Amable y antipático

A este cura ignaro raro cleuasmo asno, solo y sólo, hale de importar los aspectos límbico antagónicos, de unidad y lucha de contrarios, en el tercio incluso aristotélico profundo, en la diagonal slash contrarrecíproca socrática, diagonal de la bandera wiphala boliviana, de los casos límite contradictorios, teorema directo y teorema indirecto, asina, en el espejo de Las Meninas de Velázquez, en que el pintor separa mediante la imaginaria diagonal pictórica, a la Reina y al Rey, en el cuadrángulo espejo rectángulo socrático, a los seres límbico sinusoidales contradictorios borrosos difusos, en que se manifiesta el poeta Antonio Machado: "Busaca tu complementario, que marcha siempre contigo y suele ser tu contrario", en que manifiéstase la complemetariedad de lo liliputiense y lo gigantesco, en equilibrio dinámico dialéctico, tanto, la guerra y la paz, el amor y el odio, el exceso y el defecto, como, lo amable y lo antipático, han de ser contenidos que contiene el continente de continentes, ser y no ser. Dícenos el filósofo francés, Frédéric Lordon: "El capitalismo no se irá amablemente…No hay que engañarse: la fuerza de atracción del capitalismo "desde el cuerpo" es muy grande. Esto nos confronta a las tautologías del deseo: para salir del capitalismo tiene que formarse un deseo de abandono del capitalismo más grande que el deseo de capitalismo. Todo depende de las soluciones que serán propuestas para esa ecuación. La solución "ZAD" es admirable en sí misma, pero su exigencia es tal que es difícilmente generalizable. Es una solución para "virtuosos", no para la mayoría… Para empezar, veamos cómo pensar lo que sigue de manera lógica y consecuente, el problema en su conjunto, remontando a la causa primera. Aún existe mucha distancia entre la angustia climática y la nominación clara y específica de su causa: el capitalismo. Y de la aceptación de la consecuencia que por lógica esta conlleva: para salvar la Tierra, con el fin de salvar a la humanidad, hay que abandonar el capitalismo. Quizás sea una parte mía irracionalmente optimista, pero me gusta creer, sobre este tema en todo caso, que la lógica se impondrá, a pesar de todo." Ver página web de Aporrea, https://www.aporrea.org/actualidad/n349083.html. Hemos de recordar que la lógica aristotélica elemental exclusiva, del tercio excluso estagirita, tocó su fin con la voladura de Las Torres Gemelas Neoyorquinas, 11 de septiembre de 2001, día de La Virgen de Coromoto, Patrona de Venezuela, a las cinco en punto de la tarde garcíalorcaiana, con el parlamento parcializado temerario del presidente de los EEUU, George W Bush, sobre las ruinas de Las Gemelas: "O estás conmigo o estás con mi enemigo", un discurso diametralmente opuesto al manifestado por el Libertador Simón Bolívar, endenantes, 26 de marzo de 1812, inmediato al terremoto de Caracas, y, contra los curas realistas opuestos a las ideas del Padre de la Patria: "¡Si la naturaleza se opone, lucharemos contra ella, y haremos que nos obedezca!", dos discursos enmarcados en los casos límite contradictorios, natura y persona, que redundaría, endespués, en dos doctrinas históricas antagónicas, el bolivarianismo y el monrroismo. Solo y sólo, aun y aún, que con el presidente de los EEUU, George W Bush, y, con él, toca a su fin el Principio del Tercio Excluso Aristotélico, y nace el Principio del Tercio Incluso, aspectos límbicos antagónicos, de la forma exceso y defecto, de La Gran Moral Aristotélica, en que ha de haber necesariamente un medio, y, por la calle de en medio, el tercio incluso aristotélico profundo, con más cinco siglos oculto y olvidado, y que vínose a conocer con el derrumbe de Las Torres, supra dichas.

A este cura ignaro raro cleuasmo asno, solo y sólo, hale de importar los aspectos límbico antagónicos, de unidad y lucha de contrarios, en el tercio incluso aristotélico profundo, ya dicho, en la diagonal slash contrarrecíproca socrática, diagonal de la bandera wiphala boliviana, de los casos límite contradictorios, teorema directo y teorema indirecto, asina, en el espejo de Las Meninas de Velázquez, en que el pintor separa mediante la imaginaria diagonal pictórica pitagórica, a la Reina y al Rey, en el cuadrángulo espejo rectángulo socrático, a los seres límbico sinusoidales, contradictorios borrosos difusos, de la cornucopia complementaria contradictoria antoniomachadoiana, en que manifiéstase la complemetariedad de lo liliputiense y lo gigantesco, en equilibrio dinámico dialéctico, tanto, la guerra y la paz, el amor y el odio, el exceso y el defecto; tanto capitalismo y socialismo como lo amable y lo antipático, que con digresión y sin digresión, tiénese en cuenta, y, presente al filósofo francés, Frédéric Lordon: "El capitalismo no se irá amablemente...", en que resáltase a las perspectivas límbica paradójicas, lo amable y lo antipático, una igualdad y lucha de contrarios, de la Tercera Ley de la Dialéctica, de la forma exceso y defecto, La Gran Moral Aristotélica, con tercio incluso aristotélico profundo, en que ha de haber tanto equilibrio dinámico dialéctico difuso como la Ley de Acción y Reacción de la Tercera Ley de Newton. Mas y más, el filósofo galo, sigue diciéndonos: "No hay que engañarse: la fuerza de atracción del capitalismo "desde el cuerpo" es muy grande…" En esto, hay que decir, con la teoría de la borrosidad, ancha y ampliamente desarrollada en las páginas de Aporrea, que las fuerzas del capitalismo, se sienten en el socialismo, y, las de éste, en el capitalismo, en cuerpos distintos, de la misma magnitud, una tiende y la otra trasciende, en equilibrio dinámico dialéctico difuso, en unidad y lucha de contrarios, conforme a la Tercera Ley de la Dialéctica. Mas y más, en el tercio incluso aristotélico profundo, danse La Moral Aristotélica, las Leyes de la Dialéctica, las Leyes de la Lógica Elemental de Aristóteles, las Leyes de Newton,, las teorías del universo en expansión y el universo en contracción, uno tiende y el otro trasciende, de la teoría holística unificada einsteiniana, del centro universal unificado reflexivo teilhardiano, que sigue siendo el tercio incluso aristotélico profundo de la complementariedad de onda y partícula, y, en que amplíanse tanto las Leyes de la Lógica, como las otras Leyes, y, el concepto de límite matemático ampliado, ahora de tendencia y de trascendencia. Con el tercio incluso aristotélico profundo, el oculto por más de cinco siglos, aflora con el derrumbe de Las Torres Gemelas, y, conforme al concepto de límite matemático ampliado, no hay saltos de talanquera ni vuelo de gallera ni saltos cuánticos, hay la complementariedad del principio de Heisenberg, en la teoría holística unificada einsteiniana, en el centro universal unificado reflexivo teilhardiano, que sigue siendo el tercio incluso aristotélico profundo, con el principio borroso de que todo es cuestión de grado, llevado por un tanto factual distintivo, por una descripción distintiva detallada, esto es, tanto es lo más cómo lo menos, tanto es el todo como la parte, tanto es un aspecto como el otro, no hay preponderancia de casos límbicos, el universo está en equilibrio, asina lo amable y lo antipático, la ciencia y la religión, la ciencia y la ética, la ciencia y la estética, y por la calle de en medio la filosofía, la ironía, tal el tercio incluso aristotélico profundo, tal cosa ocurre con el olvidado por el filósofo de Estagira, y que recupérase con el derrumbe de Las Torres Gemelas, el 11/09/2001, en que hácese, mas y más, entendible la paradoja de Zenón de Elea, y, todas las otras paradojas, aun y aún, la paradoja de Cervantes, de la puente y el ahorcado, Quijote (II, 51), tercio incluso aristotélico profundo, en similaricadencia tautológica, habrá de imponerse la capacidad de maniobra, entre los puntos fuertes y débiles y la capacidad de movilización con marchas atacando siempre con fuego ideológico concentrado conceptuales concurrentes avanzados suntzuianos en que existan en verdad los agentes secretos de verdad para neutralizar a los violentos del capital corporativo trumpiano, pues el poder equilibrado está en el pueblo movilizado, verbigracia, ejemplo y aviso, siempre, la Cuba de Fidel, y la Venezuela de Chávez, con prolongaciones de presidentes Díaz Canel y Nicolás Maduro, que han internalizado que entendiendo la guerra es el primer paso para ganarla, neutralizando y derrotando al neoliberalismo capitalista depredador de la naturaleza y del hombre, sin olvidar que con Barak Obama, ha nacido el Derecho Inusual Extraordinario Norteamericano contra el Derecho Usual Ordinario Romano, y, que su seguidor Donald Trump, ha desarrollado y aplicado, abierta y sin tapujos, asentando este Derecho Inusual Extraordinario Norteamericano, continente que contiene los contenidos del calentamiento climático, y, los desequilibrios del desarrollo sustentable en el entorno físico y en el entorno lingüístico constitucional. Derecho Inusual Extraordinario Norteamericano, con que Donald Trump, ha proclamado autonombrados presidentes, en la loca concepción del mundo, sobre un mundo avanzado socialista de la América Latina, concretamente en Venezuela y Bolivia, en que la lógica borrosa difusa impondrase, y, con el tercio incluso aristotélico profundo, reclamando equilibrio dinámico dialéctico dialógico diplomático diabético difuso para valores jerarquizados y valores polarizados, en que amable y antipático es solo y sólo, uno de ellos.

Si a este cura ignaro raro cleuasmo asno, solo y sólo, hale de importar los aspectos límbico antagónicos, de unidad y lucha de contrarios, en el tercio incluso aristotélico profundo, ya dicho, en la diagonal slash contrarrecíproca socrática diagonal de la bandera wiphala boliviana, de los casos límite contradictorio socráticos borrosos, teorema directo y teorema indirecto, amable y antipático, asina, en el espejo de Las Meninas de Velázquez, en que el pinto, a los 200 años del Museo del Prado, separa mediante la imaginaria diagonal pictórica pitagórica, a la Reina y al Rey, en el cuadrángulo espejo rectángulo socrático, a los seres límbico sinusoidales contradictorios borrosos difusos, de la cornucopia complementaria contradictoria antoniomachadoiana, iguales elementos contrarios surgidos de la penumbra sombría whitmaniana, tal el Rey y la Reina como el güevo y la gallina, asina, amable y antipático. Entonces sea dicho que el filósofo francés, Frédéric Lordon, ha de ampliar y complementar la lógica aristotélica elemental del tercio excluso estagirita. Ergo vergo sea dicho que el filósofo galo, ha de ampliar su horizonte lógico con el tercio incluso aristotélico profundo, el olvidado por cinco siglos, renacido del derrumbe de Las Torres Gemelas Neoyorquinas, el 11/09/2001. Ergo vergo sea dicho con curiosidad discernida, que hasta el punto atrás, aquí, van 1669 palabras, paralelo número a la fecha de aparición de Las Meninas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 509 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Homero Balza Lima

Miguel Homero Balza Lima

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a284522.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO