El PSUV de hoy y el que tendremos

Presento la siguiente reflexión, bajo una determinada percepción tal vez equivocada hoy, sobre la variedad de responsabilidades que un partido revolucionario debería tener. La hago también, observando que desde hace un largo rato, nos hemos enfrascado en disponer de una organización para ganar elecciones y hemos ganado muchas elecciones. Si hacemos un corte y vemos el saldo de objetivos estratégicos alcanzados, observaremos que este saldo no es muy proporcional a la cantidad de elecciones que hemos ganado. Insisto, esta nota, es una reflexión en voz alta.

Nadie es capaz de discutir la importancia de los comicios que definirán la conformación de la Asamblea Nacional. Salir airoso de esa contienda es importante, estratégico  y punto. Pero siendo importante y trascendente, lo definitivo no es convocar una renovación del PSUV para ganar unas elecciones, que como otras anteriores que hemos ganado, no dejan de ser importantes. Es una confrontación definitiva, pero entiendo que un partido no se construye ni se renueva o transforma únicamente para ganar elecciones. Se reconstruye y renueva para dirigir otras importantes cosas y crecer como partido revolucionario. El partido es una herramienta que sirve para la Dirección de muchos procesos políticos y ello incluye por supuesto, ganar unas elecciones.

Está muy claramente escrito en la página Web del PSUV (www.psuv.org) y uno puede leer párrafos en los cuales nos señalan con demasiada insistencia, una situación que siendo muy importante, no debería ser la razón de este proceso de renovación de autoridades nacionales que tendrá lugar el 28-E. Renovar las autoridades de un partido para ganar una elecciones pareciera no tener tanto sentido en el PSUV. Si con este PSUV se han ganado muchas elecciones: ¿Qué sentido tiene renovarlo para atender esa razón?

Ganar elecciones es una cosa difícil, trabajosa y complicada, pero no es muy definitiva para ganar otras cosas que son igual de importante. Ser gobierno, no implica poder en el sentido que este término tiene.

En la información que hasta ahora aparece colocada en la página Web del PSUV que trata de sensibilizarnos sobre la trascendencia de este evento del 28-E, puede leerse:

“El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) realizará en enero próximo nuevas elecciones internas. Se renovará en esta ocasión la Dirección Nacional, con la que quedará reorganizada y renovada esta organización política que tiene un objetivo claro: alcanzar nuevas conquistas en 2015 que permitan, a su vez, avanzar hacia la consolidación definitiva del Socialismo Bolivariano”.

Más abajo en la información, el asunto comienza a tomar el sentido que realmente tiene la renovación de la Dirección Nacional, cuando se no advierte que lo histórico es precisamente una cosa electoral, que entendiendo su importancia, no parece ser lo más importante en la renovación de una Dirección Política La información del PSUV en la página Web, recoge esta situación:

“Una de las batallas a conquistar el año entrante tiene como escenario las elecciones parlamentarias, comicios en los que la militancia psuvista está convocada a tomar la delantera”

“Nosotros, compañeros y compañeras, tenemos una responsabilidad en el año 2015. Es una responsabilidad histórica para el 2015: elecciones en el Parlamento[i] (el subrayado es mío)

No hay dudas que lo es, pero si somos justo en el análisis, deberíamos preguntarnos, que haber sido mayoría en la Asamblea en todo este tiempo, no ha dejado de ser importante, pero qué tanto hemos avanzado efectivamente en la revolución. Tenemos efectivamente buenas leyes, que si la evaluamos, las leyes no han tenido la aplicación suficiente. Hay algo ahí débil, que no depende exclusivamente de la AN ni de haber ganado una elecciones.

Es histórico, según esta información colocada en el portal Web del PSUV, renovar las autoridades para ganar las parlamentarias. Esto se califica de histórico y lo es efectivamente. Sin embargo esta renovación no pareciera tener otros objetivos igualmente claros e históricos. No es histórico, porque no está en la información, el desmontaje de un Estado cuya estructura se encuentra totalmente entera y obstaculizando el avance. No es histórico contar con una Dirección Política que definitivamente sepa darle viabilidad al nuevo modelo productivo que nos han prometido desde el primer plan nacional y que todavía no encuentra una ruta. Pareciera que el nuevo modelo productivo por lo que uno percibe es una asunto financiero y creo que no lo es en estricto sentido.

No es histórico darle sentido práctico a la consigna de “Eficiencia o nada”, que definitivamente no avanzado casi nada y la usamos únicamente como slogan protocolar y publicitario y finalmente, no es histórico, refundar un Poder Popular más independiente y menos comprometido con la estructura de un PSUV que pretende renovarse para ganar elecciones.

Si revisamos la información institucional que el PSUV colocó en su portal web, nada de esto gana la calificación de histórico. O sea, que seguimos pensando que ganar elecciones es suficiente para avanzar y hemos ganado muchas elecciones, pero es muy importante (e histórico) saber  cuánto hemos avanzado efectivamente en un nuevo sistema.

Referencia



[i] PSUV renovando buscará nuevas victorias en 2015PSUV renovado buscará nuevas victorias en 2015   http://www.psuv.org.ve/portada/psuv-vanguardia-victorias-2015-resumen-2014-nicolas-maduro-diosdado-cabello/

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1749 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Amaranta Rojas

Amaranta Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a200630.htmlCd0NV CAC = Y co = US