La historia, siempre ascensional

Mientras los hechos continúan sacudiendo el planeta, nuestra observación deberá estar centrada en las características que empieza presentar la nueva coyuntura de definiciones históricas asumido recientemente por el sistema capitalista empujado por los últimos desenlaces como el ascenso a un máximo desarrollo de su segunda y última fase con su secuela el evolucionismo económico, pero con unas burguesías altamente desarrolladas aunque fuertemente acogotadas por el ciclo económico largo de contracción y crisis iniciado en 1973 y en una situación de máxima agudización de sus contradicciones.

Se entiende que aquellos hechos están agitados por el agolpamiento de las leyes capitalistas, sobre todo, por la ley del monopolio. En esto no es posible pasar por alto la importancia que asume esta ley muy tensionada por la principal contradicción que a partir de entonces se impone muy fuertemente en la nueva coyuntura que es precisamente entre burguesía y proletariado, por supuesto, al empuje de la gran crisis económica, con unas burguesías muy desarrolladas, en medio de la carrera armamentística y las duras contradicciones inter-imperialistas y, llevando consigo, al derrumbamiento de la paridad estratégica y multipolaridad con sus consecuencias de extrema agudización de esta coyuntura de definiciones históricas. Aquello, por supuesto, habría avanzado, vuelvo a repetir (esto por la importancia estratégica que asume), entrelazado de forma precisa con los alzamientos del proletariado, en este caso, las revoluciones socialistas e inmersa en su tendencia histórica que no es otro que su avance a la sociedad comunista.

Entonces desde ya es posible advertir que la nueva coyuntura de definiciones históricas estará caracterizada por ser una coyuntura de extremada fricción, de graves confrontaciones, en un primer momento probablemente entre las propias burguesías por las contradicciones inter-imperialistas, esto es a causa de la brutalidad de estas burguesías por su incapacidad de observar la nueva coyuntura de definiciones históricas al que ha ingresado precisamente su sistema. Pero luego presionadas por las condiciones históricas del momento viraran sus fricciones hacia el proletariado, imponiendo el fascismo en medio de colusiones a fin de aplastar al proletariado que para entonces ya habría ingresado a una gran etapa de organización y alzamiento de sus luchas como luchas armadas. Una situación que proviene de su compromiso ante la historia a fin de aplastar el complot de las burguesías fascistas de pretender el aniquilamiento de los pueblos.

Consiguientemente, lo anterior explica el carácter de definiciones históricas de la nueva coyuntura en medio de la agudización de las contradicciones capitalistas sobre la base de la respuesta de los pueblos al no soportar ya las excesivas cargas impuestas por las genocidas burguesías sobre todo extremadamente insoportables a partir de la gran depresión económica del 2008. Entonces aquello conducirá al alzamiento de los pueblos en lucha armada bajo dirección del proletariado. Este proceso ya está en marcha ahora mismo en varias regiones del planeta. De hecho, los que quieren observar y están acordes a los nuevos tiempos, ya la están observando.

Las burguesías entonces habrán tramado el fascismo en sus Estados. Entonces el genocidio y el aniquilamiento de los pueblos se habrá convertido en sus estrategias más importantes tanto en las burguesías de occidente como de oriente (aquí hablamos en bloque de Estados Unidos, China y Rusia). Cierto, la nueva coyuntura mundial muy diferente a lo sucedido en la Segunda Guerra Mundial por la no existencia de un Estado del proletariado como fue la URSS de Stalin en los años 30 del siglo XX, en esta oportunidad además con la existencia de la paridad estratégica (armamento nuclear) aunque en un momento determinado aquel se vea superado por la ley de los monopolios, estará caracterizada por una frontal confrontación entre las burguesías de las superpotencias capitalistas y el proletariado alzado en armas. Aquello hará temblar el planeta desde sus raíces. Por eso se dice que está abierta una nueva coyuntura de definiciones históricas. En realidad, definiciones entre el proletariado y la burguesía por una nueva sociedad.

Y con esto concluyo señalando claramente, que este era el "Punto de quiebre histórico" (10-09-2017), "El mundo ingresa a un periodo especialísimo" (24-11-2017) que persistentemente he venido señalando desde el año 2017. Era la nueva coyuntura de definiciones históricas, una coyuntura de graves conflictos, la que estaba abriéndose tras la profundización de la gran crisis económica iniciada en 2008 que en ese entonces (2016- 2018) estaba en su tercera fase. Una situación que quedo completamente aclarada primero con la derrota militar estadounidense en la península coreana en septiembre de 2017 y luego por el ahondamiento de las contradicciones inter-imperialistas puntualmente atizadas por la ley de los monopolios, que en aquellas circunstancias estuvo expresada como guerra comercial sino-estadounidense en mayo de 2019. Esto se cierra con broche de oro con este último análisis que presento a la opinión pública mundial señalando sin tapujos sus características.

Consecuentemente la historia sigue su curso encarrilada a su tendencia entre flujos y reflujos (ascensos y descensos), zigzagueante, a veces incluso formando círculos viciosos difíciles de remontar, pero, al fin y al cabo, siempre ascensionales, jamás de forma lineal. Esto, en los hechos internacionales tiene absoluta continuidad y una secuencia propia de un laboratorio.

Entonces como señalé al principio de este análisis, a partir de aquí estoy a la espera de los acontecimientos que siguen batiéndose sobre el planeta, que para mí son como nutrientes que me permitirán seguir en el análisis internacional. Aquello me obliga a iniciar la conceptualización de esta nueva coyuntura de definiciones históricas que por sus características, la imposición del fascismo como respuesta de las burguesías a la agudización de las contradicciones capitalistas y, el alzamiento armado de los pueblos bajo dirección del proletariado, devienen en muy importantes tal como lo señale más arriba. Por eso mi primera intención a partir de aquí será abordar lo que es el fascismo (mi próximo artículo tratará sobre este tema) y, luego, observar con debida atención el alzamiento de los pueblos bajo dirección del proletariado. En realidad hay mucha investigación por efectuar.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 431 veces.



Enrique Muñoz Gamarra

Sociólogo peruano, especialista en geopolítica y análisis internacional. Autor del libro: "Coyuntura Histórica. Estructura Multipolar y Ascenso del Fascismo en Estados Unidos". Su Página web es: www.enriquemunozgamarra.org

 henry764@hotmail.com

Visite el perfil de Enrique Muñoz Gamarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a284038.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO