Chávez y sus contradicciones. La aberración de los “Protectores” (IV)

Dice el diccionario del verbo aberrar, "Desviarse, extraviarse, apartarse de lo normal o usual.".

Y, en efecto, la creación de la figura del "Protector del Estado", obra del Comandante Chávez, la que inauguró, con unos de sus viejos compañeros de la escuela militar y del alzamiento del 4F, en el Estado Lara, por haber perdido allí las elecciones, las que ganó, si mal no recuerdo, Henry Falcón, un disidente de la llamada "Revolución Bolivariana, tuvo las características que enumera el diccionario.

Pues esa figura se apartaba y aparta de lo constitucional, ya que es un desconocimiento de la voluntad popular. Pues la mayoría, la que debe predominar en democracia, escogió su gobernante. Poner a otro, por encima o en paralelo con este, es desconocer la propia constitución y a la mayoría. Fue una manera de desmentirse de quien fue el propulsor de la Constitución vigente.

Pero, pese eso no lo justifique, el comandante Chávez optó por esa opción viendo al gobernador electo, pasado cierto tiempo, predispuesto a desconocer al presidente, desdeñar toda coordinación con el gobierno central y descuidando de manera evidente asuntos de interés público

Pero más tarde, se convirtió en una forma de evaluar con anticipación y premeditación al electo. Pues apenas asume el cargo ya se le descalifica, tanto como para ponerle un sustituto, casi rasparlo del cargo de inmediato y de manera ilegal. Es sin duda una mal disimulada y hasta subliminal destitución autoritaria, arbitraria.

Quizás, por haber comprendido eso, el actual presidente se comprometió a eliminar esa figura después de las elecciones del 21-11. Salvo haya tomado cuerpo en él, la idea que en este venidero proceso ganarán todas las gobernaciones, sueño que parece como demasiado optimista.

La Constitución Bolivariana, en buena medida hecha por los deseos, aspiraciones del expresidente Chávez, establece una norma de gran importancia; esta es, el referendo revocatorio a mitad de ejercicio. Si el electorado o la mayoría del mismo, juzga mal la administración y proceder del gobernante elegido, puede destituirle por la misma vía que lo eligió y llamar, de inmediato, a nuevas elecciones.

Pero el mal proceder llegó a más. Casi desconoció, burló la voluntad popular, tanto que el escogido, a dedo, como "Protector", sin saber a ciencia "de quién de qué o de quiénes", suele ser el candidato derrotado del gobierno, a quien la mayoría no quiso ni quiere.

Hay connotados casos de funcionarios ineptos, sin obra alguna donde antes se desempeñaron, puestos de "Protectores", cuando son ellos los primeros necesitados de protección. De estos, en Anzoátegui, ya habido unos cuantos ejemplos.

No obstante, es mucho más que eso. Constituye la creación de una fuente, un manantial de corrupción y politiquería, contrario a lo revolucionario; falta de respeto y reconocimiento que, los principios envueltos en eso mismo, tienen por los derechos de las multitudes, sin importar las ideas que estas tengan sobre el mundo y lo real.

Se ha vuelto habitual la práctica, según la cual, el supuesto "Protector", actúe ante un hecho público, una tragedia o una crisis, desatada por desatención del gobernante legal, bien sea la causa, desidia, descuido, indolencia y hasta por falta de respaldo planificado desde el poder central, justo para crear un escenario ideal para su entrada en escena. Lo que interesa es aprovecharse de cualquier coyuntura para darle "vigencia", "validez" a ese falso funcionario y descalificar al electo. Cuando la terquedad de la realidad pondrá las cosas en su sitio.

Para muestra basta este botón. En 1970, la ciudad de Barcelona se inundó, tanto que, en calles del viejo casco de la ciudad, el agua llegó al pecho de la gente adulta. Por eso, bajo el primer gobierno del Dr. Caldera, se construyó un "canal de alivio", que debe drenar las aguas que excedan el límite del caudal normal directamente al mar. Ese canal está ubicado en los límites del Municipio Bolívar, cuya capital es Barcelona, es decir en la jurisdicción de una Alcaldía que desde1959, ha estado administrada, sin interrupción por gente del ahora Psuv.

Desde la construcción de ese canal, hasta ahora 2021, hace ya 51 años, en la ciudad no se había vuelto a producir una nueva inundación del carácter y magnitud de aquella, sino hasta hace unos días atrás.

Pero, desde el mismo momento que el canal fue construido, se le dejó en el más absoluto abandono. Tanto que, se llenó de los sedimentos que arrastra el agua, esos que vienen desde arriba, de basura que la gente allí ha venido arrojando por fallas en la vigilancia y del servicio municipal y hasta árboles llegaron a crecer dentro de su espacio. Es más, según me dijo un amigo que, dentro del canal, en las partes ya rellenas hasta arriba, al nivel de las calles adyacentes, alguna gente llegó hasta a construir viviendas, lo que revela el nivel al que llegó el amontonamiento de residuos y la desidia oficial.

De esos 51 años de desatención del canal, los últimos 20 corresponden a la administración de gente partidaria del gobierno nacional. Pero hay más. Hace 4 años, el electorado de Barcelona, eligió para Alcalde a Luis José Marcano, quien hace unos meses atrás apenas, renunció al cargo para optar por la gobernación, pero inmediatamente fue designado como "Protector" del Estado, en sustitución de otro de sus compañeros.

Es decir, desde hace 4 años, Luis José Marcano es responsable de los tantos problemas del municipio, particularmente el relacionado con el canal de alivio. Y en los últimos 20 años, el mayor tiempo, el Estado ha sido gobernado por militantes del partido de gobierno a nivel nacional. Eso incluye, dos períodos de Aristóbulo Istúriz, que luego fue Protector y uno de Tareck William Saab.

Sólo cuando la ciudad volvió a inundarse, días atrás, motivado fundamentalmente por el estado del canal de alivio, "El Protector", antes como en cautiverio o meditación, estado idílico en el que permaneció, incluso cuando fue Alcalde, toma el escenario para acusar al gobernador y hacer en 2 ó 3 días lo que no se hizo en 20 años.

Por supuesto, para que todo quede bien claro, no es que el gobernador de Anzoátegui, el Ing. Barreto Sira, haya sido un excelente gobernante, pero sin recursos materiales. Según mi evaluación, es posible, no sé, le hayan negado todos los recursos que haya pedido, pero su proceder es tan negativo que ni siquiera se toma el trabajo de quejarse o pelear como lo hace la gobernadora del Táchira, sino que optó por hundirse en profundo silencio, tanto que mucha gente, hasta entre quienes le han apoyado, asegura que ni siquiera vive por aquí cerca.

Entonces la "opereta" montada por Marcano, por el canal de alivio, no tuvo como fin desprestigiar a Barreto Sira, quien ya lo estaba y está por demás, sino un maquillarse para vender una falsa imagen de eficiente, cuando todo el tiempo que por acá ha estado como de gobernante, no ha logrado siquiera que le gente se entere de su existencia. Mientras la basura corre por las calles y de los tubos el agua no fluye y paremos de contar.

En este caso, a este gobernador de Anzoátegui, Barreto Sira, no era nada difícil aplicarle un evocatorio, para sentar un serio precedente sin necesidad de violar la Constitución.

Y es pues el "Protector" una expresión del centralismo que se resiste a reconocer el derecho de las comunidades. Pero también, se corresponde con la idea que el Estado y el partido no son entes para orientar, dentro de una sociedad capitalista y por ende diversa, dirigir el proceso de cambio, dentro de la conflictividad que significa ser distintos, como hallar puntos de entendimiento, síntesis, que permitan hacer las cosas y avanzar diariamente, sino para imponer a rajatablas las ideas que en aquellos, los poderes centralizados germinan.

Por eso mismo, habiendo perdido las elecciones en alguna entidad federal y, por lo dispuesto en lo constitucional, y como el electo debe ejercer todo el poder que le es inherente, el Poder Central, derivado esto de una de las contradicciones de Chávez con respecto a lo dispuesto en la Ley, inventó lo de los protectores, aun en aquellas donde mantuvieron el control del poder legislativo regional, organismo que es más que suficiente para que el Estado ejerza su control. Aparte que, el partido de la región, si es lo suficientemente competente, puede, desde distintos espacios y mecanismos, ejercer su contraloría, vigilancia y presión al gobernante electo. Aunque se desconfíe de los partidos y entidades opositoras.

Lo que debió suceder y debe suceder, sin orden especial alguna, es que los partidos "revolucionarios", asuman su rol de vigilantes y vanguardias para empujar al pueblo a luchar en sus espacios por sus intereses y la aplicación de las medidas que corresponden y emanen de la realidad.

Pero no, se optó por los llamados "Protectores", lo que implicó una evaluación y hasta sanción adelantada a los gobernadores entrantes. Y es más grave todo eso sí, como se dice y cree, estos "Protectores" manejan recursos de distinta naturaleza, sin supervisión y en el mejor de los casos, sólo rinden cuentas a quienes en eso les pusieron, lo que crea un grave estado de complicidad y una fuente de corrupción. Pues a estos "Protectores" nadie le evalúa, basta que quienes desde arriba ilegalmente les pusieron les den su carta de buena conducta.

Y a estos "Protectores", el partido de sus espacios, tampoco les reclama nada, porque el poder central cierra el círculo, el aro de hierro, dándoles a aquellos, de manera abusiva, reaccionaria, la potestad de manejar este a su antojo y, hasta peor, a su servicio. Por obra un gracia del "espíritu santo", al recién llegado le hacen líder de la colectividad.

"El protector", como la palabra misma lo indica, es como un "mesías", "un enviado de Dios", puesto en la tierra para hacer milagros, repartir dádivas sin ningún compromiso real, concreto, con las comunidades y, si algo da, aunque sea precario o, al contrario, nada resuelve, nadie le pedirá cuentas. Lo que él haga, sería recibido como una bendición y lo que deje de hacer no importa, porque no es su responsabilidad.

Pero si hay una idea clara, que se incrusta en el cerebro de la gente, que en ese "funcionario", dadivoso, venido del más allá, que resuelve una emergencia aquí y otro más allá, donde más bulla haya, que no está obligado a nada, se concentre el mayor número de votos, porque es agente del Poder Central.

Pero esto no es nuevo, es una simple mutación del modelo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 845 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com      @elidamas

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: