El Arado y el Mar

Milei, Maria Corina, Madurismo, tres excreciones de la misma antivida...Qué falta hacen Chávez y Fidel

La vida en el planeta tierra corre peligro de extinción, es acechada por el desastre ambiental que destruye las condiciones mínimas para la vida y por una guerra nuclear que cada día se asoma ante los ojos impertérritos de la humanidad ocupada en trivialidades. La amenaza tiene su causa, es el capitalismo, una peste que causa malestar ahora, y conduce inexorablemente a la extinción de la vida.

No es casual que Fidel Castro escribiera en 2009 lo siguiente:


En la Conferencia Internacional sobre el Medio Ambiente convocada por la ONU en Río de Janeiro, afirmé como jefe entonces del Estado cubano: "Una especie está en peligro de extinción: el hombre". Cuando pronuncié y fundamenté aquellas palabras, recibidas y aplaudidas por los jefes de Estado allí presentes ―incluido el Presidente de Estados Unidos, un Bush menos tenebroso que su hijo George W.―, éstos creían disponer todavía de varios siglos para enfrentar el problema. Yo mismo no lo veía en fecha tan cercana como 60 u 80 años.

La Conferencia sucedió en 1992, hace más de treinta años, y la humanidad sigue imperturbable su camino a la extinción, es más, va acelerando el paso. No es casual que sea Fidel Castro el que advierta el peligro, se trata de un líder del Socialismo, es decir, un jefe de la Esperanza de la Humanidad, que se enfrenta a la causa del peligro de extinción, al capitalismo. Y sitúa la batalla principal de la humanidad en su real escenario: se trata del enfrentamiento contra el capitalismo y por el socialismo. La situación actual se puede resumir en la siguiente frase: "o la humanidad supera al capitalismo o perece, y con ella la vida planetaria."

Ahora estamos en condiciones de estudiar las formas que el capitalismo asume entre nosotros: Milei representa el capitalismo sin engaños, de frente, estimula al egoísmo, a la salida individual, lo lleva a su máxima expresión. Se arrodilla sin rubor ante los grandes capitalistas.

Mariacorina representa la forma sutil, esconde la verdad del capitalismo, tras la consigna Libertad, que es libertad de los capitalistas para seguir marcando el camino nefasto. Que la masa, embobecida con la consigna no levante la vista más allá de lo cotidiano, que no perciba el peligro al doblar la esquina, se preocupe sólo por las vanas promesas de hoy.

Al madurismo debemos mencionarlo aparte, su traición al Comandante Chávez, la liquidación de la posibilidad Socialista, no es un asunto político menor, se trató de una acción de "lesa humanidad", de importancia vital. La traición privó a la humanidad del ejemplo necesario, de la concreción de la esperanza de la salvación del humano. Fue una derrota de la vida y un triunfo de la antivida. Ojalá pueda la humanidad construir otras oportunidades.

Esa es la tarea fundamental de los revolucionarios, construir otro ejemplo, guiar a la humanidad hacia su salvación, hacia el Socialismo. Queremos pensar que Chávez, ante las amenazas de hoy, estaría convocando a una conferencia mundial por la paz, por resolver el peligro de guerra mundial que asoma hoy en Gaza y en Ucrania, y mientras exista el capitalismo mundial será una posibilidad real. Chávez no se quedaría tranquilo, porque era un verdadero líder de la humanidad, no un agente de la antivida.

¡Qué falta hace Chávez, que falta hace Fidel!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 992 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: