base cierta el hecho de la construcción de un partido que sirva de herramienta para profundizar la revolución y construir la sociedad socialista, requerimos de un inmenso esfuerzo para cambiar una serie de conductas que están sembradas dentro de la mayoría de los integrantes del estado viejo; es de esta manera como corremos el riesgo de caer en una paralización y dejarnos arrastrar por la inercia del sistema hasta llevarnos a un callejón sin salida. La burocracia estatal vegeta en un sistema "hecho a la medida" para vegetar y parasitar, sin profundos sacudones es imposible desmoronar este sistema de cosas que le permite al estado viejo burgués mantenerse intacto si no se promueve los cambios estructurales requeridos.

La visión del nuevo estado tiene que ir, en el caso venezolano, hacia el fortalecimiento y la puesta en marcha de la "Democracia Participativa y Protagónica" establecida en la constitución bolivariana de 1999; ahora bien, esto no solo es cuestión de deseos, es cuestión de instrumentación de un plan que incorpore a todo el tejido social revolucionario venezolano; asimismo se requiere dar un salto cualitativo en la conducción del proceso, es decir, se hace necesario romper con el esquema pequeño-burgués que prevalece en los instrumentos de decisión y de ejecución de políticas gubernamentales; atacar partes sensibles como el sector Salud, servicios públicos como: electricidad, comunicaciones, agua, etc. Igualmente lo referente a el sector de servicios como alimentos, Mercal y toda la red alimentaria.
No solo estamos obligados a derrotar la superestructura capitalista en el aspecto del estado político-administrativo, es decir, la burocracia estatal, sino también toda la superestructura económica en manos fundamentalmente del sector privado y fuertes lazos con la burguesía internacional.

Para lograr algún avance concreto en este plano, necesitamos desde ya potenciar y coordinar, desde el gobierno central una serie de iniciativas que también se están desarrollando en los ámbitos regionales; nos parecen perfectamente viables y pudieran ser un motor al servicio de esa necesaria coordinación que debe existir entre el gobierno central y los gobiernos regionales. En Venezuela como sabemos, el estado burgués desarticuló el estado y lo atomizó en 335 municipios y 25 gobernaciones; estas estructuras mantienen autonomía político administrativa. Este enfoque, del estado cercano al pueblo, más no en manos del pueblo, hoy resulta ser lo más retrógrado para la profundización de la revolución. En su momento, esta iniciativa, aprobada por allá a finales de los 80', pareció ser una solución factible, gracias a ello, ciertos espacios fueron conquistados por sectores de izquierda progresista, sin embargo, rápidamente el sistema hizo gala de su poder para "amoldar" las visiones de izquierda y convertirlas en "visiones institucionales", presas solo en el enfoque de la llamada "revolución institucional" que a la larga solo se ha convertido en un retroceso.

Las consecuencias desbastadoras de esta "atomización del poder" son elocuentes; una decisión tomada desde Caracas se enfrenta a la dura burocracia enquistada en las regiones y en los organismos del propio gobierno central. La planificación no tiene los efectos requeridos y los resultados son absolutamente mezquinos; en este orden de ideas, se hace necesario trazar una estrategia en donde se involucre elementos del llamado "poder regional".

LA "INICIATIVA YARACUY"

Hasta ahora solo se observa iniciativas muy esporádicas, un ejemplo que vale la pena tomar en cuenta, es la llevada a cabo por la Gobernación de Yaracuy en donde durante 3 días se debatió sobre distintos temas y se le colocó por lo menos la palabra socialismo, aunque reconocemos que en la práctica la propuesta tiene muchas fallas y no se observa un órgano rector de una política que trascienda más allá de un acto que ojala no se convierta solamente en algo "simbólico"; pero lo importante es destacar que por lo menos tomaron la iniciativa. En esta actividad se discutieron los siguientes temas: Ordenación Territorial y nueva geometría del poder, Nueva Geopolítica Nacional, Nueva Geopolítica Internacional???(Nos parece que no es tema de una gobernación...pero bueno), Modelo Productivo Socialista, Nueva Ética Socialista, cabe destacar que esta última línea de discusión, se instalaron mesas en las siguientes áreas:

* ETICA SOCIALISTA Y FORMACION IDEOLOGICA

* DEMOCRACIA PROTAGONICA Y REVOLUCIONARIA.

Esto nos parece una iniciativa interesante, pero también consideramos que sin la coordinación y participación del gobierno central será cosa muy difícil de lograr cosas tangibles en función de este proyecto, no obstante, tomamos como referencia esta actividad e iniciativa del gobierno de Yaracuy como un ejemplo de lo que hay que hacer; esto debería estar ocurriendo en todas las regiones del país y todos los gobernadores debieran estar trabajando en función de ello. A pesar que no conseguimos un nivel óptimo en los debates, un enfoque adecuado y la "voluntad política" necesaria como para incorporar a todos los sectores revolucionarios, quienes lo hicieron pudieron corroborar que existe "una sed" por encontrar fórmulas afectivas en función de una transformación y profundización del proceso revolucionario. A pesar que siguen existiendo los prejuicios propios de la "autodefensa burocrática", el debate sigue estando muy contaminado por la visión derrotista y oportunista de cierta burocracia, si los líderes del estado saben capitalizar esta iniciativa, los resultados pudieran trascender mucho más allá de los límites regionales, ahora, esto hay que imprimirle la velocidad y la informalidad propia de la revolución.

Lamentablemente, y viendo hacia el ámbito nacional, el peso político del gobernador de Yaracuy Carlos Giménez, en el ámbito nacional, no lo coloca en el rango de liderizar una gran cruzada nacional por la incorporación de las regiones a los temas centrales del debate nacional y del debate de la propuesta revolucionaria contemplada en la reforma propuesta por el presidente; ahora esta iniciativa, que llamaremos "Iniciativa Yaracuy", y si existe de otra parte bienvenida, pero sin embargo, no hemos leído nada al respecto, como señalamos, la "iniciativa Yaracuy" debe ser fortalecida en el plano ideológico, conceptual y en lo concerniente a lo estratégico, igualmente debe contar con un impulso en lo referente a la difusión de este tipo de iniciativas; no sabemos porque razón, pero creo que ni siquiera VTV, Radio Nacional y otros medios del estado le dieron cobertura a una iniciativa de esta magnitud y a pesar de la importancia de la misma.

En opinión del Presidente del Colegio de Abogados de este estado, Jesús López, "se trata de darle una respuesta tangible al triunfo en el estado de la propuesta del Si", sin embargo, más allá de los formalismos creemos conveniente y necesario que esto debe formar parte de una estrategia nacional en donde se comience a desperezar los factores del poder regional e incorporarlos a este esfuerzo colectivo que representa la propuesta de reforma y la construcción del nuevo estado socialista.

Aún cuando no conocemos la opinión del gobernador de ese estado, su compromiso con la reforma y el planteamiento del presidente, en lo referente a la construcción del socialismo, nos da la esperanza cierta de contar con un aliado que mantenga esta visión de la necesidad de impulsar, desde todos los espacios, la construcción del sistema socialista.
Estamos claros que este tipo de actividad no es la panacea, hay que ir más a fondo y tiene que interrelacionarse de lo general a lo particular y viceversa, es decir, hay que crear una relación entre las políticas nacionales y estas iniciativas regionales, es la única forma de poder avanzar en ese proceso necesario de agudización de las contradicciones que debe existir entre el viejo y el nuevo estado; estas contradicciones no se pueden colocar bajo la alfombra, por el contrario, a los revolucionarios nos obliga el compromiso histórico de agudizar estas contradicciones para que desde allí nazca el estado que queremos, el estado socialista.

Muchos señalan que una propuesta de este tipo es "una propuesta subversiva", yo pregunto ¿Es o no es Chávez un subversivo? y más allá de Chávez, su propuesta. La propuesta de Chávez es subvertir el orden burgués y si quienes le seguimos nos diluimos en formalismos pequeño-burgueses, el sistema nos va a derrotar inexorablemente y jamás triunfará el socialismo. Aquí vale la pena recordar el ejemplo chileno, mientras Allende y la dirección política de la Unidad Popular, hacían cualquier cosa para no "incomodar" a la burguesía chilena, ésta al tomar el poder no tuvo sonrojo alguno en asesinar en el lapso de un mes más de 30 mil chilenos revolucionarios, previamente seleccionados y cazados como conejos, allí estaban fundamentalmente los radicales y los que proponían un estado obrero, asimismo como los integrantes de "los Cinturones Industriales", organización de trabajadores que a la postre demostró estar absolutamente más clara que la dirección política de la Unidad Popular. El Che decía que a los movimientos populares nos cuesta aprender de los ejemplos, sin embargo, la burguesía si aprende de sus errores. Los revolucionarios venezolanos tenemos ante nosotros dos tareas urgentes: La construcción del partido y la transformación del estado, pero la transformación radical. En estas iniciativas nos sale la tarea de sumar fuerzas, por los momentos todo se limita a iniciativas aisladas de algunos camaradas, hasta ahora, nuestra obligación es impulsar, coordinar y apoyar moralmente estas iniciativas proponiendo que las mismas, como la "Iniciativa Yaracuy", se conviertan en una iniciativa de todos los gobernadores y alcaldes bolivarianos. No es fácil la tarea, sin embargo, es la tarea, hay que hacerla, sin dilación, sin perder más tiempo en nimiedades y fatuidades.

El presidente Chávez necesita el respaldo y el apoyo de todos los Gobernadores y alcaldes bolivarianos del país, los que creen en la revolución y el socialismo, de todos sus ministros y demás funcionarios que tengan alguna responsabilidad. Ahora bien, no es fácil asumir la "visión dual" del estado formal y el estado insurgente. Los que abogamos por el socialismo proponemos un nuevo estado e insurgimos contra el viejo estado burgués, ahora, la tarea no es sencilla; sobrarán camaradas que serán reducidos y "domados" en el transcurso de esa batalla; una batalla fundamentalmente ideológica, con alto contenido político y revolucionario en donde quien no comparta esa visión se enfrenta a la dicotomía de perecer frente al estado capitalista, aún permaneciendo vivo, pero políticamente vueltos cadaver; allí esta Ramón Martínez, Didalco Bolívar y otros. El sistema los consumió, los volvió polvo cósmico.

No podemos dejar pasar por alto, las iniciativas a la cual hemos hecho referencia, sin embargo, recomendamos a los camaradas que están al frente de este tipo de iniciativas, para que no se queden en meros "saludos a la bandera", hay que darle un profundo contenido político revolucionario, enmarcado en el concepto de la Democracia Participativa y Protagónica de la cual el presidente lo propuso como: Poder popular. Este tipo de iniciativa no puede quedarse en el tintero o en las reacciones esporádicas que nos caracteriza muchas veces, tienen que seguirse estructurando y agarrando pueblo, en definitiva se requiere de pueblo para poder hacer el nuevo estado socialista, ausente de él, solo será una medida demagógica más que estará signada por la derrota. Al gobernador de Yaracuy le enviamos este mensaje; si en verdad esta propuesta se impulsa desde las regiones y usted quiere encabezar esa iniciativa, hágalo, pero fortalezca la propuesta con una visión distinta, una visión subversiva, si todo se reduce a colocarle "paños calientes" al sistema, no hacemos nada y estamos condenados al fracaso; se trata de derrumbarlo, derrotarlo y sobre sus cenizas construir el nuevo estado socialista.

latojeda@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2665 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor