El ninismo, el medalaganismo y la anarquía afectan hoy a la sociedad venezolana

Respetables lectores y lectoras.

Este tema fue publicado en el año 2001; posteriormente en el mes de abril del año 2014 pero como aún hoy la conducta de la ciudadanía cada vez se distorsiona o desvía más hacia la inmoralidad y la pérdida del respeto hacia nuestros semejantes, distorsión conductual que se ampara en la interpretación que se le hace al Art. 350 de la CRBV; por tal razón consideré republicarlo. A continuación el contenido temático.

El proceso de des educación (O pérdida de valores morales y éticos), en mi humilde opinión se ha venido dando en mi querida patria venezolana, desde finales de la década de los años 70; durante el primer período gubernamental del Sr. Carlos Andrés Pérez (CAP) militante del partido Acción Democrática (AD); digo esto porque como educador que ejercí la docencia durante 34 años de mi vida profesional como docente de aula y coordinador administrativo - Docente o directivo de instituciones educativas, en la educación básica, media diversificada, técnica profesional y universitaria de pre grado; toda esta vasta experiencia la ejercí facilitando aprendizajes y orientando en el ámbito de la educación sistémica, la a sistémica técnico práctica artesanal y la educación de libre escolaridad (Modalidad), con niños, jóvenes adolescentes y adultos en edades comprendidas desde los 9 años hasta los 45 años e incluso con personas de la llamada 3ra. Edad; durante ese largo período de tiempo pude apreciar la progresiva variable conductual del ser humano en su desarrollo educativo, el cual año a año inexorablemente se desvanecían desfavorablemente los valores éticos y educativos.

Esta anormalidad relativa a la des educación epistemológicamente, ha sido sometida a procesos de estudios e investigación socio política, a nivel de foros, talleres, seminarios, cursos, diplomados, estudios de Post. Grados, Maestrías y Doctorados; en el ámbito pedagógico-andragógico, sociológico, jurídico, filosófico, político, económico, cultural y teológico; en consecuencia se han redactado y certificado diversos trabajos y tesis de grado, donde se han plasmado infinitos criterios orientados a razonar él porque del deterioro de la conducta de un altísimo porcentaje de seres humanos en nuestra patria venezolana, que en el transcurso del tiempo ha venido violentando agresivamente sus modos de comportarse para convivir dentro de una relación sana, respetuosa y pacífica dentro de su entorno social.

Cuando cursaba estudios superiores de pre y post grado a nivel de especialidad o maestría, muchos de los debates dados para analizar él porque de este fenómeno social, eran basados en las diversas opiniones y conclusiones que se enfocaban en los siguientes criterios:

  • No existe un coherente Estado Docente en la planificación de políticas públicas asertivas en materia educativa para elevar los valores de respeto y éticos entre los seres humanos.

  • La tendencia ecléptica de la política educativa del Estado venezolano copiando modelos filosóficos educativos no compatibles con la idiosincrasia cultural de la sociedad; esa tendencia ecléptica educativa es errónea, ya que el diseño del currículo obedece a lineamientos doctrinarios establecidos por el neo liberalismo capitalista, aplicados a los países en vías de desarrollo o desarrollados con culturas diametralmente distintas.

  • Se debe reformar el art. 350 de la Carta Magna de la República o redactar y aprobar un nuevo proyecto de Constitución que permita la total adecuación del sistema jurídico orientado a normar con sanciones más contundentes - ejemplarizantes, el comportamiento humano y su derecho fundamental a existir con dignidad y respetando al derecho ajeno.

  • Las instituciones educativas (Escuelas, liceos, universidades, pedagógicos y otras instancias dedicadas a facilitar especialidades de orientación moral y ética), deben adecuar los pensum de estudio y contenidos programáticos en las asignaturas y materias, cuya aprobación se base en estrategias evaluativas de desarrollo práctico socio familiar y teórico; cuyas materias sean incluidas en todas los niveles de formación, desde la educación inicial preescolar, segunda y tercera etapas, diversificada integral, el pregrado universitario y hasta el Post Grado; a objeto de ajustarlos a las reales necesidades de desarrollo humano, en lo moral, lo ético, lo cultural, lo técnico, lo tecnológico y lo científico, que demanda el sustentable desarrollo de la nación en su proyección hacia la modernidad.

  • El Estado Docente y las instituciones teológicas, deben crear centros de formación permanente para orientar a padres y madres dentro del marco de la educación familiar de paz no materialista, que enaltezca los principios éticos, morales y espirituales para que inculquen en el joven educando la formación de una conducta orientada en valores dirigidos a respetar, amar y luchar por la defensa de la integridad familiar, respeto a su semejante, el amor por su país y de la soberanía patria.

En fin han sido demasiadas las teorías plasmadas en gran cantidad de textos y tesis de grados, muchos de ellos duermen el sueño de los eternos en los archivos y bibliotecas de las instituciones educativas; esperando que los gobernantes de turno las tomen en cuenta para desarrollar sus ideologías políticas dentro de un régimen gubernamental, que realmente impulsen el sustentable desarrollo nacional que obedezca al marco de respeto al derecho ajeno y el deber constitucional que tiene la ciudadanía para coexistir en sana convivencia comunitaria vecinal.

Pero las perversas políticas neo liberales que se aplicaron en nuestro país desde finales de la década de los 70, hasta el año 1.999, obligaron a una disgregación familiar, pues a partir de ese momento histórico, comienza la distorsión de la economía nacional con el surgimiento del fenómeno inflacionario, el abandono al sector productivo agropecuario y técnico artesanal, el surgimiento del PAPÁ ESTADO, desarrolló el concepto mesiánico del proteccionismo estatal, que indujo a la ciudadanía a esperar que el Estado le resolviera sus necesidades de existencia; además la acelerada expansión demográfica, la reeducación infliuda por los medios comunicacionales totalmente transculturizados y mercantilizados, elevar los de producción, amor a la patria, su historia, autentica cultura; sin negar el natural derecho de la mujer a incorporarse en condiciones de igualdad de género a los medios de producción y productividad, pero el indetenible avance de la inflación económica, que deriora el presupuesto familiar, obligaron a los núcleos familiares a disgregarse para salir a trabajar a objeto de lograr el equilibrado balance de la economía familiar; toda esta acelerada distorsión socio económica y política, más el inusitado expansionismo tecnológico de los medios de comunicación, orientados a crear una conducta extremo consumista en los seres humanos, para que permitiera el usurero fortalecimiento sustentable de las arcas financieras del gran empresariado capitalista imperial mercantilista, ello ha traído como consecuencia una peligrosa tendencia al comportamiento inmoral de nuestra sociedad en todos los estratos sociales que la estructuran.

E allí por qué idiosincráticamente en mi opinión, han surgidos dos fenómenos sociales conductuales, que algunos pedagogos, sociólogos y psicólogos han dado por llamar "El Medalaganismo" (Me da la gana de comportarme como me parece violando el derecho ajeno) y "El Niní" (Ni me importa, ni me interesa lo que ocurre con mi comportamiento); esta anormal y distorsionada conducta, no es exclusiva de la niñez y de la juventud adolescente por naturaleza rebelde; si no que ha venido siendo progresivamente asumida por los adultos e incluso en la adultez mayor; con el lamentable comportamiento inadecuado de quienes administran y rectoran el sistema jurídico que norma el comportamiento de la sociedad en todas las instancias del poder estatal.

Las razones que inducen a este inadecuado y perjuicioso comportamiento de la actual sociedad venezolana, son claramente detectables y no atribuibles exclusivamente al proceso revolucionario que gobierna hoy a nuestro país; ya que para el año 1.999 cuando se aprueba la CRBV y se inicia la reforma del estamento jurídico de la nación, los jóvenes con distorsión conductual familiar, que para esa fecha (1.970 - 1998) contaban con apenas 10, 15, 18, 20 y 30 años de vida inclusive , hoy después de 17 años de gobernabilidad revolucionaria socialista, esa misma población hoy cuenta con 24, 29, 32, 36, 45 y 50 años respectivamente, ello significa que dicha población ya traía una distorsión conductual en su proceso formativo familiar educativo; por supuesto que un buen porcentaje de esa población, hoy son ya profesionales universitarios diversos que ejercen roles en las distintas instancias del desarrollo social, bien sea en funciones de gobernabilidad de Estado o en el sector privado de la economía productiva; en consecuencia practican con alevosía y premeditación la des educación, el Medalaganismo y el ninismo, que tanto viene afectando a nuestra sufrida y muy perjudicada sociedad venezolana el cual es víctima de la negligencia, la desidia, el nepotismo, el vandalismo y el canallesco comportamiento de los factores políticos oposicionista al proceso revolucionario socialista, o a quienes por ambición de poder han ingresado a las organizaciones politicas que ejercen el poder politico económico; pero además esa clase social anarquizada, hoy muy apegado a lo previsto en el art. 350 de la CRBV, el cual induce a la sociedad a desobedecer a la autoridad constituida cuando el ciudadano o la ciudadana considere que se les está conculcando sus derechos políticos, de independencia, Humanos Fundamentales, o democráticos; y a pesar de las grandes transformaciones dadas durante el tiempo gubernamental del proceso revolucionario, para proteger a los sectores sociales excluidos de siempre, a través de la total inclusión en el proceso educativo y desarrollo socio económico; buena parte de esa masa poblacional (Tanto los furibundos opositores al proceso revolucionarios, así como una buena parte de quienes dicen defenderlo) hoy pugna por desplazar por la vía defacto, el poder gubernamental y al proceso revolucionario conducido por el Pdte. Nicolás Maduro, en consecuencia fomentan y practican conductas disociadas o narquicas que nos inducen a la auto destrcción de nuestra pacifica sociedad venezolana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 509 veces.



Freddy Marcial Ramos


Visite el perfil de Freddy Marcial Ramos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a285459.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO