Nicolás, Nicolás, Nicolás; ¡nos están derrotando!

Entendiendo su disposición e inmenso esfuerzo por la consolidación y continuidad de un proceso político-social-económico de igualdad y bienestar, y convencido de mente, alma y corazón que la salvación de la especie humana y del planeta tierra no está en la depravación estructural del sistema capitalista-neoliberal, es sin embargo, necesario hacer de su conocimiento señales claras, precisas y contundentes de cómo, desde el accionar económico y financiero, ¡nos están derrotando!

Mientras en la vanguardia de la batalla política las victorias hacen estragos sobre la dirigencia y en las filas opositoras, aquí, en la retaguardia estamos perdiendo la batalla económica. Para quienes desde la “clase media”, profesionales en su gran mayoría, trabajamos en el sector público y privado y que por enésimas razones no militamos en las colas diarias por busca de insumos o alimentos “regulados” o a “precios justos”, el costo de la vida aumenta exponencialmente. Nuestros recursos financieros son en extremo y totalidad destinados a la adquisición de alimentos cada vez más costosos dejando pendientes las “cuentas por pagar”.

En su condición de obrero, nadie mejor que usted, y como Presidente, nadie más que usted, debe saber y entender que esta situación, en extremo delicada, puede llevar en corto o mediano plazo a una derrota irreversible del proceso político y social que usted dirige. En tal sentido, entendiendo todo el esfuerzo y que no es cuestión de varitas mágicas, considero que si se tienen “soluciones” es de extrema urgencia y necesidad su inmediata aplicación.

Tengamos presente la importancia estratégica asignada por el General Bolívar a la retaguardia y su encomienda de protección y defensa a quien más tarde sería llamado el Gran Mariscal de Ayacucho.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6342 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: