Secretos de Venezuela (5)

Cómo ser un escritor de artículos de opinión famoso sin necesariamente serlo

NOTA PRELMINAR

Este artículo es oportuno, y creo que entenderán por qué, al leerlo.

Aquí les proveeré las correspondientes informaciones, links, etc., para que ustedes mismos lo intenten y lo comprueben. Verán que esto es algo muy interesante, bueno, digo yo. Me hubiera gustado hacer muchas pruebes diferentes con respecto a este tema, pero mi internet es tan lento y tan inestable (es el tercer peor del planeta) que me demoraría semanas en hacer las correspondientes pruebas, y no tengo el tiempo para hacerlo ya que me estoy muriendo y no voy a malgastar el poco tiempo que me queda (no sé cuánto exactamente), de esa manera improductiva. No señor. Sin embargo, creo que les proveo suficientes informaciones para que les sea fácil intentar las pruebas ustedes mismos, bueno, de tener un servicio de internet adecuado por supuesto, para que tampoco malgasten su tiempo.

Gracias, y espero que este secreto les sea útil.

ARTÍCULO

I

Primero, les voy a presentar el siguiente texto parcial de un artículo de opinión que escribí esta mañana en menos de 5 minutos para mandarlo a Aporrea para ser publicado … y después, más abajo, les diré mi secreto sobre cómo carrizo hice para escribir un artículo de opinión tan intelectualmente fantástico y tan intelectualmente complejo en solo 5 minutos (normalmente me demoro entre 4 y 6 horas):

"Vemos la proliferación de sospechas y declaraciones contundentes acerca de la nueva era de la verdad. Sospechamos de la profunda falsedad por la que el trágico discurso del «conspirador venezolano» trae protección financiera en el espacio de los negocios de Washington. La acumulación de frustraciones por la inminencia de un régimen de profesionales verdes, y por la luz verde apropiada por un conjunto de periodistas preocupados por la difusión de la verdad en Venezuela. Avergonzados por lo que sucede, compartiendo todo el apogeo del sombrío hermenéutico con la discusión de qué es lo verdadero en el pasado. Mientras los verdes drenan dinero, cubre los obstáculos. A ver como el verdad será delineada y desencadenada por un proceso patriótico e institucional, con la «pelea libre». ¡Corre! Somos libres en Venezuela. Y somos populares, hermanos, porque a lo largo de nuestro década, desde nuestra resistencia contra el dictador, las modificaciones de la Constitución, la reforma profesional que rendiría a una sociedad neocrática, a la verdad demagógica y contracasa, nuestra resistencia contra el homologuismo, la espaciosocialidad, la «sorpresa», la monetización de los problemas y la profundización del subsidio externo, hemos estudiado la doctrina socialista y democrática para llevar a compartir el verdadero concienciamiento. Haber iniciado en 1998 un proceso verde, convocando a un conjunto de profesionales, liderando un proceso de verdad puro, supuestamente seriamente comprometido, sin aspiraciones progresistas, con misersiones, demagogia, etcétera, ya sabemos quién manda. Por lo tanto, estamos haciendo verdaderos progresos en Venezuela, en manos de verdaderos revolucionarios, a los que ellos mismos parecen pervertir la verdad que les sonríen a ellos. Como verdaderos psicópolis. Convolucionarios, verdes y verdesorosos, hasta que, de esa derrota que aún se mantienen en el oído, los verdes e el verro vernos vuelvan a convocar la verdad. Al contrario de las cosas que ellos cometieron en nuestra historia. Al contrario de la glorificación que reclaman por la velocidad, por el saber, por al conciencia, por la conciencia irrenunciable de los cientos de profesionales. Sino de verdaderos concienciados profesionales, progresistas y auténticos comuneros."

¿Cómo les parece este texto?

¡Fantástico!

¿Verdad?

¡Soy brillante!

¿Verdad?

¿Entendieron algo?

Yo no.

Bueno, por orgullo, mi cerebro me dice que él sí entendió algo, pero no me puede explicar claramente lo que habría entendido.

De todas maneras …

¿Este texto no les hace pensar en otros textos parecidos (en estilo) que aparecen de vez en cuando aquí en Aporrea?

¿O será que repentinamente y milagrosamente yo me volví genio, y que por eso esta mañana pude escribir ese increíblemente fantástico artículo en solo 5 minutos, un artículo que, además, solo los lectores genios de Aporrea entenderían?

¡Qué maravilla!

Sí Luis.

¿Entonces?

¿Cuál sería mi secreto?

II

Bueno …

Aquí viene mi secreto …

Y es muy interesante, creo yo …

Mi secreto es gratuito, no cuesta nada, solo necesitan tener internet y una computadora (y electricidad) y un poco de tiempo, digamos unos 15 minutos para entenderlo perfectamente (es muy fácil), y enseguida podrán ustedes mismos empezar a escribir artículos de opinión fantásticos como el texto que les presenté arriba.

1. Vayan al sitio web: https://app.inferkit.com/demo

2. Donde dice, "Type some texte here and a neural network will generate more," empiecen una frase en español, cualquier frase, digamos algo sobre un tema que les interese, hagan como si empezarían a escribir un artículo de opinión completo, pero solo escriban alguna pocas palabras.

3. Enseguida vayan a la izquierda donde dice, "Try to include these words," e ingresen allí hasta 10 palabras en español que ustedes quisieran que aparezcan en su artículo de opinión.

4. Enseguida, hagan clic donde dice, "Generate text." Pueden ajustar el número de palabras que ustedes quisieran tener en su artículo al mover el control deslizante donde dice, "Length to generate," del lado izquierdo arriba, y/o al hacerle clic una y otra vez donde dice, "Generate text."

5. Finalmente, copien ese texto y colóquenlo en un documento Word, hagan algunos pocos ajustes, y ¡VOILA!, en pocos minutos han escrito un tremendo artículo de opinión.

(También podrían escribir tremenda poesía, o canciones totalmente originales y únicas, y también, las más fantásticas cartas de amor, ¿verdad?)

III

Pero …

Aun habiendo escrito el artículo de opinión más fantástico de Venezuela …

Y aun de Aporrea haberlo publicado (de ser el caso por supuesto)…

¿Cómo harían ustedes para asegurarse que su artículo llegue a ser entre los más leídos en la parte arriba de la página de Aporrea?

(Porque para ser un escritor de artículos de opinión famoso aquí en Venezuela, bueno, hay que intentar de ser siempre entre los más leídos en Aporrea.)

Respuesta:

Uno podría esperar que Aporrea lo publique y después sentarse allí todo el día y toda la noche frente a su computadora con la página de Aporrea abierta y hacerle clic a su articulo, abriéndolo, después cerrándolo, después abriéndolo otra vez, después cerrándolo, después abriéndolo, y cerrándolo, y así sucesivamente hasta que se les acabe la paciencia, o hasta que uno tendía que, por obligación o necesidad, despegarse de su computadora para, digamos, ir a comer, ir al baño, practicar hacer bebés, o tal vez, ir a trabajar, y cosas así.

Es que, cada vez que un artículo de opinión (o noticia) es abierto, lo cual se hace al hacerle clic (la palabra "clic" es importante, ver más abajo), eso agrega al número de lecturas que se indica en la parte baja de cada artículo (o noticia), lo cual impulsa el artículo (o noticia) hacia arriba con más lecturas, eventualmente haciéndolo a uno famoso por siempre llegar a ser entre los más leídos escritores de artículos de opinión en Venezuela (en Aporrea).

Sí señor.

Pero …

Suponiendo que yo fuera interesado en hacerme famosos de esa manera …

Esa táctica no me convendría de todas maneras ya que mi internet es tan malo que me demoro normalmente entre 30 y 90 segundos (medio minuto a minuto y medio) abrir una sola página de Aporrea, lo cual significaría que si quisiera llegar a tener, digamos, 3000 lecturas (clics) en uno de mis artículos, me demoraría unos 3000 minutos (un minuto por clic) en hacerlo, todo ese tiempo pegado como una mosca a mi computadora durante 3000 minutos = 50 horas, o alrededor de 2 días y noches consecutivas, sin dormir, sin comer comida, sin ir al baño, y sin practicar hacer bebés, ni nada.

Es no vale la pena.

¿Verdad?

¿De que sirve ser famoso si uno se muere de hambre al intentarlo, y además de no dejar progenitura para perpetuar su gran genio como escritor de increíbles artículos de opinión?

Bueno …

La otra opción, sería de emplear una granja de clics, o sea, una empresa que se especializa en hacer clics de manera repetitiva, y pagarles para hacer eso, y así asegurarse que todos sus artículos de opinión lleguen a ser entre los más leídos de Venezuela (en Aporrea).

Sí señor.

Esta opción, tampoco sería interesante para mí (de ser deshonesto por supuesto), ya que mi pensión es de menos de $7 al mes, y ciertamente me costaría substancialmente más que eso para hacer subir solo un artículo mío hacia la parte alta de la página de Aporrea entre los más leídos. Digamos que me costaría $30 para montar un artículo al puesto número uno de Aporrea, es significaría que me costaría alrededor de $500 mensuales, dinero que no tengo, y dinero que nadie me regalaría para hacerlo, bueno, ni tampoco me interesaría, porque yo no soy así.

Sin embrago …

Hay otra opción aun más fácil todavía, además, es una opción que NO les costaría ni un solo centavo a los escritores deshonestos o a sus amigos y colaboradores que quisieran ayudarlo secretamente para que sea famoso al siempre hacerles llegar sus artículos de opinión al tope de la página de Aporrea entre los más leídos … aun sabiendo que sus artículos serían fundamentalmente pura habladera de paja mecánicamente intelectualizada por ser generados artificialmente (como mi texto arriba) … y esta opción sería de instalar en sus computadoras una aplicación para generar macros, los cuales son simplemente grabaciones (llamadas macros) de acciones físicas ejecutadas en algún orden determinado cronológico sobre la computadora y que serían guardadas en una memoria (o dentro de la misma aplicación) para que en el futuro puedan duplicarse solo al abrir esa grabación (macro) y hacerle clic un vez sin tener que hace nada más.

Los macros son utilizados generalmente para efectuar acciones que son aburridoras y repetitivas, pero que se ejecutarían siempre en exactamente el mismo orden y de la misma manera, cosas como por ejemplo:

1) abrir un artículo de opinión en particular,
2) esperar que abra completamente,
3) cerrarlo,
4) volver a abrirlo,
5) esperar que abra completamente,
6) cerrarlo,
7) volver a abrirlo,
8) esperar que abra completamente,
9) etc., …

… las veces que uno quisiera, 10 veces, 100 veces, 1000 veces, 10,000 veces, o millones de veces sucesivamente, sin tener que hacer nada más que hacerle clic una ves al macro. Las granjas de clic ganan su vida cobrando a sus clientes para hacer precisamente eso, ellos montan los macros, y después los ejecutan el número de veces que el cliente quisiera, por un precio por supuesto.

Interesante, ¿verdad?

También, para que no se asusten, este asunto es sencillo, y lo explico aquí abajo punto por punto.

La aplicación que les propongo --- ¡Macros --- para hacer sus pruebas, de querer hacerlas por supuesto, no es la única, sin embargo, que yo sepa (y no sé mucho al respecto), esta aplicación sería una de las pocas gratuitas que servirían para este propósito:

1- Hagan una búsqueda para la aplicación, "¡Macros for Chrome," e instálenla. Es una aplicación gratuita (hasta cierto punto máximo de uso creo), es muy liviana, y es confiable si la descargan desde Google ya que Chrome pertenece a Google, además, la descarga es muy rápida (la instalación también).

2- Aprendan a usarla. Es fácil. Para entender el principio de un macro, y para entender cómo crearlos y usarlos vía esta aplicación (¡Macros), pueden ver el siguiente corto video de 2:14 en español (la persona que habla tiene una voz bien bonita además, bueno, para mi gusto por supuesto):

"Cómo automatizar acciones en Google Chrome"

https://www.youtube.com/watch?v=dQ9Qr3r1KZY

3. Una vez aprendido, aplíquenle un macro a su nuevo y súpero fantástico artículo de opinión escrito en pocos minutos y publicado en Aporrea (de ser el caso por supuesto), y ¡PRESTO!, su artículo llegará a ser el más leído de Aporrea.

Sí señor.

CONCLUSIÓN

Existen miles de maneras de ser famoso, o de hacerse famoso.

Uno podría tomar el camino del facilismo, lo cual implicaría la deshonestidad en la mayoría de los casos, o, uno podría tomar el camino noble.

Bueno …

Eso es todo lo que diré, por ahora, y espero que este secreto les haya sido útil.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1949 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: