¿Nicolás dictador?

Aquel fatídico 11 de abril de 2002, el generalato desleal se manifestó, las élites burguesas-empresariales se “crecieron”, los partidos corruptos impulsaron el hecho, y una “Meritócrata Sociedad Civil”, junto a una Deshonrosa Cúpula Eclesiástica, propinaron al Gobierno democrático y pacífico de Hugo Chávez Frías el golpe de estado, allí quisieron disfrazar al breve Carmona, como un paladín de la democracia, ellos, los golpistas aludían un vacío de poder, ellos los secuestradores (de Chávez), esgrimían un Pacto de élites para la toma del poder, y que “para la reconstrucción nacional”, desde esos momentos hasta ahora nada de ello ha cambiado, siguen con la mismo, andan en lo mismo, nada aprendieron siguen torpes y necios, violentos y facistas, golpistas y cobardes, la historia la obvian, subestiman la capacidad y valor del Pueblo, se imaginan que todo está a su favor, que no hay un legado de Resistencia y Valor, ellos creen que Chávez no vive en el Pueblo, ellos son leales amantes de la sin razón  y la hipocresía, ellos son el mundo al revés, la realidad distorsionada, la mentira queriendo ser verdad, el engaño pretendiendo ser esperanza y agudizan su ataque creyendo que “llegó su momento”.

Desde abril del 2013, Nicolás conduce con suma Gallardía y Espíritu Chavista los destinos democráticos de Nuestra República, con Victorias y una Derrota (la Asamblea Nacional), se vigoriza la neuroestructura funcional del País (la Democracia) y junto a un Pueblo cada vez más consciente se avanza a nuevos estadios de luchas y Victorias.

Nicolás no descansa, continuó la gestión de un Gobierno Revolucionario, Socialista y Bolivariano iniciado por Hugo Chávez y por eso avanza sin descanso a la consolidación de un gobierno humanocrÍtico,independiente, soberano, generador de felicidad y estabilidad social; aunque siempre enfrentando y derrotando a una perversa, esquizoide y mitómana oposición, que nunca ha cesado los ataques contra este humilde y digno Pueblo; la guerra económica, las guarimbas, el saboteo institucional, el afán de lograr el intervencionismo y la injerencia imperial han sido “sus banderas de lucha”, ellos hacen lobby en todos los escenarios Protoimperiales, para imponer la tesis categorizante de que Nicolás Maduro es un Dictador.

Etiquetan al Gobierno como un Régimen, buscan con sumo afán derrocarlo, se llevan por delante al Pueblo, son unos viles asesinos y mutiladores de la Paz Social; ellos, los genuinos golpistas ahora, a un hombre de completa y absoluta convicción Democrática, a un hombre que en centenares de ocasiones llama y práctica el diálogo, un ser que gobierna obedeciendo al Pueblo, un Demócrata que respeta las diferentes instancias del Poder, un Practicante excelente de la Diplomacia Gubernamental, un fomentador de los Derechos Humanos, un Presidente que convoca al Poder Originario, un Gobernante que llama a elecciones, ellos los antidemócratas lo llaman “dictador”, ante eso solo basta un calificativo; demagogos, insolentes, mentirosos, hablachentos, esquizoides, fariseos (Escojan ustedes el que deseen), ellos, esos genuinos golpistas están destinados al fracaso, una y otra vez, hasta que se liberen de esa demoníaca carga de odio; ellos deben y tienen que entender que es solo en y con Democracia que se dirimen los asuntos nacionales, ya esta Patria no es la República de Pactos; hoy hay un Gobierno que tiene como esencial y absoluto Protagonista al Pueblo, y ese Pueblo tiene en Nicolás Maduro, el Chavista más entregado a su Bienestar, Protección y Felicidad, es Nicolás un Demócrata a tiempo completo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1004 veces.



Geovanni Peña

Diputado a la Asamblea Nacional. Militante del PSUV.

 santanajerez@hotmail.com

Visite el perfil de Geovanni Peña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Geovanni Peña

Geovanni Peña

Más artículos de este autor