La gran oportunidad para la revolución en el Estado Zulia

El proceso electoral, si lo consideramos como parte importante del proceso revolucionario y no como un producto en si mismo, es decir, si nos alejamos del electoralismo perverso y contrarrevolucionario podemos transformar dicho proceso en un paso de avance rumbo al socialismo; en atención a ello si nos planteamos como meta elevar la productividad de trabajo de tal manera que supere al sistema capitalista y desarrollamos la democracia real de la masas, estaremos construyendo con firmeza y colectivamente el socialismo en el siglo XXI.

Ahora bien, se presenta una gran oportunidad para practicar la democracia real de las masas en el Estado Zulia y así convertir en letra viva y vibrante de la participación activa y protagónica de las comunidades, se trata de que la estructura que deba acometer la campaña electoral para las elecciones del 3 de diciembre tenga el aliento de las bases, que tenga la resonancia inconfundible del poder popular. Todos los partidos políticos y grupos de electores aliados al proceso revolucionario en cada parroquia deberían someter sus cuadros para que el soberano los legitime o proponga a los que considere sean los integrantes de los Comandos de Campaña Revolucionarios (CCR) en cada una de las parroquias.

En cada una de las parroquias se requiere una posición unitaria real, mas allá de las circunstancias electorales entre partidos políticos, UBES, Círculos Bolivarianos, Comités de Salud, Misiones, Mesas de agua, Mesas de Energía, Comités de Tierra Urbana, Defensores y Defensoras de Salud, instituciones del Estado y otros. Si los partidos políticos y grupos de electores dan este paso comenzarán a contribuir con la construcción del partido de la revolución, herramienta vital para este proceso de transformación radical. Sin partido revolucionario y sin cultura política e ideológica no habrá revolución verdadera.

Basta de buscar cualquier excusa para no consultar al soberano, que nadie venga a decir que no es posible consultar al soberano porque se colea la contrarrevolución, o que somos utrademocráticos, anarquistas o reformistas. En necesario correr riesgos, nada se hace sin riesgos, tal como lo expresara el gran maestro revolucionario Jorge Rodríguez (Padre), “…el riesgo que corremos es parte del desprendimiento que debe animar a los revolucionarios”

Si no hay suficiente guáramo para correr riesgo total, que se realice una prueba piloto seleccionando en el caso de Maracaibo, tres parroquias: una que sea de tamaño grande, tanto en dimensión geográfica, como poblacional; una mediana y otra pequeña. Camarada Mario Isea, Jefe de la campaña electoral en el Zulia, esperamos por su ecuanimidad, capacidad a toda prueba y compromiso revolucionario.

Finalmente, tal como lo diría Bolívar, la mejor forma de conservar el poder es repartiéndolo. Enterremos momentáneamente los intereses grupales, que luego dispondremos de 6 años para limpiar la casa, medir fuerzas y sentar las bases para construir el partido de la revolución. Ahora la tarea es derrotar al imperio en cualquier terreno y solo la unidad y participación real de las masas lo hará posible, no se trata solo derrotar electoralmente a los payasos, a esos que tienen como dueño la conducta imperial.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1739 veces.



Roger Lazaro


Visite el perfil de Roger Lázaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: