Domingo Alberto Rangel Bourgoin, otro venezolano con tabaco en la vejiga (2/3)

La expresión: “Con tabaco en la vejiga” en los llanos venezolanos se entiende: Un hombre fuerte, valiente, arrojado, e impetuoso

Con el devenir político, la oposición en el estado Táchira convoca una huelga de transporte para el 1 de enero de 1962, extendiéndose ésta a los estados Mérida, Trujillo y Lara, prácticamente media Venezuela queda paralizada, y para el 23 de enero la huelga llega a Caracas. La fuerza de esta huelga es tan grande, que Ministros y dirigentes adecos piden asilo en diferentes embajadas, pero  los efectos de esta huelga trae como consecuencia que el “PADRE DE LA DEMOCRACIA”, Rómulo Betancourt, suspenda las Garantías Constitucionales, decrete el Estado de sitio, y para completar lo que él entendía por democracia ordena a sus cuerpos represivos: “disparen primero y averigüen después porque yo no cargo preso amarrado” Esa violenta y terrible represalia condujo al alzamiento militar de Puerto La Cruz y luego el alzamiento militar de Puerto Cabello, y paulatinamente el surgimiento de los frentes guerrilleros en Falcón, Lara, Anzoátegui y Guárico. Entonces viene el allanamiento del Congreso Nacional y la detención de los diputados del MIR y del PCV. Domingo Alberto y Jesús Farías, político de izquierda, luego de años de prisión son desterrados a Italia,  donde permanecen hasta 1967 cuando se coordina la formación de otro movimiento integrado por dirigentes surgidos de la división de Acción Democrática: el PRN del Dr. Ramos Jiménez, y algunos dirigentes expulsados del MIR,  más los disidentes de URD; entre los cuales estaba José Vicente Rangel.
 
Al regresar Domingo Alberto del destierro funda el PRIN Partido Revolucionario de Izquierda Nacionalista, que en las elecciones de 1968 respalda la candidatura de Luis Beltrán Prieto Figueroa, cuyo rompimiento con Acción Democrática dio origen al Movimiento Electoral del Pueblo, MEP. Domingo Alberto participa en la campaña electoral, pero no acepta ir como candidato al Congreso, para lo cual podía recibir los votos en cualquier Estado que se lanzara, tal era su prestigio político en todo el país. Y ¿Por qué Domingo Alberto rechaza ser diputado?. La respuesta la da el mismo Dr. Rangel: – “Porque el tiempo que voy a perder en el Congreso, mejor lo dedicó a la Universidad y a la investigación económica, lo cual es más útil para el país que la estúpida, inútil y necia condición de diputado” En efecto, cumplió a cabalidad su propósito. Durante más de treinta años, recorre Venezuela, arengando al pueblo por sus derechos ciudadano conculcados por el puntofijismo, en asambleas de obreros, de campesinos, de estudiantes, es su intento permanente de organización popular con el propósito de sembrar el germen de la transformación social, política y económica.

El Dr. Domingo Alberto Rangel fue un abstencionista del voto  durante los gobiernos adecopeyanos 1963-1998. Y cuando el Consejo Nacional Electoral propuso la introducción de máquinas para votar, el Dr. Rangel  exigió colocaran la Tecla Nula; como complemento de la abstención. Ante el terror de los partidos políticos del sistema de que el electorado pulsara la tecla nula, popularizada por una guaracha de la Orquesta de la Billo´s Caracas Boys, el Consejo Supremo Electoral desistió del proyecto de mecanización del voto. Y así el Dr. Domingo Alberto Rangel pasa los años vigilado, vilipendiado y perseguidos por la policía política de aquella dictadura de la burguesía venezolana, que es en realidad la política que  rige en la nación. En la lucha del pueblo de Bailadores contra la explotación de la mina de cobre, plomo y zinc, luego que en Cabildo Abierto convocado por el Concejo Municipal, la población decidió oponerse a la explotación minera, hubo la oportunidad que Domingo Alberto se incorporara a la lucha. Como era su costumbre, con motivo de la Navidad de 1975, vino a Tovar con su esposa Consuelo Mantilla. Se informó profundamente lo de la mina y enseguida propuso dar una charla para motivar el comienzo de la lucha del pueblo de Bailadores contra el gobierno nacional; y contra las transnacionales mineras. Al convocarse y estar reunidos los campesinos y trabajadores de la población, al llegar al sitio, Domingo Alberto con su encendido verbo paseó a los asistentes por las condiciones infrahumanas de los mineros en Bolivia, Chile, Estados Unidos, África y Europa.  



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1430 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a238913.htmlCd0NV CAC = Y co = US