Chávez: ¿ser o no ser?

El fin de un ciclo histórico nunca se decreta, por cuanto son los pueblos los que crean sus líderes y hacen su propia historia. De modo que pecan de tremendistas esos filósofos, sociólogos, politólogos y demás científicos sociales, que por buscar desesperadamente notoriedad, se atreven a especular sobre la esperanza de vida de un determinado periodo de nuestra vida republicana. Y porque todavía queda mucha tela donde cortar y demasiadas páginas en blanco para escribir los nuevos episodios que dejo pendiente Chávez con su prematura partida, es que también aconsejamos no contar los pollos antes de nacer, ni apresurarse a firmar el acta de defunción de un proyecto destinado a prolongarse por encima de las tumbas.

Nadie discute que existen serias fallas que muestran deficiencias en la administración del novedoso periodo republicano, así como tampoco sería honesto discutir que si existen ministros maulas y mediocres que rayan la gestión del inquilino de Misia Jacinta. Igualmente, debemos admitir que entre el pasado y el presente hay un abismo insalvable, por lo que seriamos bien pendejos creyendo que en la vieja política está el santo remedio a todas las dificultades que se originan del desafío de los nuevos tiempos. Por ello le decimos a todos los criticones de oficios que se la dan de sabiondo, que quien se crea libre de culpa, que lance la primera piedra.

De modo que ser chavista no de la boca para afuera, significa jamás darse por vencido en las primeras de cambio y saltar la talanquera sin aguantar dos pedidas. Ser partidarios de un modelo en proceso de acoplamiento que se enfrenta a la primera potencia mundial, también supone los suficientes guaramos para entender que no es fácil vencer un monstruo de mil cabeza llamado capitalismo moribundo. Por ello, ser o no ser autentico chavista, será ayer, hoy y mañana algo más que hacer gárgaras de revolucionario, y a la hora de la chichita salir corriendo como gallinas despavoridas, como hicieron muchos de esos cobardes aquel fatídico 11 de abril del 2002.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3054 veces.



Freddy Elías Kamel Eljuri

Presidente del Instituto Municipal de Patrimonio Histórico de la Alcaldía Bolivariana del Municipio Miranda del estado Falcón. Vicepresidente de la academia de Historia del Estado Falcón. Escritor. Productor radial.

 kameleljuri@gmail.com

Visite el perfil de Freddy Elías Kamel Eljuri para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: