La batalla decisiva: cultura vs. contracultura (IX)

"EL PESO DE LA HISTORIA PESA MÁS QUE EL PESO DEL PLOMO" Anónimo

EL CAPITALISMO MARCHA POR CONTRADICCIONES NO POR CONTINUIDAD. La propagación de "la continuidad", es una ardí de los socialdemócratas y reformistas, para apuntalar al capital, falseando la historia, haciéndonos creer, que ella marcha por etapas, por evolución, por "Modos de Producción", mintiendo al decir, que el socialismo está al final del túnel del capitalismo, por lo tanto obligado es el tránsito por el capitalismo. Así, justifican sus financiamientos y coqueteos con el capital, pretendiendo ocultar, tras una falsa democracia, sus falaces actos disque "revolucionarios". "Por contradicciones" marcha el capitalismo, es la correcta interpretación, pues se fundamenta en la historia como lucha de opuestos, lucha de clases, esto es: LA HISTORIA/DIALÉCTICA. Por mejor decirlo: la dinámica dialéctica de la historia. INTERRUPCIONES Y SALTOS SON POSIBLES EN SU DESPLEGAMIENTO. EL CAPITAL ES UNIVERSAL Y UNIVERSAL SON SUS MALES Y CONSECUENCIAS. SU TENDENCIA A LA CONCENTRACIÓN, DEVIENE EN AGRESIONES A OTROS PUEBLOS. En Lenin nos encontramos, con "el capitalismo…no como sumatoria mecánica de formaciones sociales… sino… como un sistema mundial" N Kohan.

El socialismo es una revolución cultural o no es socialismo ("El hombre nuevo" del Che). La revolución como afirma García Lineras, es un "CAOS CREADOR", que empuja hacia "momentos plebeyos" que deben dirigirse hacia una "hegemonía plebeya"; salida de "el magma incandescente" que las contradicciones de clase venían desarrollando. Es "una guerra de posiciones….y movimientos" (GL), que colocada sobre una plataforma cultural revolucionaria, la tarea demoledora contra el capitalismo más articulada y eficiente. La revolución es hija de las contradicciones sociales, si lo es, penetra en la mente y la siquis de los pueblos hasta transformarse en cultura revolucionaria; en praxis revolucionaria.

La crisis estructural que vivimos, por sí sola no nos conducirá al socialismo (Lenin). La cultura de hoy de los dominados, no los emancipa, ni libera sino los esclaviza. Su liberación que será acto supremo suyo, vendrá con una nueva cultura que revolucione toda su existencia. La cultura que hoy tiene y ejercita, son grilletes que lo mantiene apegado a su amo. Lo produce todo, y padece de todo. Sólo la miseria le es abundante. Su peor miseria, es no conocer la etiología de su miseria; está ideologizado, debe subvertir su existencia. Lo objetivo ha de hacerse subjetivo, y la conciencia sembrarse colectiva. Es la "praxis" que lleva en sí, una carga cognitiva y práctica, que conscientemente mueve al sujeto. Una praxis conocedora de la realidad, no una práctica empírica, pues la totalidad es una integración dialéctica y categorial de sus partes. Nexos que se desplazan por contradicciones.

Hemos acotado con rabia y advertencia, el papel paralizante y traicionero de la social democracia y "lideres" progresistas, en particular, su injerencia en partidos y procesos revolucionarios. La socialdemocracia se empecina por razón pérfida, en captar, enseñar y defender al capitalismo, COMO UNA CONTINUIDAD, ocultando negando o deformando las contradicciones producidas por el capital, que son su esencia, su creación, concentración y destrucción. Contradicciones que pueden crear "interrupciones y saltos". El capital es universal, universal HA DE SER EL SOCIALISMO.

El despilfarro, la anarquía, la corrupción, las guerras, el manciñamiento de soberanías, el dominio del mercado, la alienación y alienación de los sujetos y la ideologización de la sociedad, son manifestaciones del capital. Néstor Kohan denuncia a "los mercaderes del templo": "Vivimos como sostuvieron en IMPERIO (2000) Hardt y Negri, un capitalismo plano y hegemon, sin centros ni periferias, sin subordinaciones ni dependencias, donde todas las sociedades posee un desarrollo con diferencias meramente cuantitativas y sus formaciones sociales son fácil y amablemente intercambiables? Ha dejado de tener lugar la conquista de los territorios dependientes y las expropiaciones/desposesiones de sus recursos naturales. ¿Ya no hay superexplotación?....Ya no se producen guerras por el petróleo y otros recursos renovables como el gas, el agua, la biodiversidad?....Ya no hay dependencia entre las sociedades? ¿Se acabaron los golpes de Estado y la intervención militar y de inteligencia en asuntos internos de países débiles… ¿Ya no tiene validez la resistencia contra el imperialismo?" (N Kohan. Ob cit). Kohan, clarifica, condena y reta.

Salvador Allende, Hugo Chávez y ahora Maduro entre otros, están demostrando prácticamente la imposibilidad de hacer el socialismo por "la vía pacífica". Néstor Kohan, toma a Roque Dalton (Salvadoreño), el de "Un libro rojo para Lenin": "Cuando ustedes tengan el ejemplo de la primera revolución socialista hecha por la vía pacífica, les ruego que me llamen por teléfono". Dalton, verdadero revolucionario, el mismo que no creyó en "opinión pública, sino en opinión de clase", no es que anule esperanzas, es que coloca crudas verdades. Ciertamente Kohan señala, como la democracia parlamentaria es la mejor forma de controlar a los pueblos, es la que ofrece "menos sospechas y menos resistencias". Acaso ignoran los defensores del capital, que la verdadera democracia tiene que ser profundamente popular, o lo que es lo mismo socialismo. En el campo del engaño político, los hay quienes quieren una "revolución" a la carta. Los hay con "fusiles de plástico, pistolitas de juguete y fuegos artificiales". (NK). ¿Cómo es esto de paz con profundas injusticias económicas y sociales?

Si la economía política es la economía del capital, si el Estado burgués es el Estado del capital, prescindimos de él o jineteamos sobre sus lomos. Los manuales soviéticos hablaron que éste se continúa y se auto extingue. Lenin pone el acento en que su desaparecimiento acaecerá "cuando ya no tenga funciones" (NK). Podría ser ésta una interpretación funcionalista. ¿Cómo y cuándo llegará ese tiempo de que "ya no tenga funciones" el Estado? Mientras llega ese "dichoso" amanecer, ¿esperamos o lo venimos haciendo? Ulianov no pudo leer muchas de las monumentales obras de Marx, como por ejemplo "La Ideología Alemana", pues se publicó después de muerte (1924). A Lenin se le suele endilgar, que se aproximó en demasía a Hegel, apuntalado por similar comportamiento de Engels, Kautsky y Bernstein, sin olvidar el peso específico del Positivismo en aquellos tiempos, tanto en la academia como en la política. En cualquier caso, hay "revolucionarios" defensores del institucionalismo del Estado burgués, que consideran que por la vía de la institucionalidad capitalista, se puede llegar al socialismo. DESPIERTA QUE ESTAS DORMIDO…

"El sujeto social", en quien Marx descargó tanta responsabilidad, es y seguirá siendo acompañado de otras clases explotadas, es el centro del colosal esfuerzo revolucionario, pero requiere para su mayor éxito, una "hegemonía" clasista. Este sujeto transformador, deberá comenzar por transformarse él. El capital forjó un sujeto, una persona con un perfil contrarrevolucionario: individualista, pragmático, consumista, despolitizado, antisocial, insensible, utilitario, y no pocas veces contrarrevolucionario. Con éste sujeto, con estas características, es muy difícil hacer la revolución. HE AQUÍ NUESTRO ACTUAL DRAMA NACIONAL… Se requiere cultura radicalmente opuesta, para radicales cambios.

Metido hoy hasta los ojos en una competencia electoral, el gobierno pareciera más deseoso de continuar gobernando que de hacer el socialismo, misión que en verdad no es de un gobierno sino de un pueblo. Nuestro gobierno coloca en las elecciones, "toda la carne en el asador". Conseguir el voto, no siempre lo logran los más revolucionarios, ni lo otorgan sus mejores seguidores. Lo sabemos, las elecciones son un invento del capitalismo; son alcabalas de control social y político, que dan prebendas económicas, a veces muy jugosas. ¿Qué ha pasado con el Poder Popular, con la Soberanía Popular? No pocas veces elegimos a nuestros verdugos. No es el partido el que hace la revolución. Las condiciones objetivas y subjetivas deben constituir la hegemonía, que guiada por liderazgos colectivizados, colocan las grandes transformaciones sobre los hombros de todos los trabajadores. El protagonismo es del PODER POPULAR, de VANGUARDIAS COLECTIVIZADAS, NO DE LIDERES INDIVIDUALES PROVIDENCIALES Y MESIANICOS. (Hasta el próximo sábado).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 817 veces.



Jesús M. Vivas P.

Profesor Universitario con 45 años de servicio docente. PhD en Historia, egresado de la Universidad Complutense de Madrid. Más de 700 Artículos publicados a nivel nacional e internacional, mas de 60 años en la lucha revolucionaria, soy Jesus "Chucho" Vivas

 jesusm_vivas@hotmail.com

Visite el perfil de Jesús M. Vivas P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: