El arado y el mar

Es el momento del Chavismo, o viene el fascismo

El Presidente Allende, asediado en La Moneda, envió al jefe del MIR chileno, Miguel Enríquez, estas palabras: "Es tu momento, Miguel". La sentencia se hizo histórica, en ese instante se resume un comportamiento paradójico de los revolucionarios en el poder.

Los revolucionarios que toman el poder por vías pacíficas respetan más la legalidad burguesa que los mismos burgueses. Este comportamiento los pierde, los somete de manos atadas a los ataques de las derechas que saltan esa legalidad a su conveniencia. La afirmación fue comprobada en el Chile de Allende.

Aquí en Venezuela los revolucionarios en la dirección chavista están neutralizados; por dos razones: una, el respeto a la legalidad burguesa; la otra, confundidos en la lealtad irrestricta a espejismos que se apropiaron del recuerdo. Es así, los falsos chavistas narcotizan la respuesta revolucionaria.

Estas circunstancias han conducido al Chavismo a las orillas de la extinción, se diluye en un pésimo gobierno que cada hora se enreda más en su picaresca. La situación hoy es terminal, todo se desploma, las instituciones no tienen credibilidad, los poderes funcionan como partidos políticos, sus actuaciones están teñidas de parcialidad. La política descendió a ras del suelo, se chapotea en el barro, el excremento sustituyó a las ideas, se impone la cabilla, el improperio. Cada día empeora la situación económica, se impone la ética de sálvese el que pueda, la guerra de todos contra todos.

En el ambiente flotan las preguntas ¿hasta cuándo?, ¿quién? Se siente que entramos en territorios de definición. ¿Qué, quiénes sustituirán esto?

Seguramente, hasta hoy, sería la derecha externa la que se salte la legalidad burguesa imponiendo una dictadura que restituiría definitivamente la política capitalista. Es improbable que puedan restablecer la legalidad burguesa dentro de una Constitución vapuleada, con instituciones desprestigiadas. En cualquier caso, el Chavismo, el Socialismo, será yugulado, no ha entrado en combate, se mantiene secuestrado tras los barrotes de la legalidad burguesa y de los espejismos.

El Chavismo tiene la oportunidad (quizá la última) de retomar el camino que perdió con la no respuesta política al magnicidio del Comandante. Es el momento de un latigazo similar al 4 de Febrero, un corrientazo que despierte a la masa, una acción que sea ejemplo, que guíe el rescate de la fraternidad, los valores socialistas, que sea ejemplo del altruismo, del sacrificio de Chávez. La actitud de la Fiscal no es un capricho, indica que la situación reclama valentía política, no es momento de sumisión, callar no ayuda… Los dirigentes, los hijos consecuentes de Chávez tienen la palabra.

Si el Chavismo deja pasar su momento vendrán tiempos difíciles. El fascismo entrará por la puerta de la oposición o por los caminos del gobierno. El capitalismo exigirá represión para ordenar al país a su imagen y semejanza, esto es miseria material y espiritual para las mayorías y privilegios para unos pocos.

En ese caso sólo queda preservar la imagen del Comandante, del Socialismo, denunciar que el fracaso no fue del Socialismo sino de unos dirigentes tan reformistas cuanto débiles, irresolutos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3455 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a243776.htmlCd0NV CAC = Y co = US