Sí Luis

Personalmente, yo creo que todos deberíamos tener el derecho de pensar y expresar lo que nos dé la gana, cómo nos dé la gana, y que si alguien no quiere verlo, escucharlo, o leerlo, bueno, que lo eviten, y ya.

No creo en la censura de ningún tipo.

Sin embargo, así no funciona el mundo en ninguna parte que yo conozca, simplemente porque quienes mantienen el poder, sea político, religioso, o social, y siendo nosotros los defectuosos seres humanos que somos, a menudo incapaces de tolerarnos entre nosotros mismos, siempre inventamos, aunque creamos en Dios, aunque seamos bien educados, y aunque nos creamos inteligentes, razones para justificar el uso de la doble moral.

¿Verdad?

Pero, lo que más me impresiona al respecto, es cuando las altas autoridades, sean estas políticas, religiosas, o sociales (o de cualquier índole), usan la doble moral públicamente de manera agravada y descarada, así como lo hace el actual jefe de Estado venezolano (ver los ejemplos más abajo) y muchos de sus colaboradores y aliados, incluso Gian Carlo Di Martino, cuyos artículos de opinión son publicados regularmente aquí en Aporrea desde enero del 2017.

De acuerdo con su mini biografía, el es, "Politólogo, profesor, abogado. Ex-Alcalde de Maracaibo. Cónsul de Venezuela en Milán – Italia," o sea, él trabaja oficialmente para el actual jefe de Estado venezolano, quien anteriormente fue canciller de Venezuela, lo cual supondría que los dos se conocen personalmente.

(¿Será que por eso usan la doble moral más o menos de la misma manera?)

Bueno …

Me imagino que todos saben que en el 2017, el actual Estado venezolano inventó y aprobó una ley muy controversial y muy mal pensada y redactada en mi opinión que comúnmente se llama, "la ley contra el odio," la cual el actual Estado venezolano ha estado aplicando regularmente contra un montón de personas, simplemente por haberse expresado contra el actual jefe de Estado venezolano o contra sus colaboradores, sin embargo, que yo sepa, esta ley jamás la han aplicado contra ellos mismos aunque ellos mismos quiebran esta ley regularmente.

Aquí pueden ver un montón de ejemplos.

Y aquí abajo pueden ver otros ejemplos:

- El actual jefe de Estado venezolano llama públicamente al presidente de Colombia, "Porky."

- El actual jefe de Estado venezolano se burla groseramente y públicamente de un ciudadano venezolano.

- El actual jefe de Estado venezolano insulta públicamente a Trump, y su gabinete lo aplaude sin ninguna vergüenza.

Bueno …

Para no alargar más este artículo con el sinnúmero de ejemplos de esta aberración del comportamiento humano en las altas esferas de la maquinaria gubernamental venezolana actual …

En su más reciente artículo publicado aquí en Aporrea, Gian Carlo Di Martino, oficialmente cónsul de Venezuela en Milán, Italia, quien oficialmente trabaja para el actual jefe de Estado venezolano, y quien a menudo recurre a insultos públicamente aquí en Aporrea para justificar su punto de vista, dice un montón de cosas que tal vez pudieran ser consideradas palabras que van deliberadamente en contra de la ley contra el odio que su propia gente utiliza para meter presos a quienes ellos les dé la gana.

(¿Por qué no lo meten preso al actual jefe de Estado venezolano y a sus colaboradores por quebrar esta ley?)

Aquí les presento algunas de las cosas que Gian Carlo Di Martino dijo en ese artículo, donde en gran parte usa estas palabras para describir al presidente de Colombia, a su gobierno, y al gobierno de EEUU:

"… el narcoparaco Iván Duque … policía homicida al servicio de Duque … narcogobierno … los genocidas del imperio norteamericano … los genocidas del norte … esos hegemones asesinos … esos genocidas … La putrefacción del ejército colombiano … Ejército putrefacto de Colombia … del narcoparaco Iván Duque … ese homicida en Colombia … los narcotraficantes y paramilitares como él … ese bandido … Ese narcoparaco asesino …"

(¿Ese tipo de habladera es digno de un alto funcionario del Estado venezolano?)

Ahora, lo más irónico de su artículo, creo yo, es que mientras él usa todos tipos de calificativos y acusaciones arbitrarias para despreciar públicamente a quienes presumo serían sus oponente o enemigos, o algo así, él también dice:

"Por fortuna, en Venezuela contamos con Nicolás Maduro, un presidente revolucionario campeón del amor, la tolerancia, la solidaridad, la paz y la sensibilidad humana."

Sí Luis.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 767 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: