Freddy Bernal: ¿Cuántos son los Bobos? ¿No fue una Cooptación?

El lenguaje es una vaina extremadamente seria y casi matemática. A veces tiene algo en el subconsciente que no quieres decir y terminas diciendo lo que no quieres y que guardas en el subconsciente. Para decirlo en términos muy coloquiales; el subconsciente te mete una puñalada trapera.

El Camarada Freddy Bernal escribió en estos días un artículo que se publicó por Aporrea con un título inteligente, pero con un texto para ingenuos. El título en cuestión, fue este: ¡Autoritarismo en el PSUV!... ¿O en la oposición?[i]

Intentar demostrar lo que somos como partido, acudiendo al perfil de la oposición no parece un recurso muy inteligente por muchas razones. La oposición no tiene un libro rojo, que a su vez tiene unos estatutos y un programa político que nos dice cómo deberíamos ser. Hasta donde sé; la oposición por partido y como MUD ha rehuido sostener clara y nítidamente frente al país un programa político y sus estatutos, no son tan fácil de leer como nuestro libro rojo.

El camarada Freddy Bernal en este artículo se viene con un alabanza al proceso de elección interna que aconteció el 23-N. Afirma, que con este suceso nos sacudimos o estamos “derrotando el lastre de la imposiciones”. Aquí hay dos cosas importantes que tal vez el camarada Freddy no quería decir pero el subconsciente le asestó su puñalada trapera. Freddy dice “derrotando el lastre de la imposiciones”. Ahí lo preciso y matemático del lenguaje. Una cosa es que yo diga derrotamos el lastre de las imposiciones y otra muy distinta que sostenga: “derrotando el lastre de las imposiciones”. Está claro, vamos ahí tratando de derrotar el lastre de las imposiciones, pero dándole una maquilladita a la cooptación

Camarada Freddy: ¿De dónde salieron los candidatos? ¿Hubo un lapso para postulación? ¿Hubo otro lapso para la impugnación de esos candidatos? Una cosa democrática y protagónica sale del ánimo de las personas y comunidades, que siente interés por comprometerse por un proyecto queriendo ser Jefe de un círculo de lucha. Entiendo, que frente a una elección democrática y protagónica, todo militante tiene el derecho de postularse y una comisión electoral, tiene luego la responsabilidad de evaluar esa postulación para asegurarse que un militante y reúne las condiciones. Así, la cosa si es democrática y protagónica.

No es democrático, ni protagónico, una cosa -candidatos y candidatas- que salgan automáticamente de una computadora y que responden a una base de datos de estructuras y personas comprometidas con el grupo de poder que comanda el PSUV. No creo, que esta sea una forma de deslastrarnos de las imposiciones.

Como se dice por ahí muy coloquialmente, la lengua es el castigo del cuerpo y de la consciencia a veces. En estas circunstancias que vivimos; el uso de una palabra puede decir para donde vamos y cómo queremos sacudirnos el “lastre de las imposiciones. El Camarada Freddy Bernal dijo en este artículo: “Restauración de todas las instancias”. Esto huele a maquillaje nada más y creo que esta situación que confrontamos hoy, requiere de un auténtico sacudón, que a decir verdad; la palabra sacudón la vaciamos de contenido. Se restaura la iglesia tal y se restaura la pintura de un artista. Esa restauración sólo retoca parte de la obra o de la iglesia para que conserve sus elementos originarios.

Camarada Freddy, creo que estamos frente a una nueva forma de cooptación. Claro hubo una oportunidad, que tuvo sus lecciones no porque fue una proceso que vino de los profundo del sentir de la gente, sino por ciertas circunstancias.

Hay en este proceso interno reciente un caso paradójico, que pudo ser la excepción de esta nueva regla de la cooptación. En Puerto la Cruz, sector las Charas, compitieron dos “gallos” con poder económico y se suponía que los otros candidatos no tenían opción. Compitió Rafael Vegas, Ex secretario de Gobierno y Director General de la Alcaldía de Sotillo. Rafael Vegas compitió con Nelson Moreno, ex Alcalde de Sotillo y actual diputado al CLEANZ y por esa competencia de poder, se le metió un camarada que no tuvo una locha. Es una caso y probablemente hayan otros, pero eso no dice que fue un proceso para derrotar el lastre de las imposiciones, porque la computadores “piensan” a través de comando que ordena una persona que se encuentra frente al teclado.

Así como menciono este caso en Anzoátegui, puedo ilustrar otro en Sierra Maestra -Puerto la Cruz-. El candidato de Nelson Moreno derrochó lujos en la operación galope. Lujosos carros alquilados para sacar unos voticos. Estos carros alquilados no costaron tres lochas.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2007 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: