De las reuniones secretas en Noruega a los acuerdos sociales en La Guarita en Valencia la de Venezuela

La política es un reacomodo permanente de fuerzas y objetivos, de alternativas y propuestas una constante marcha, un tiempo con rizos, acuerdos y desacuerdos, amores y decepciones en algunos casos ocurren que se convierten en miradas y contemplaciones interminables y en otras decepciones cotidianas. En mi caso casi siempre he pasado por el tribunal disciplinario y luego quienes fueron jueces y verdugos (cuando pasas a tribunal disciplinario es obligatorio ser condenado) luego fueron condenados por quienes fueron sus aliados. Claro también en la política hay hombres y mujeres muy talentosos que si se hubieran dedicado a ser empresarios desde pequeños estoy casi seguro hubieran hecho dinero o hubieran tenido una vida acomodada.

Yo soy y asumo que he sido un fotógrafo prestado con mucha intensidad a la política y en la política hay compañeros de ruta, se separa los caminos y surgen desencuentros y discusiones terribles, acusaciones que están llenas de odio, hay quienes le apuestan a un mundo mejor y hay políticos negociantes, existen periodistas que ejercen la línea del partido y que no obedecen a la verdad o son profesionales de fabricar noticias, abogados que sueños con ser parte de la casta burocrática o ex dirigentes estudiantiles que solo están domesticados por la sobrevivencia, el lucro, el miedo o la cajita de comida que le brindara quien mande (esto de la cajita no ocurría en la Venezuela del siglo XX y si ocurre en la Venezuela del siglo XXI)

En estos días en la otrora Ciudad Industrial y hoy Ciudad Castigada en el Bar Restaurant La Guarita en la zona de la Candelaria se celebran 100 años de ese espacio simbólico de la Valencia republicana aposentados alrededor de sus mesas estuvo el mundo político de la ciudad en ese mundo hay de todo y para todos demócratas de izquierda y de derechas, republicanos convencidos, defensores de la soberanía de dos tipos los que piden bases instalación de bases rusas, quienes desean la invasión gringa y quienes tienen en sus casas extraños médicos cubanos.

Pero en La Guarita se discute, se razona y se proponen y existen divisiones y divorcios y nacen amores y se conspira, entre sus parroquianos o marchantes están mis amistades heredadas viejos amigos de mi padre o de mi tío "ochoita" entre ellos Faber Páez, Elis Mercado, Carlos Ochoa, Héctor Agüero, Lenin Sánchez, Jacobo Rúgeles se sientan en sus mesas, discuten razonan política, hablan de lo humano y lo divino no tienen el más mínimo problema en razonar y ser razonables.

En La Guairita se discute política, no se alteran y se espera lo mejor se ejercen favores y se dialoga con decencia y paciencia los periodistas de poca nota o de vuelo corto acompañan a los jerarcas del poder y los de gran pluma, de fuertes y decididos trazos son homenajeados por amigos y no tanto de esos periodistas de gran vuelo está Alfredo Fermín un oriental con muchos años en la ciudad, medio siglo cubriendo el acontecer de los vaivenes de una sociedad, Alfredo recibió hace alguno años el Doctorado Honoris Causa de parte de la Universidad de Carabobo.

Otros periodistas o sea licenciados en comunicación social también están ahí entre ellos Alexis López a quien considero un "periodista orgánico" sus fotos son mejor que sus notas, aparece abrazado con los nuevos amigos del gobierno, su nota es insípida y cargada de alabanzas para quien manda y para quien lo manda. Alexis es un tipo con talento para la crónica me parece, aunque él prefiere estar cerca del poder y el abrazo de los del poder. Ojala y escriba algo o se decida hacerlo en algún momento creo que en su caso la zona de confort ya ganó la batalla.

La Guarita recibe con su nostalgia y sus paredes recargadas de imágenes de Gardel, Ali Primera, Alfredo Sadel a quien desee entrar con la intención de ser escuchado, o escuchar hay discusiones eternas y por allá están los viejos militantes del MIR Jesús Puerta y Zabaleta tipos inteligentes e ilustrados son gente serena y dialogante. Jesús es hermano entrañable de Zabaleta presentan sus libros, dialogan y discuten con fuerza cuando Zabaleta presenta un libro de Puerta es como la lectura del libro.

En la Guairita como en Noruega hay diálogo pero no hay negociación los libadores van a la plática, juegan dominó pero no negocian (diálogo y negociación son distintos) en un espacio un noble espacio es como el Metro de Caracas antes de Chávez o de PDVSA antes de Chávez y Maduro. Es un lugar para estar en una burbuja de tranquilidad en una ciudad que parece bombardeada. Mientras tanto escuchamos algunos tangos y los escucho el Ensamble D"RATICO sus miembros egresados del Sistema Nacional de Orquestas, cada uno de sus s es un magnífico ejecutante de su instrumento, son músicos de cámara que de cuando en cuando están acompañado y deleitando nuestros oídos en La Guarita.

En La Guairita he bebido con mi hermano Carlos Yusti y mi compadre y poeta o viceversa Luis Alberto Angulo también con Carlos De Nóbrega, Pedro Téllez y su hermano Javier. He visto pasar chicos que intentan ser músicos o fotógrafos (no hablo de Humberto Millán) y también algunas poetas y escritoras y amigas maravillosas.

De cuando en cuando vale la pena estar en lugares que rompan con la imagen de un país destruido o muy herido por la corrupción, por la matraca policial, por la inseguridad personal, por la falta de combustible, por la carencia y la miseria en La Guiarita nos metemos a un spa a un centro de reposo a una Venezuela que parece extinta a ver viejos amigos defendiendo su posición política, ideológica, social y también a los propietarios de alguna parcelita de poder, algún conocido a quien le dicen (que no va pal baile) si es que aspira un carguito por votación popular.

Mientras tanto escucho: https://www.youtube.com/watch?v=fsAGpw5uwDU y es tan vigente hoy como en el siglo pasado.

Notas a pie de página: Mi padre fue un militante político por muchos años, luego fue un político sin militancia veteranoen la lucha contra los colegas laborales y espirituales de Padrino López de la década de los 50s del siglo XX, en esos años o sea en los 50s militó en el PCV y por suerte conoció a Domingo Alberto Rangel y le dio apertura a un joven militante (fueron amigos siempre) en ninguno de los dos había terreno para el odio o el oprobio. Paso por los años 60s y luego paso a MAS y más tarde regreso a su vieja casa el MIR. Luego de la fusión MIR/MAS no volvió a militar, fue un ateo convencido aunque como buen ateo nunca deseo convencer a nadie de su ateísmo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 856 veces.



Yuri Valecillo


Visite el perfil de Yuri Valecillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a279935.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO