Lógica aristotélica

La clásica lógica aristotélica, es la lógica el pensamiento correcto y del pensamiento incorrecto, llevada por el principio de identidad, de la contradicción, del tercio excluso y de la razón suficiente. La nueva lógica aristotélica es la lógica del pensamiento correcto y del pensamiento incorrecto, llevada, la lógica, por el principio de identidad, de la contradicción, del tercio excluso y del tercio incluso, y de la razón suficiente. Esta nueva definición de la lógica aristotélica, en el algo nuevo ante el sol ludovicosilvaiano, que nada nuevo bajo el sol eclesiástico, es una ampliación y complementariedad de lo clásico del argumental razonamiento raciocinal demostrativo humano, con más de cinco siglos de vigencia. En algo nuevo ante el sol ludovicosilvaiano, en que ha aparecido el tercio incluso aristotélico, del pensamiento de Aristóteles, de La Gran Moral, entre exceso y defecto, en que necesaria y forzosamente, ha de haber un medio, esto es, entre el tercio excluso y el tercio incluso, de la forma exceso y defecto, necesariamente ha de haber un medio, a ese medio se le ha denominado, tercio incluso aristotélico profundo, entre los tercios límbico trastrocados. Entre los casos límite contradictorios, de la enciclopedia védica upanishad sánscrita de la nueva orientación einsteiniana de la modernidad ilustrada originaria del ser y no ser, con grafía graficada en el lienzo pictórico blanquinegro del yin yang, del contradictorio borroso 69 cojedeño, asina como del cuadrángulo rectángulo y la diagonal contrarrecíproca socrática de la reducción al absurdo.

La clásica lógica aristotélica, es la lógica el pensamiento correcto y del pensamiento incorrecto, llevada por el principio de identidad, de la contradicción, del tercio excluso y de la razón suficiente. La nueva lógica aristotélica es la lógica del pensamiento correcto y del pensamiento incorrecto, llevada, la lógica, por el principio de identidad, de la contradicción, del tercio excluso y del tercio incluso, y de la razón suficiente. Esta nueva definición de la lógica aristotélica, en el algo nuevo ante el sol ludovicosilvaiano, que nada nuevo bajo el sol eclesiástico, es una ampliación y complementariedad de lo clásico del argumental razonamiento raciocinal demostrativo humano aristotélico, con más de cinco siglos de vigencia. Al hablar de exclusión y de inclusión, hase de hablar de conjunciones, exclusivas e inclusivas, en donde la "O" es exclusiva, y, la "Y" es inclusiva, una disyuntiva y la otra es copulativa, una es ser o noser y la otra es ser y noser. Más de cinco siglos de vigencia de la conjunción "O", hasta que acabóse su reinado, el 11 de septiembre de 2001, con el derrumbe de Las Torres Gemelas Neoyorquinas, el día de la Virgen de la Coromoto, Patrona de Venezuela, a las cinco en punto de la tarde, en que George W Bush, presidente de los EEUU, de aquel fatídico periquete cocainómano momento, que en imprecato nefando parlamento, dijera: "O estás conmigo o estás con mi enemigo." Luego viniera el golpe de Estado al presidente Chávez, la invasión a Irak, Afganistán, Libia, Siria, Yemen, y pare de contar las injerencias y los decretos unilaterales intervencionistas de los EEUU en todas partes del mundo, a raíz del planteamiento aristotélico excluyente.

La clásica lógica aristotélica, es la lógica el pensamiento correcto y del pensamiento incorrecto, llevada por el principio de identidad, de la contradicción, del tercio excluso y de la razón suficiente. La nueva lógica aristotélica es la lógica del pensamiento correcto y del pensamiento incorrecto, llevada, la lógica, por el principio de identidad, de la contradicción, del tercio excluso y del tercio incluso, y de la razón suficiente. Esta nueva definición de la lógica aristotélica, en el algo nuevo ante el sol ludovicosilvaiano, que nada nuevo bajo el sol eclesiástico, es una ampliación y complementariedad de lo clásico del argumental razonamiento raciocinal demostrativo humano aristotélico, con más de cinco siglos de vigencia. La "O" excluyente, y, la "Y" incluyente, entre conjunciones te veas. La "Y" incluyente es signo representativo de la borrosidad, de los casos límite contradictorios borrosos. Cuando en la tierra de Bolívar y de Chávez, se sabía muy poco de borrosidad, Luis Alberto Machado, en La Revolución de la Inteligencia, dijo: "Arte no es reproducir, arte es transformar. Ser o noser, Convirtamos la duda de Hamlet en un absurdo, y llegaremos al arte. Para ello no es necesario cambiar sino una sola palabra: la conjunción. Ser y noser. Ser y noser al mismo tiempo: eso es el arte. En toda obra de arte hay arte y otra cosa que no es arte. Es una forma sensible y a la vez no es una forma sensible. Es una idea y no es una idea. Es y no es ambas cosas al mimo tiempo. Ser y noser: en arte, ésta es la cuestión. La libertad radical forma parte constitutiva de una obra de arte." Diríase, que Luis Alberto Machado, introdujo, sin saber sabiendo, por el que sabe que no sabe, la idea de borrosidad, y, mucho antes, en 1975, 26 años antes de la voladura de Las Torres Gemelas Neoyorquinas, ya en Venezuela barruntábase la borrosidad, y entre conjunciones debatíase. Y algún curioso pudo haber discernido esto, mas impúsose la radicalidad ideológica, pues el enfoque venía de la representación burguesa, y aquello no gustaba a los escépticos ideológicos radicales. Mas sin embargo, al tercio excluso conjuntivo disyuntivo aristotélico, salióle criada respondona, el tercio incluso conjuntivo inclusivo aristotélico, justamente en la voladura de Las Torres Gemelas Neoyorquinas, con el parlamento imprecato nefando del presidente de los EEUU, George W Bush, 11/09/2001, a las cinco en punto de la tarde.

La clásica lógica aristotélica, es la lógica el pensamiento correcto y del pensamiento incorrecto, llevada por el principio de identidad, de la contradicción, del tercio excluso y de la razón suficiente. La nueva lógica aristotélica es la lógica del pensamiento correcto y del pensamiento incorrecto, llevada, la lógica, por el principio de identidad, de la contradicción, del tercio excluso y del tercio incluso, y de la razón suficiente. Esta nueva definición de la lógica aristotélica, en el algo nuevo ante el sol ludovicosilvaiano, que nada nuevo bajo el sol eclesiástico, es una ampliación y complementariedad de lo clásico del argumental razonamiento raciocinal demostrativo humano aristotélico, con más de cinco siglos de vigencia. La "Y" inclusiva luisalbertomachadoiana, deviene de la "O" exclusiva aristotélica, mas no obstante, en la nueva conceptualización einsteiniana, de algo nuevo ante el sol ludovicosilvaiano, en la orientación de la modernidad ilustrada originaria védica upanishad sánscrita del ser y noser, mucho antes del Antiguo Testamento Bíblico, pentateucoiano sapiente profético, ya existía la contradictoria borrosidad budaiana y heraclitoiana, padres padrinos abanderados de la contradicción. Y, hasta allá, fueron y abrevaron Hegel y Marx, que engastaron con las leyes de clásica lógica aristotélica y las leyes dinámicas de la dialéctica, que la avanzada lógica aristotélica complementa en el tercio incluso aristotélico profundo, de los aspectos límbico antagónicos, tercio excluso aristotélico y tercio incluso estagirita, de La Gran Moral, de exceso y defecto, y de la necesidad de un medio, el tercio incluso aristotélico profundo, que es la radicalidad de la nueva lógica borrosa difusa, en algo nuevo ante el sol ludovicosilvaiano, contenidos que contiene el continente de continente ser y noser, de la literatura védica upanishad sánscrita, el tercio incluso aristotélico abismal, que ha de revolucionar el entendimiento estético ético espiritual, en rescate de la filosofía irónica moderna cervantina.

Si a este cura ignaro raro cleuasmo asno, preguntáranle por la concepción de todo esto dicho. Entonces sea dicho que mi memoria es muy frágil, mas y más, de imaginación ágil. Ergo vergo sea dicho que mi memoria está llena de agujeros negros en espacios vacíos del olvido. Ergo vergo sea dicho que es lo que me queda de la educación, llevada, la educación, por el olvido de lo que aprendí en la escuela. Ergo vergo sea dicho que si no estuviera en Aporrea, no estuviera en nada. Ergo vergo sea dicho que va algo que nada. Ergo vergo sea dicho que se es malagradecido, si se es malparido.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 365 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Homero Balza Lima

Miguel Homero Balza Lima

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a284152.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO