Curiosidad y discernimiento

La curiosidad y discernimiento, es método expresivo práctico a que este cura ignaro raro cleuasmo asno, a mas y más, redúcese y ríndese, y que no ríese, ante los casos límite contradictorios caliginosos congruos complementarios de la forma ser y noser de la literatura védica upanishad sánscrita y el yin yang. En tanto que el método operativo libertario del Libertador Simón Bolívar, era el de la naturaleza de las cosas y el del interés instantáneo, ingenio inspirativo instintivo del libertador, que redujera en reducida curiosidad discernitiva, con la imaginación extraordinaria aparecida entre el borrén trasero y el borrén delantero de su silla de montar, reduciendo, el Libertador, al hexámetro de Quintiliano, a un dístico entre natura y persona, aspectos límbico antagónicos ambiguos de la borrosa ciudad desnuda difusa en que hay mas y más de 8 millones de aspectos límbico antagónicos ambiguos. Con curiosidad y discernimiento, es mucho lo que se puede andar, entre la cordura y la locura del Quijote y del Libertador. Curiosidad y discernimiento es personal, llevado por cada individuo en su yo interior en su propio yo, entre el consciente y el inconsciente. Curiosidad y discernimiento es, mas y más, de la imaginación individual que de la memoria particular. Para porque con curiosidad y discernimiento, aprenderíase y desarrollaríase la capacidad de pensar, la capacidad de expresar, la capacidad de valorar y la capacidad de ubicar.

Con digresión y sin digresión, a la curiosidad y discernimiento ni el entendimiento ni la estética ni tampoco la ética ni la espiritualidad religiosa de Johan Hessen, han sabido explotar. Ni desde la noche de los tiempos a los nuevos recogimientos. Y, la filosofía como verdad profunda aristotélica, arrumbada, y que planteárala Heráclito, antes que Aristóteles, y rempujárala y desarrollárala, como verdad sintética profunda entre tesis y antítesis, Hegel y Marx, con curiosidad y discernimiento, en la armónica unidad simultánea contradictoria épica, a saber, entre la guerra y la paz, entre el consciente y el inconsciente, entre el amor y el odio, la verdad y el error, entre el arrepentimiento y el empedernimiento, entre la certeza y la duda, entre la ambición y la moderación, entre la generosidad y la avaricia, entre el significado y el propósito, entre medio y el fin, entre la razón y la fe, entre el yo y el no yo, entre la unidad y la diversidad, entre el egoísmo y la solidaridad, entre el ser y el noser, a sabiendas que a mas y más de tesis y antítesis, hay por arrobas, mas y más, de ocho millones de casos límite contradictorios caliginosos congruos complementarios, y por la calle de en medio de todos los aspectos límbico up supra, el medio aristotélico profundo, arrumbado, en la borrosa ciudad desnuda difusa, endenantes y endespués, en que ha de aparecer la curiosidad y discernimiento como método, mas y más, de lo imaginario que de lo memorioso con el derrumbe de las Torres Gemelas Neoyorquinas, el 11/09/2001. Complementaríase el tercio excluso con el tercio incluso, afirmaríase el exceso y el defecto con el medio aristotélico profundo, tanto en el Tratado Lógico Órganon Oxímoron como en la Gran Moral Aristotélica.

Con distinción y sin distinción, es con curiosidad y discernimiento, con que pudiérase complementar operativamente, aun y aún, el desarrollo de la inteligencia de Luis Alberto Machado, complementaríase el producto terminal, esto es, que con el método operativo de curiosidad y discernimiento, añadiríase algo a la selección y al orden, al análisis y a la síntesis, al juntar y al apartar, al diferenciar y al semejantizar, al temporalizar y al personificar.

Con divergencia y sin divergencia, que a curiosidad y discernimiento, ni el entendimiento ni la estética ha sabido explotar, ni tampoco la ética ni la espiritualidad religiosa desde la noche de los tiempos a los nuevos recogimientos. Y, la fe hebrea profunda como verdad profunda aristotélica, plantea la curiosidad y discernimiento, entre la certidumbre y la incertidumbre, entre la determinación y la indeterminación, entre la esperanza y la desesperanza, entre la convicción y la no convicción, entre lo visible y lo invisible, casos límite contradictorios caliginosos congruos complementarios, que llegóse a ellos, al través de la curiosidad y discernimiento.

Con divagancia y sin divagancia, que a curiosidad y discernimiento, ni el entendimiento ni la estética han sabido explotar, ni tampoco la ética ni la espiritualidad religiosa desde la noche de los tiempos a los nuevos recogimientos. Werner Heisenberg y el principio de incertidumbre. Nils Bohr y el principio de complementariedad. Heisenberg y Bohr, de los casos límite contradictorios caliginosos congruos complementarios, onda y partícula, posición y velocidad, y por la calle de en medio, el medio, la fe hebrea profunda, la verdad aristotélica profunda, en que la posición como la velocidad de la partícula son las mismas, en que la onda y la partícula se complementan en la difuminación continua espectral, trecho estrecho arrecho en la fe hebrea profunda, en la verdad aristotélica profunda, entre los casos límite contradictorios caliginosos complementarios congruentes, posición y velocidad, onda y partícula, lo visible y lo invisible. Asina, curiosidad y discernimiento presente en Albert Einstein y George Gamov en el universo en expansión y el universo en contracción, y entre estos casos, el equilibrio dinámico dialéctico difuso, verdad aristotélica profunda, teoría holística unificada, centro universal unificado reflexivo teilhardiano, fe hebrea profunda, entre las galaxias cósmicas expansivas y los vacíos agujeros negros contractivos, tanto como la certidumbre y la incertidumbre, tanto como lo visible y lo invisible.

Si el Libertador Simón Bolivar y su método operativo libertario, con curiosidad y discernimiento, redujera, el Libertador, el hexámetro de Quintiliano a dístico, natura y persona. Si la filosofía como verdad aristotélica profunda, planteárala Heráclito, antes que Aristóteles, y rempujárala Hegel y Marx, con curiosidad y discernimiento en la armónica unidad simultánea contradictoria épica. Si Johan Hessen, y la verdad hesseniana profunda, planteárala con curiosidad y discernimiento, entre el entendimiento y la estética ética espiritual. Si el desarrollo de la inteligencia de Luis Alberto Machado, complementaríase, con el método operativo de curiosidad y discernimiento. Si la fe hebrea profunda planteárase con curiosidad y discernimiento, entre la certidumbre y la incertidumbre, entre la determinación y la indeterminación, entre lo visible y lo invisible. Si Werner Heisenberg y el principio de incertidumbre. Nils Bohr y el principio de complementariedad, planteáranse, con curiosidad y discernimiento, los casos límite contradictorios caliginosos congruos complementarios, onda y partícula, posición y velocidad, lo visible y lo invisible, y entre estos, la fe hebrea profunda, la verdad profunda aristotélica, la verdad hesseniana profunda. Entonces sea dicho que con curiosidad y discernimiento, planteáranse los casos límite contradictorios caliginosos congruos complementarios up supra, y, a mas y más, el universo en expansión y el universo en contracción, las galaxias cósmicas expansivas y los vacíos agujeros negros contractivos, planteáranse con curiosidad y discernimiento, por la calle de en medio, el medio aristotélico profundo, la teoría holística unificada, el centro universal unificado reflexivo teilhardiano, la fe hebrea profunda, de equilibrio dinámico dialéctico difuso, tanto como entre la partícula y la onda, y, tanto como lo visible y lo invisible de curiosidad y discernimiento.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 461 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Homero Balza Lima

Miguel Homero Balza Lima

Más artículos de este autor