El Arado y el Mar

María Corina no es María Corina

Cándidos los que piensan que maría corina es sólo maría corina, aquellos resentidos que la atacan por sus apellidos, o porque usa perfumes caros, por su presunta soberbia, su terquedad. Se equivocan. Ella es una fachada de la cruenta lucha que sucede en Venezuela entre el Socialismo y el capitalismo.

Esta etapa de la lucha comenzó con el asesinato del Comandante, sigue con el madurato encargado de desmontar material y espiritualmente lo alcanzado en la construcción del Socialismo, y ahora se decide el cierre del ciclo contra el Socialismo. El madurato cumplió su papel de aniquilador del ensayo socialista, lo hizo muy bien; ahora debe salir, ceder el puesto a la reconstrucción del capitalismo. Ese es el papel reservado a mariacorina, o a su equivalente.

La lucha política de hoy no se puede reducir a las caras de maricorina y de maduro, a la ridiculez de los apellidos. Ellos son personificaciones de algo más profundo, la lucha final entre los antisocialistas por conducir la restauración del capitalismo. El madurismo, desvergonzado en su traición, y consciente de que vive sus últimos días, pugna, se retuerce, por permanecer, busca las alianzas con los rusos, inventa excusas y espectáculos, reprime. Sin embargo, su cortedad política le impide entender el momento histórico, y cada vez se hunde más. Ya les cumplió a los gringos, estos lo despachan sin prestaciones, al contrario algunos de la "costra nostra" tendrán que pagar las cuentas.

Mariacorina es la fachada, el ariete gringo en esta etapa, ella arrincona al madurismo que en su traición está débil, perdió el chivo y el mecate, perdió la pasión chavista y no construyó nada, arrasó con todo. Su campaña no es un arrebato de soberbia, es algo bien pensado, viene del frío del norte. Si la deja participar, sale derrotado; y si no la deja participar, sale desprestigiado, justifica una salida violenta. Internacionalmente nadie dará nada por ellos. Y los rusos en menos de lo que canta un gallo lo negarán.

En este escenario de puja entre los capitalistas, quien participe sin delimitar los campos, es decir, sin proyecto distinto al capitalismo, será fagocitado por él, terminará apoyándolo, e indefectiblemente desapareciendo como opción política, como esperanza. A lo sumo será un abanderado del imposible capitalismo humano, decente, un adorno.

El escenario está claro: por un lado está la falsa política, la simulación de lucha entre factores capitalistas un neopacto de punto fijo para que todo quede igual; y enfrente está la gran política, en la que se disputan la dirección social dos proyectos irreconciliable, el Socialismo y el capitalismo. Ya los capitalistas están en la palestra; el Socialismo está en el alma popular, no han podido borrarlo, eso significa la consigna "¡Chávez Vive!", está vivo en la esperanza que espera a sus líderes, espera el regreso del Comandante en el llamado a combate de la Diana Carabobo que nos convocará a la victoria, como en Abril, como en la lucha contra el sabotaje petrolero. Nos emplazará a despertar y volver al camino marcado en el Samán de Güere. Entonces asombraremos al mundo de nuevo, los pobres de la tierra sabrán que no están solos.

¡CHÁVEZ VOLVERÁ!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1542 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: