"El arado y el mar"

El fascismo crece en las entrañas del gobierno y de "El Picure"

Alarma la sociedad dormida frente al avance del fascismo, nos acercamos a la barbarie en medio de la aprobación de los inconscientes, nadie reacciona, ni el Defensor del Pueblo, ni la Fiscalía, todos anestesiados. Lo más lejos que llegan es a denunciar de forma leve y cautelosa violaciones a los derechos humanos, cuando lo que hay son los pasos francos hacia el fascismo. Ya José Vicente, un hombre libre de toda sospecha, hizo la advertencia, ojalá los sectores sanos del gobierno y del PSUV perciban la gravedad de la situación; y ojalá los sectores de derecha no se atrevan a también descalificar a José Vicente. Si leemos los razonamientos de los altos jerarcas del gobierno no podemos menos que horrorizarnos, es un discurso francamente fascista.

Cómo podemos calificar la cremación de “El Picure” por orden presidencial, dónde quedaron los derechos humanos de este humano, de sus familiares, su madre enferma, en nombre de cuál justicia se comete esa monstruosidad, ese atropello.

Qué pensar de las declaraciones del Presidente Maduro cuando describe con detalles la “épica” de la cacería de este forajido menor, parangonando el episodio a una gran batalla contra los tanques del General Rommel. Qué pensar cuando al final de su "parte de guerra" termina con una amenaza que nos recuerda a las esquinas de la favela brasilera, o a las maras del Salvador, dice el Presidente: “nos enfrentamos a unos diablos y no sólo le vamos a echar agua bendita".

El operativo anda por allí matando sin entregar cuentas, amenaza con agudizarse, entrar en otra etapa y nadie reclama; “¡eran delincuentes!” es suficiente para anularle cualquier derecho humano, a los que más lo necesitan.

Los organismos encargados no se percatan de que la defensa de los derechos humanos de esos delincuentes es en realidad la defensa de la ética, la moral de la sociedad, una sociedad que justifica la muerte de sus hijos sin juicio, sin investigación, es una sociedad que va camino al fascismo, establece una relación con la vida y con la muerte sin principios, sin límites.

El gobierno escogió la vía represiva para atacar un problema social, y la represión pura construye una moral perversa que la justifica, esta moral contamina a policías y ladrones, crea la ética del atropello sin límite, sin ley, sin derechos humanos, que igual guía al malandro que al cuerpo represivo. La violencia sustituye a cualquier consideración, los derechos humanos estallan, el único argumento es la fuerza. La sociedad se rinde a la lógica del malandro: la fuerza.

Hasta aquí es suficiente para entender que estamos rozando al fascismo, pero, tal como era de prever el avance del fascismo es indetenible. Ahora aparece el peligroso intento de vincular la delincuencia con la política; se acusa a la ligera a la derecha externa, a la ultra, de conexiones con la delincuencia. El ministro del Interior acusa a un diputado de la derecha de relaciones con “El Topo", acusado de la masacre de los mineros, la ministra de prisiones apuntala la tesis, el Presidente habla de pruebas. Las acusaciones son muy preocupantes, con ellas se da un paso definitivo al fascismo. Veamos.

Primero, todo el que disienta de la acusación será calificado como aliado de la derecha, agente enemigo, paramilitar, y paramilitar lleva oculta la acusación de colombiano, y de allí a “traidor a la patria” no falta nada. De esa manera, sin ninguna contención, el virus del fascismo seguirá su camino. Al relacionar la delincuencia con la política, así sólo con una avalancha mediática, se justifica que las acciones contra la delincuencia se apliquen a los políticos; hoy son los de derecha, pero quién impide que mañana señalen a los revolucionarios que disientan, ya en Aporrea aparecen escritos hablando irresponsablemente de reuniones de críticos del gobierno en Ramo Verde, o acusando a los críticos de agentes enemigos, son señales preocupantes. Y tendríamos el fascismo en todo su despliegue: ¡Todo el que disienta es delincuente, merece su “picurazo”!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3161 veces.



Toby Valderrama y Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a227538.htmlCd0NV CAC = Y co = US