¿Cuál Socialismo? (I)

He estado escuchando con mucha frecuencia en algunos círculos políticos que existe una crisis de pensamiento, no significando esto que haya escasez de producción literaria de teorías o programas o que se adolezca de discursos que interpelen la realidad y coloquen ideas que puedan ser útiles para la transformación de la situación actual.

En términos particulares esta situación puede calificarse como un estado de percepción entrando en el campo de las perspectivas, hay que profundizar las investigaciones, para no caer en abstraccionismos, la comprensión del movimiento real de las cosas, como decía Carlos Marx, no necesariamente concilia con el estado ideal de las cosas, por ello la praxis revolucionaria que parte de un supuesto, en su desarrollo, percibe una realidad distinta a la que se esperaba.

Lo que conlleva a entender, que tanto teoría como praxis están sujetos a los movimientos reales de la sociedad en su conjunto o en particular, por lo general se elaboran planes y programas estratégicos que deben ser revisados con frecuencia en épocas de crisis del Capitalismo o de ascenso revolucionario, para poder adecuarse a los nuevos y más exigentes momentos.

Por eso propongo que a partir de los supuestos promulgados por la revolución Bolivariana, desde los años en que el comandante Chávez crea el "MBR200" hasta el presente comencemos a valorar la evolución y cambios del pensamiento revolucionario desde la perspectiva ideologica.

La revolución Bolivariana, claramente definida por el comandante Chávez, desde sus inicios tuvo carácter antiimperialista, popular, democrático y anticapitalista, como categorías centrales de lo que sería más adelante un compendio de teorías emancipatorias, que recogían el sentir y las aspiraciones de las acumulaciones históricas de las luchas del pueblo venezolano y Nuestro Americano, se trata de una estrategia enmarcada en las realidades actuales del pensamiento liberador, como causa definitiva para alcanzar la emancipación del trabajo sobre el Capital.

Mucho se sabe acerca de las fuentes que inspiraron al comandante Chávez y al incipiente Movimiento Bolivariano 200 para fundar el pensamiento Bolivariano del siglo XX y XXI, el marco teórico lo constituía "El árbol de las tres raíces" o con más precisión, el pensamiento Robinsoniano, Bolivariano y Zamorano, este pensamiento inicial trajo consigo un programa de carácter popular, militar, político y económico que trascendió a las evoluciones posteriores de nuevas elaboraciones teóricas.

Una vez que el movimiento Bolivariano asume la conducción del proceso revolucionario, van descubriendo nuevos campos del pensamiento y de organización popular que acercaban cada vez más sus líneas de acciones al entramado popular, es así que se encuentran con nuevas corrientes de carácter histórico y popular que convergen en sus aspiraciones patrias y liberadoras, que comienzan a coincidir con el ideario popular creando un nuevo Bloque popular con una gama más calificada de teorías y programas.

En la etapa de gobierno revolucionario desde 1999 hasta la siembra del líder Bolivariano, el Movimiento revolucionario y Bolivariano, con el liderazgo del comandante Chávez se topa con realidades que le hacen frente o contención para avanzar en presupuestos políticos, ideológicos y económicos, lo que obliga crear fórmulas mixtas que permitan solventar cualquier parálisis o enfrentamiento con el estamento dominante de la burguesía internacional.

Tanto así que el Comandante Chávez recurrió a varios artilugios fantasiosos como coquetear con la llamada "Tercera Vía" de Tony Blair y con el reformismo de la CEPAL, Oswaldo Sunkel (1987), admiró a china con su poderío, "China es el ejemplo de cómo ser grande sin ser imperio" decía el Comandante, pero en el desarrollo dialéctico de las relaciones con las potencias occidentales, comprendió que no había salida a la crisis de la humanidad a través del capitalismo.

Y ya para el 2005 proclama La cristiandad en el contenido de su pensamiento pero también asume el Marxismo, "Me convencí que el camino es el Socialismo" http://www.psuv.org.ve/opiniones/trascendencia-historica-comandante-hugo-chavez/#.WblhZNThBH0

En el Foro de Sao Paolo del 20122, en Caracas, el comandante Chávez expuso que "La revolución socialista pasa por la izquierda pero no se queda allí va mas allá" Esto debido a que la grave crisis capitalista del 2008 hasta el 2013 golpeaba duro a EEUU y Europa y generó una ola de resistencias e indignaciones propiciando la emergencia de nuevos sujetos que debían ser considerados en las corrientes políticas, como los Occupy en EEUU y las acampadas de indignados de Madrid. https://youtu.be/XatoJJ9PDl0

De ninguna manera puede interpretarse la evolución del pensamiento de Chávez como una "Quimera" pero si de un eclecticismo menos elaborado que el de Gramscci.

El Comandante Chávez supo asimilar el pensamiento de Gramscci, tomo elementos que le permitió cualificar su concepción de las mayorías hacia la categoría de Hegemonía y poder Popular, comenzó a acercarse y no tuvo tiempo de estudiar y asimilar las corrientes liberadoras Transmoderna, pero si supo identificar a los sujetos diversos, sobre todo a través del pensamiento de Mariateguista del indigenismo.

Citaba con alguna Frecuencia a Mao, Che Guevara, al apóstol de la libertad José Martí, confieso que no leí muchas referencias de Chávez sobre Lenin, quizás por lo prejuicioso del tema del quiebre de la antigua URSS y la equidistancia o definitivo alejamiento de la izquierda internacional de la Revolución Rusa.

Sin duda que con este acumulado de conocimientos y la seguridad que le confería un liderazgo indiscutido en la región Latino americana, Chávez se atrevió a dejarnos su legado Teórico mas importante de la actualidad "El Plan de la Patria" Donde se concretan de manera programática las líneas de desarrollo y acciones políticas, económicas de la Revolución Bolivariana.

Ahora que está muy explícitamente definida la orientación del Socialismo Bolivariano, le toca asumir al presidente de Venezuela Nicolás Maduro la dirección política de la revolución para alcanzar los objetivos planteados por el plan de la Patria ahora como programa del Socialismo y realizar las transformaciones estructurales, tanto económicas, sociales y jurídicas que prefiguren la construcción de una nueva sociedad.

 

El ¿Qué Hacer? Ahora se convierte en un ¿Cómo lo vamos a hacer?

 

Existen ciertas condiciones para comenzar un período de reformas de carácter Económico que permitan atender la emergencia generada por la crisis, es lo urgente y necesario, hay que superar las condiciones actuales que mantienen a los sectores económicamente vulnerables en un estado de indefensión y protección de derechos fundamentales como la salud, alimentación, educación, y trabajo, de manera que se vaya combinando con los pactos sociales necesarios para reactivar el sistema productivo y dinamizar la economía nacional, sin descuidar los flancos abiertos de la seguridad.

Debemos recobrar el hilo conductor de las relaciones sociales basadas en el respeto y la solidaridad, recuperar valores, afectos perdidos y recomponer el tejido social en armonía con las aspiraciones de la sociedad en general, la crisis ha calado hondo en todos los estratos y vulnerado las legitimidades de las instituciones basadas en el acatamiento y el respeto por el otro.

En las actuales condiciones no será fácil apuntalar ninguna política que genere estabilidad social si no se cuenta con la participación popular comprometida con la causa revolucionaria, poco o nada se puede contar con sectores moderados de la derecha para la construcción de consensos ya que se encuentran subsumidos a los designios de las fuerzas injerencistas de los EEUU, esto lejos de ser una debilidad, es más que una oportunidad donde las clase trabajadora puede abonar a la causa de la superación de la explotación del trabajo asalariado, allí donde la Burguesía abandona espacios que tradicionalmente hegemonizaba, el sector obrero debe reivindicar sus posibilidades de conquistar la apropiación de medios de producción r

Debe impulsarse la creación de instituciones que promuevan y desarrollen la economía popular, esa que es vital en los Barrios, las carpinterías, herrerías, costureras, panaderías que no están subsumidas por el Capital.

Así mismo el fortalecimiento de la economía Comunal como sistema, debe ser constitucionalizado, es la nueva forma posible y alternativa al modelo Capitalista, debe ser atendida fuera de la esfera del burocratismo y contar con un fondo de desarrollo financiado por el estado y administrado por el poder popular.

Es necesario como lo plantease el profesor Rubén Alayón Monserat, que el Venezolano desarrolle la erótica productiva (Vivir) el deseo profundo de producir y esto solo se logra, haciéndolo, practicándolo, que sus incursiones en la práctica productiva le generen tal satisfacción económica moral, que no tenga duda en reproducir el nuevo ciclo de producción.

Que el deseo de producir se convierta en un nuevo elemento metafísico de la reproducción de su vida material y espiritual, solo de esa manera se puede destruir la estructura mental donde reposa su carácter de dominado y recuperar su libertad.

Como han visto no existe una formula, método o programa preestablecido (Librito) que nos dicte las pautas para la construcción del Socialismo, solo las premisas que nos conducen a la práctica constructiva, de lo que si podemos tener seguridad es en que el objetivo del socialismo, es la lucha emancipadora.

Que si en esta transición al socialismo debemos contar con la producción Capitalista, lo tenemos bien claro, no podemos prescindir del Capitalismo de la noche a la mañana, es un sistema que se ha instalado para quedarse, aunque le cueste a la humanidad la destrucción de la vida en el planeta, esa es la misión del Capitalismo agotar todos los recursos del planeta en su devenir productivo.

Pero esta visión escatológica del fin del Capitalismo es totalmente revertible, si los pueblos se paran firmes en rechazo de la producción Capitalista, ya sabemos que por la fuerza y a través de la violencia no podemos derrotar al capitalismo, ya que detenta la más poderosa de las fuerzas represivas del mundo con capacidad de destruir un país y someterlo a sus designios luego de despojarlos de sus riquezas, en estas circunstancias la mejor forma de lucha es la posición de deslegitimación de todas las instancias imperialistas del Capitalismo, crear nuestras formas propias de producción e intercambio, que sustenten nuestra vida social.

 

La Transición socialista muy dependiente en sus inicios del capital privado para la producción de bienes y servicios, tendrá que coexistir con la hegemonía productiva y exigencias de la Burguesía, aunque derrotada la burguesía no está vencida, hará todo lo posible por recuperar su tradición explotadora, dominadora, se valdrá de todos los medios para corromper la incipiente economía socialista, tratará de insertar el germen de la codicia, la ambición, se apoyara en las técnicas de persuasión a través de su poderosa industria cultural (Alienación) para crear un nuevo ejército de negadores (Fetiches) de la incipiente prosperidad socialista que se yergue en medio del lodazal del fracaso capitalista.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3415 veces.



Alí Anzola Escorche


Visite el perfil de Alí Anzola Escorche para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a252402.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO