Las iglesias y religiones en decadencia

Desde siempre cada uno de nosotros, tenemos dos posibilidades o dos opciones. Dejar que los demás nos digan lo que debemos pensar y creer, o examinar las pruebas por nosotros mismos para llegar a nuestras propias conclusiones.

La historia como ventana al pasado, me ha enseñado que las iglesias y las religiones son laboratorios para la domesticación de seres humanos, desde siempre. Por más de dieciséis siglos casi toda Europa estuvo bajo gobiernos cristianos y desde México, hasta Chile, tenemos una identidad cultural común. En la época de nuestros abuelos no había más que una religión, el catolicismo que espada en mano impusieron los conquistadores españoles en el siglo XVI. A lo largo de quinientos años la iglesia apoyó las conquistas y sus gobiernos impuestos a cambio de gozar respaldo económico, propiedades feudales y el reconocimiento como religión oficial.

Hace tiempo escribí “LA IGLESIA DE LEJOS EL MANDATO DE JESÚS”, una parte dice: Los jefes religiosos pueden ayudar a superar los tabúes capitalistas-culturales-políticos, en la lucha hacia el control de la población, ya no, insistiendo en el sistema de la oligarquía, sino, más bien en el mejoramiento de la calidad de vida. Y aún, cuando la jerarquía católica no ha cambiado su política oficial de falsa moral, muchos sacerdotes están seguros que el cambio revolucionario es un clamor general que tienen que aceptar.

La Casa Blanca del Vaticano, su participación activa en la política mundial en movimientos políticos populares, ocasionó que millones de creyentes emigraran a otras religiones. En todos lados, en todo el globo se levantan iglesias que acogen otras religiones con características diversas, muchas de ellas parecen tener propietarios, en América Latina los cristianos evangélicos a su vez divididos en docenas de iglesias, cuyo dueño parece ser un pastor, cuando esta crece se fragmenta para dar lugar a otras iglesias diferentes, responsabilidad de esta proliferación de iglesias y religiones la tienen el Vaticano, las jerarquías eclesiásticas locales, los curas, por predicar lo que no practican. Sin embargo hay curas conscientes que el rumbo tomado por la oligarquía eclesiástica para favorecer a las clases más altas los aleja del pueblo, así en 1960, una campaña a favor de los pobres impulsó la llamada teología de la liberación, movimiento nacido en Latinoamérica, constituye una protesta contra la miseria en la que viven la mayoría de los pueblos católicos.

La Religión católica alineada al lado del poder, la llevó a la decadencia, todas desde la Anglicana, católica, metodista, y las iglesias reformadas unidas registran una caída de la moral, por lo tanto una crónica decadencia. En el siglo XIX, el 86% de los matrimonios eran religiosos, para 1963 ya representaban el 60% y para el año 2000 bajó al 30%. Estos porcentajes nos proyectan que para el 2020 un 69% de la población mundial no tendrán afiliación religiosa, lo dice la oficina de planificación de la comunidad europea, “cada vez son más los europeos que acuden a la brujería, al ocultismo, en busca de consuelo que antes la daban las iglesias, el trabajo y la familia, en toda Europa, muchas iglesias han cerrado por falta de creyentes”.

Están matando a Dios, la gente toma de las religiones lo que le conviene a sus intereses. Los católicos y cristianos estadounidenses y europeos practican la devoción del consumismo y el dinero fácil e inmediato. Estas prácticas no se parecen para nada a las enseñanzas de Cristo y sus escrituras, Jesús nunca ofreció una religión al estilo sambil o bufet, en donde uno toma lo que quiere y deja lo demás. El camino de Dios y del socialismo implica esfuerzos y sacrificios, pero esto tiene mucho que ver también, con la cantidad de información respecto a la teoría de la evolución de Darwin, por 150 años ha ejercido el contrapeso a la teoría de la creación sostenida por la iglesia y sus religiones. En la actualidad parecería que la fe en Dios quedaría para los ingenuos, crédulos, ignorantes, pero no es así, 1400 millones de personas pertenecemos todavía a la iglesia católica, a pesar de ser una de las más politizadas y corruptas. Por mi parte creo en Dios, Jesús, la virgen María y mi Ángel de la guarda y, que estos crearon la vida mediante la evolución, lo que no creo, es en los curas y en las iglesias. Dios vive en mí, punto.

Las religiones son artículos comerciales para vender los servicios religiosos, The Wall Street Journal y The Economist le han dedicado sendos estudios a las religiones, afirman que las megaiglesias de miles de asistentes ofrecen paquetes completos de cuidado del cuerpo y del alma, así, algunos complejos eclesiásticos incluyen: restaurantes, cafés, salones de belleza, spas, instalaciones deportivas y entre sus atractivos figuran teatros, obras “Jesucristo Super Star”, visitas de famosos, música contemporánea, entonces que es lo que predican estos líderes religiosos: el evangelio de la prosperidad, uno de sus principios dice, para ser rico y sano done el 10% de su sueldo, y Dios dejará pasar casi todo en materia de moralidad. Otras dan sermones de autoayuda para ser triunfadores. Cada vez más personas prefieren las iglesias con status que poco hablan de las doctrinas divisivas, pero si hablan de política capitalista con acento neoliberal, racista, Newsweek resaltó, cada vez son más aceptadas las prácticas religiosas con desmayos, gritos, aplausos y pataleos. Este es un sondeo que muestra que la población tiene como opción de mayor crecimiento actual, ninguna religión, este estudio indica que las iglesias ganan feligreses porque otras las pierden. El abandono en grande de las religiones tradicionales es una constante que va en aumento. Hoy la lucha es entre las religiones por captar ingenuos, las más emocionalistas cada semana ganan, luchan con todo por mantener la popularidad.

La respuesta la tienen ustedes dos opciones, las iglesias y las religiones son la luz del mundo o son la oscuridad de la corrupción y la manipulación. ¿Dónde quedó el amor al prójimo y la neutralidad religiosa?, al contrario las jerarquías eclesiásticas acumularon inmensas riquezas y poder, en las cruzadas masacraron a cientos de miles de infieles y no compartieron el conocimiento, promovieron guerras homicidas entre hermanos de fe, son iglesias cristianas de fachada. Se dividen en nuevas iglesias, dejando a la mujer de lado, participando en política y manipulan la Biblia, la incredulidad de la población del mundo nace del cristianismo falsificado.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 11580 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: