La historia vuelve a repetirse…

"La verdadera ignorancia no es la ausencia de conocimientos sino el hecho de negarse a adquirirlos"

Karl Popper

"Como diría un cantante de boleros, camarita, la historia vuelve a repetirse", comenzó diciendo Anacleto antes de llevarse a la boca su acostumbrado cigarrillo para empezar a echar humo. "Parece ser que la oposición radical venezolana participará en las mega elecciones de noviembre, porque ya no puede seguir viviendo de fantasías. ¿Qué ha cambiado con respecto a los procesos electorales anteriores? ¿Qué significa para Venezuela a los ojos de todos los venezolanos y de aquellos metiches extranjeros interesados en crear caos o como mínimo empeorar nuestra ya delicada situación? ¿Qué precio pagó el país por estos años de fantasías? Porque se pagó y se sigue pagando un precio muy alto, causado por la guerra multiforme a la que hemos sido y seguimos siendo sometidos. Bueno, los patriotas seguimos pagando ese precio, ya que tenemos muy clara nuestra posición, sabemos quiénes somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos. Por el otro lado, a la majunchería no le importa, más bien lo reclama, porque obedece a un cobarde, a un pelanalgas autoproclamado que se dice líder pero que huye de la batalla y se esconde tras los designios del patrón imperial. Los hombres que luchan y resisten en este país, no lo hacen por un caudillo o jefe. Lo hacen porque este es su hogar y luchan por su familia, por su amigo, por el derecho a hacer crecer esta patria y si fallan caerán peleando por la mejor de las causas; pelearan por su derecho a sobrevivir; cuando estén viejos y cansados recordarán estos días y sabrán que se ganaron el derecho a vivir cada día de su vida. Así que además pelean por sus creencias y su manera de vivir. Si no aceptamos que debemos transformarnos primero, para poder transformar el país, nuestro destino será fallar y con ello el fracaso. La comodidad, a la que la bonanza del pasado nos había acostumbrado, había logrado que la indiferencia reinara entre nosotros. Sí, camarita: empezamos a criticar todo, bien sea porque se hace o porque no se hace, porque tengamos o porque no tengamos, porque unidos trabajemos en soluciones o porque no lo hagamos. Y al mirar hacia la oposición cipaya criolla nos preguntamos: ¿Qué clase de gente es?, ¿qué tienen en sus corazones?, ¿podemos llamarlos venezolanos y venezolanas? No por su pensamiento político o ideológico, sino por su manera de pensar y actuar tan falta de ética y amor patrio. Siempre habrá adversidades sin duda, pero no importan porque siempre saldremos airosos de ellas ya que representamos el bien. Traicionar nuestros principios destruirá todo lo que hemos creado. Ha sido un largo camino. ¿Qué encontró la majunchería en ese camino que no supiera antes de empezarlo? ¿Cuántos sueños quedaron destruidos al aceptar que no han alcanzado las metas deseadas? Camarita: todos llevamos un hombre oscuro en nuestro interior. La diferencia es que algunos deciden ignorarlo y otros deciden adoptarlo. Ahora nos quieren hacer creer que entraron por el carril del juego democrático y que aceptan las reglas del juego. ¿Cuánto tiempo simularán eso? ¡O sea!"

Sin duda alguna hay recuerdos que nos marcan, que nos moldean, formándonos en lo que nos convertimos, moldeando nuestro carácter. Los recuerdos son un mosaico de imágenes y sentimientos que nos muestran la verdad de cómo llegamos aquí, aún si los detalles se borran con el tiempo, porque con el tiempo los recuerdos van tornándose borrosos, como si se fuesen perdiendo pedazos de ellos. Al cabo de los años comprendemos que no somos más que las circunstancias que nos forjaron, que las experiencias que vivimos, y que las situaciones a las que nos empujaron. Hay quienes se dicen revolucionarios y se aferran a las estadísticas convencionales para comprobar teorías y regocijarse con los números rojos que ha dejado la guerra. A ellos les dejamos los análisis rebuscados mientras nosotros defendemos lo que creemos es la verdad de Venezuela, porque no es suficiente expresar lo malo del adversario. Es nuestro deber revertir todo el mal que nos han causado, así no sea una tarea fácil.

Seguimos demostrando que las manipulaciones, mediáticas o no, los "golpes suaves" y las "revoluciones de colores" con sus "manitas blancas", pueden ser y serán derrotadas. ¿Cómo se podría hablar de inocentes y culpables cuando generalmente TODOS somos culpables bien sea por acción u omisión, cuando no hacemos todo lo que está a nuestro alcance para unirnos y contribuir con la solución de los problemas? No olvides camarita los tres pilares de la virtud a los que obedece un buen guerrero: Lealtad, valentía y verdad. Tenemos que entender que no importa lo que hagamos, no vale disfrazarnos, esforzarnos, tratar de dar otra impresión o ir hasta la guerra, si en el fondo nos estamos negando a nosotros mismos. No olvidemos que el ser humano es un individuo que actúa bajo sus emociones, lo cual lo hace vulnerable frente al condicionamiento del continuo bombardeo de mensajes por todos los medios posibles. Sigo siendo de la idea que podremos sacar al venezolano de Venezuela, pero nunca podremos sacar a Venezuela del verdadero venezolano.

Como en pasadas ocasiones, la majunchería radical hoy se sienta, "aparentemente" de forma conciliatoria, en las mesas de diálogo que se están llevando a cabo en Méjico y de las cuales ya han anunciado consenso en varios puntos y presentado varios acuerdos. Pero sin temor a equivocarme, todas las agrupaciones políticas opuestas al gobierno legítimo, del Presidente que nos dimos en elecciones libres y transparentes, Nicolás Maduro, radicales o no, han inscrito candidatos ante el nuevo CNE para el proceso eleccionario del 21N. Es decir, reconocen al árbitro y al ente que lo juramentó. Sin embargo, existe el temor que faltando pocos días para las elecciones, salgan de nuevo a gritar que no existen las condiciones prometidas, que hay que soltar a todos los "presos políticos", que hay persecución, que no hay transparencia, que se va a cometer un nuevo fraude, que hay ventajismo del gobierno, etcétera, etcétera. Ah… y afinarán sus voces como en un coro celestial.

Mientras el legítimo gobierno nacional lucha diariamente por recuperar los bienes de la nación, ilegalmente retenidos o "confiscados" en el extranjero, la cabeza de la banda de ladrones protagonista de esos "robos", se pavonea por el país, por su capital y por cuanta nación le reconozca su "autoproclamación" y su "interinato", y hasta va a "participar" el 21N. Y aquí es donde el soberano se pregunta: ¿Hasta cuándo estará en libertad?, ¿al que roba una gallina lo meten preso y al que saquea la nación no lo tocan?, ¿los terroristas capturados inmediatamente se enferman y les dan casa por cárcel para luego fugarse y al ladrón normal le dan diez años? Ah… pero es que en la búsqueda de la paz todo es válido. ¡No les digo yo! Decía Gandhi: "No hay camino para la paz, la paz es el camino". Mientras tanto, el de a pie, el que lucha y resiste, el que se la ve negra para alimentar a su familia, tiene que largar el pelero para lograrlo y no hay pañitos tibios para consolarlo.

Aquí en Venezuela existen tres bandos políticos. Uno grande, el Chavismo, otro muy pequeño, la majunchería y el tercero, que es la mayoría, conformado por los indecisos. En el chavismo siguen existiendo muchos "grupitos" y en la majunchería demasiado partidos de maletín. El PSUV es el partido más grande de Latinoamérica, con una maquinaria electoral siempre aceitada. La oposición nunca termina de ponerse de acuerdo; entre ellos permanece activo el "culto a la personalidad" que los mantiene sumergidos en ambiciones personales por lo que ha ido de error en error y de fracaso en fracaso. Chávez siempre repetía: "aquel que ama los negocios y el comercio no debe entrar en la política sino dedicarse a ganar dinero legalmente. La política no es para hacerse rico ni para ganar dinero" y eso es válido para los de todos los bandos porque recuerden que la corrupción es el comején de los gobiernos sin excepción.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 598 veces.



Luis Semprún Jurado

Profesional, productor audiovisual, co-productor y co-moderador del programa radial El Ojo de la Ciudad en Maracaibo, estado Zulia

 luissemp2003@gmail.com      @luissemp

Visite el perfil de Luis Semprún Jurado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: