Maduro y el turismo

Estoy furioso, nunca apoyaré esta miserable imbecilidad.

La gente que tiene buena memoria, o que tenga una memoria no demasiada selectiva, se recordará que aproximadamente entre los años 1985 y 1990 habían varias líneas aéreas comerciales y turísticas extranjeras tipo charter que hacían varios viajes semanales durante ciertas épocas del año desde el extranjero hacia Puerto la Cruz/Barcelona/Margarita, trayendo consigo cientos de miles de turistas cada año.

Yo viajé en uno de esos vuelos, no como turista, sino que vine a visatar a alguien, en 1988, viajé con la línea aérea turística/contratista canadiense Nationair, y subsecuentemente entre 1989 y 1991 trabajé como contratista para esa misma línea aérea en algunos de los contratos turísticos hacia Venezuela, Colombia, Republica Dominicana, Costa Rica, y Cuba.

Me recuerdo claramente que al finales de los años 1980, Nationair y varios otros operadores turísticos pararon de hacer los vuelos hacia Venezuela … por una sola razón …

… por la seguridad de los turistas.

Ya que contraté para Nationair, me llegaba mucha información, en este caso sobre la condición del turista canadiense en Venezuela.  

En el comienzo, digamos en los años 1986, 1987, 1988, el turista canadiense se sentía más o menos seguro en Venezuela --- aunque el servicio y la suciedad siempre han sido horribles --- pero después de una serie de atracos a las busetas que transportaban a los turistas desde el aeropuerto hasta los hoteles, los operadores tenían que advertir a los turistas al arribar sobre qué hacer y no hacer, donde ir, y donde no ir, etc., y eso esencialmente les arruinaba sus tan bien merecidas vacaciones.

Poco a poco corrió esa noticia a través del mundo …

… y es por eso precisamente que Nationair paró de hacer los vuelos turísticos hacia Venezuela, después de solamente alrededor de cinco años de esas operaciones.

Creo que fue en el año 1990, o 1991, la mayoría de las compañías turísticas promotoras canadienses se pusieron de acuerdo y sacaron a Venezuela de sus listas de los países con destinos turísticos razonablemente seguros, y poco a poco casi todas las empresas turísticas del mundo quitaron de sus listas a Venezuela como un país propicio para el turismo, específicamente a raíz de la delincuencia y de la corrupción organizada, como por ejemplo el robo a los turistas de sus pertenencias en los hoteles, las estafas con el cambio monetario, o intencionalmente mandándolos en taxis para ser atracados, todo organizado por los operadores turísticos y sus empleados.

A partir de entonces Venezuela se convirtió esencialmente en un país de turismo de aventura.

Después llegó Maduro al poder, y ahora Venezuela se ha convertido en un país aun demasiado peligroso para los aventureros, así como un hermano mío, que antes venia a Venezuela, pero ya no se atreve.

Les hablo sobre este asunto porque estoy convencido que otra vez --- como casi siempre --- Maduro está malgastando el dinero del país en imbecilidades.

Hace poco salió un titular de noticia en Aporrea:

“Presidente Maduro considera que el nuevo petróleo para Venezuela debe ser el turismo,”

Donde entre otras cosas dice lo siguiente:

“El presidente de la República, Nicolás Maduro, consideró que el nuevo petróleo para Venezuela debe ser el Turismo … ‘Hemos generado las primeras bases de un nuevo turismo que va a generar fuentes de trabajo’.”

Ver: http://www.aporrea.org/actualidad/n289484.html

En mi opinión, en base a mis experiencias en Venezuela desde hace alrededor de 40 años como extranjero --- aunque me siento más venezolano que canadiense --- donde me han desvalijado la casita que tenía tres veces antes de robármela, habiendo sido atracado varias veces, y habiendo sido violentamente secuestrado por paramilitares colombianos en Venezuela, creo que lo que dijo Maduro (arriba) debería ser, porque así será, es inevitable:

“Hemos generado las primeras bases de un nuevo turismo que va a generar fuentes de atraco armado y secuestro.”

Me parece absolutamente impensable y aun criminal por parte de Maduro y su combo de idiotas --- no hay otra palabra para describir esta falta de pensar y falta de consciencia humanista --- de imaginar atraer a turistas a un país donde el nivel de atracos armados, no solamente de noche en algunos barrios peligrosos, pero de día en cualquier lugar, en público, en autobuses, en todos lados, son tan comunes que aun la policía no pude hacer casi nada para proteger a sus propios ciudadanos de este miserable flagelo.

¿Piensa Maduro que los turistas extranjeros son invisibles?

¿Están totalmente locos?

¿No saben pensar?

¿Conseguir dólares es tan importante?

“Tú sabes, sin dólares no se puede vivir, tú sabes.”

¿Van a mandar a turistas extranjeros, inocentes e ingenuos, al matadero?

Eso es un crimen contra la humanidad.

Si quieren hacer de Venezuela un destino turístico propicio para el turismo --- en vez de engañar a inocentes --- primero se deber corregir el estado actual de masiva inseguridad pública y ciudadana del país, especialmente cuando los delincuentes, el crimen organizado, y los paramilitares colombianos que se encuentran en todos lados de nuestro país ahora a causa de la negligencia del gobierno de Maduro, buscan más que nada dólares.

¿Qué tipo de consciencia humana es esa?

¿Eso es ser Revolucionario?

¿Dólares por vidas?

Eso es miserable.

Es más, buena parte del dinero que Maduro apruebe para esos proyectos supuestamente turísticos se irán a los bolsillos personales de los empresarios y operadores de promociones turísticas, los cuales gastarán una pequeña porción en “publicidad” destinada a atraer a “turistas” que nunca vendrán, y después de dos años de operaciones financiadas por el estado, sin seguimiento, típico de la administración e Maduro, esos mismos operadores dirán, sin ninguna vergüenza:

“Pero, tú sabes, no pudimos atraer turistas, tú sabes, por la inseguridad en este país, tú sabes.”

¿Y dónde está el dinero?

“Bueno, tú sabes, habían muchos gastos, tú sabes, pero por allí debe quedar un poquitico, tú sabes.”

Con este asunto del turismo Maduro está promulgando la delincuencia y la corrupción.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2385 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a226730.htmlCd0NV CAC = Y co = US