Con el perdón de quien intenta insultarme

Mi entrega de la semana anterior, titulada Andrés Eloy, esto me ocurrió en el Bicentenario, generó valiosísimas reacciones que relacionaría en esta ocasión, sin dejar afuera la de quien intentó ofenderme asegurando que soy un “lameculo de Fidel”.

Incluyendo a quien me brindó el honor de ubicarme cerca del Comandante cubano, ofrezco disculpas porque cuando iniciaba el texto me topé con esto: oficialistas advierten sobre posible colapso oficial, publicado en la página web del diario El Impulso y posiblemente en la edición impresa de ese medio de comunicación. Firmado por alguien que asegura ser Javier Vargas, utiliza mi nombre y mi artículo sobre el Bicentenario –y también los nombres de otras personas– para burdamente hacer creer que me cuento entre quienes según él “han dado un giro considerable en sus plumas durante los últimos días para criticar las políticas económicas y sociales que implementa actualmente el Ejecutivo Nacional”. No obstante estar consciente de que no debería gastar pólvora en zamuro, siento la obligación de aclarar un par de necedades allí escritas.

Uno, no soy oficialista un coño. Soy un fervoroso militante revolucionario desde que tenía 10 años de edad. Dos, no intenté con el trabajo que antecede a este, advertir nada y menos “posible colapso oficial” en ningún lado entre otras cosas, porque colapsado tienen el corazón quienes sueñen con el derrumbe de nuestra Revolución y con quien ilusamente crea que mi militancia tiene precio.

Tres, reseña que me he definido como “una pluma al servicio de la Revolución Bolivariana”, única cosa en la que dijo la verdad. Y agrego: no solo con la pluma defenderé los sueños del pueblo venezolano. Lo haré donde y como haga falta.

Finalmente, el señor Vargas o como se llame debe revisar su técnica de lectura, pues, allí no critiqué ninguna política económica o social. Adjudicó a mis palabras un sentido inexacto, lo cual es muy grave. Si intentó usar mi relato para hacer creer que me sumé a alguna fila desertora, quienes me conocen saben que la palabra traición no cabe en mi accionar orgullosamente rojo.

¡Chávez vive… la lucha sigue!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1719 veces.



Ildegar Gil

Comunicador social

 ildegargil@gmail.com

Visite el perfil de Ildegar Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Oposición