Experiencias de unidad nacional. Bolívar en 1818

La unidad nacional es un aspecto fundamental en la historia de cualquier país y en el caso de Venezuela, la figura de Simón Bolívar destaca por su constancia y visión para alcanzar esta unidad por encima de todo. 

Cuando en 1818 Bolívar inicio el desarrollo de la campaña del centro, el país se encontraba fragmentado y debilitado tras años de batallas y enfrentamientos internos pero comprendió que era necesario unificar las distintas facciones y regiones para lograr la victoria ante el imperio español. Es en este contexto político visualizado por Bolívar que se llevó a cabo la batalla de Calabozo, donde a pesar de ser superados en número, mantuvo sus consideraciones estratégicas y políticas obteniendo una victoria decisiva. En esta batalla por primera vez lucharon juntos las tropas de Bolívar y las de Páez, aunque este poco después se retiró para continuar enfrentamientos en San Fernando de Apure.

Es por ello que para muchos de los patriotas más allá de la victoria militar, lo más importante fue el mensaje que Bolívar quería trasmitir sobre la necesidad de la unión como aspecto fundamental para enfrentar al enemigo imperialista y sanguinario español y lograr la independencia, evitando el mismo fracaso de lo que ahora llamamos la Segunda República, debido a la desunión entre los grupos patriotas. Tal como al año siguiente lo expresaría en el discurso de Angostura: “Unidad, Unidad, Unidad, debe ser nuestra divisa” dejando claro que la unión era necesaria no solo para la creación de la nación venezolana sino como forma de gobierno. Entiendo que eso lo pensó y lo vivió durante la campaña del Centro.

En el día de hoy esta experiencia de Bolívar, la batalla de Calabozo de 1818 y la campaña del centro mantiene su vigencia pues por una parte muestra el vínculo directo entre los hechos del pasado y las tareas de hoy y por la otra nos enseña que la unidad nacional es esencial para superar los obstáculos que enfrenta este  país en los momentos de su lucha moderna por la prosperidad y el desarrollo que continuamente se nos están escapando de las manos. 

Aun con las diferencias ideológicas, políticas o regionales que ahora existen es fundamental que los ciudadanos se unan en torno al objetivo común de liberarnos de los esfuerzos opresivos de las naciones desarrolladas en el momento actual. Sin olvidar que la unidad nacional, aunque pueda tener cierta presentación romántica, es un hecho político donde todas las fuerzas participantes aportan algo pero que a su vez esperan recibir algún beneficio; cuidando esas diferencias debe estar el gobierno de la revolución para garantizar a cada una de las partes que saldrán fortalecidas de la unión y por lo tanto el socialismo así como todo el país. 

La unidad nacional como hecho político no solo es necesaria en momentos de lucha y guerra, sino también en tiempos de paz y transformación ya que la construcción de una nación fuerte y próspera requiere del esfuerzo de todos sus habitantes y depende de los sectores políticos para que no solo den preponderancia a un sector poblacional sino respeto y valoración al conjunto social.

En conclusión, la historia de Bolívar en la campaña del Centro, así como la batalla de Calabozo, nos demuestra la importancia de la unidad nacional en la lucha por la independencia, en la construcción nacional y ahora en la lucha por el socialismo. 

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 814 veces.



Oscar Rodríguez E


Visite el perfil de Oscar Rodríguez E para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: