(Bien vale su recordatorio en el marco del sexto Foro Mundial)

A 70 años de la Guerra Civil Española

Para Teresa (La Guara)
Nuestra hermosa Ave Feniz

El próximo mes de junio se cumple el setenta aniversario del levantamiento de Francisco Franco contra la República Española, lo cual constituyó el inicio de 36 años de oprobio, exterminio de individuos, ideas, caseríos y pueblos de la España Republicana. Con Franco como instrumento, la voluntad fascista que cobrará cuerpo en el eje Alemania-Japón-Italia, se ejercita y comprueba que si es posible pisotear la voluntad y práctica libertaria de hombres y mujeres ante la mirada sorda de las denominadas democracias occidentales y el aún joven “socialismo” ruso. Nunca como en aquel momento el crimen de la exclusión pudo ser más dantesco. Pero también, nunca lo mejor de la especie humana fue más digna, tenaz y militante con el sacrificio y la solidaridad.

La República Española constituyó a nuestro modo de ver, una temprana iniciativa de optimismo ante el escepticismo, de siembra para la cualificación del humanismo como valor fundamental de las relaciones entre los individuos, pueblos y naciones. De ejercicio democrático y libertario. Pero la lógica del capitalismo se impuso y, en su apariencia de fascismo alemán o social-capitalismo soviético ayer, y de neoliberalismo hoy, liderado por Bush, desalojó de nuestro horizonte todo vestigio de respeto por la dignidad, riqueza o autodeterminación de los pueblos.

Cadena de acontecimientos han transcurrido a lo largo de las últimas siete décadas y es sólo ahora, desde el seno del pueblo venezolano que insurge una propuesta en radical ruptura con esa razón de dominación y discriminación; de exclusión de vastos sectores humanos por diferencia de raza, género o clase social: La propuesta humanista, socialista y popular contenida en la Revolución Bolivariana. Ahora este mundo, acostumbrado a la agresión que grandes potencias realizan a partir de su desarrollo; este mundo que ha visto cómo la ventaja tecnológica yanqui ha sido el mejor argumento para la invasión de naciones; este mundo hoy conoce de una experiencia donde los recursos naturales, el excedente petrolero o el potencial eléctrico, así como la ubicación geográfica cobran el carácter de abrazo solidario hacia los hermanos caribeños, los primos sureños o los amigos de todo el orbe.

La revolución bolivariana es un esfuerzo dirigido a la búsqueda de relaciones armoniosas y respetuosas; es una apuesta por colocar al ser humano por encima de cualquier otra prioridad; es en todo caso la continuidad de sueños y anhelos ahogados en la Guerra Civil Española así como en tantos otros intentos de esta humanidad dolida pero no vencida. Por consiguiente, cuando Pino Iturrieta hoy y Escobar Salóm ayer, hablan de arrancar de raíz las pretensiones bolivarianas no están más que subrayando: apliquémosles una dictadura parecida a la de Franco, de por lo menos cuarenta años a estos insolentes y “patas en el suelo”, barramos todo símbolo de solidaridad, equidad o respeto por los más desposeídos. Demos fin a cualquier rasgo o cultura que revindique pueblos, comunidad o socialismo. Indiscutiblemente, los Pinos Iturrietas, Manuel Caballero y unos pocos desequilibrados más, apuestan a un selectivo holocausto del pueblo chavista, de intelectuales y artistas inscritos en la reivindicación del cambio y la equidad social. Esos “DEMOCRATAS” presentan así su consecuente militancia con toda voluntad de acción que revindique la persecución implacable contra el pobre, la mujer, el negro, el homosexual, el viejo, el niño, el desposeído; de atorrante destrucción de la naturaleza, de la vida.

 

De modo que el debate en el seno de la Venezuela Bolivariana, en este año 2006, no es la simple reelección de un Presidente de la República, es la posibilidad de reafirmar o dar al traste con una decisión constitucional, política y cultural del pueblo venezolano que le asegura progreso, bienestar y papel protagónico, así como ejercer el diálogo solidario y la construcción colectiva.

En el contexto del presente año electoral y en el marco del Foro Social Mundial 2006, proponemos para Junio de este año: LA CONMEMORACIÓN DE LOS SETENTA AÑOS DE LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA. Que en la preparación de ese recordatorio, movilicemos a revolucionarios, hombres, mujeres, funcionarios y pueblo en general en iniciativas político, pedagógicas y artísticas como:

-Debates sobre la Guerra Civil Española en comunidades, cooperativas, sindicatos.

-Promoción de un concurso especial de ensayo sobre la obra poética de García Lorca en sedes como el CELARG, la Vice-presidencia de la República o la Universidad Bolivariana.

-Que el Teatro Teresa Carreño y otros espacios mas presenten conciertos con música o cánticos propios de la República Española.

-Que las televisoras, medios comunitarios alternativos, así como las diversas salas de reuniones, talleres y/o conferencias programen charlas, foros y seminarios sobre lo que significó la República Española, la posterior guerra civil y sus consecuencias.

-Que en instituciones como la Biblioteca Nacional se presente una exposición en Junio CONMEMORATIVA DE LOS 70 AÑOS DE LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA.

-Que se monten obras de teatro o monólogos en plazas y demás espacios públicos.

En fin que el pueblo venezolano se familiarice con lo que fue el esfuerzo de la República Española y por extensión valore de mejor manera la importancia del apoyo al proceso bolivariano. Que la contienda electoral se convierta en una gran jornada de educación política y movilización ideológica-cultural. Que logremos mostrar la relación que existe entre furibundos opositores del proceso bolivariano y sus coincidencias con los enemigos de la República Española, empatando este último aspecto con la experiencia de Chile y las invasiones a pueblos que realiza los Estados Unidos.

Así como la conmemoración de la Guerra Civil Española, pudiera también tomarse otros eventos que nos permitan el que la campaña electoral sea un paso en función de la dignificación de este pueblo. Proponemos también que esta idea sea presentada a los participantes del Foro Mundial de manera de conseguir la máxima identificación con la propuesta de una conmemoración mundial de los 70 años del holocausto español.

Es importante que el sacrificio y disposición de lucha de los republicanos españoles no sea tergiversado y menos aún olvidado. Si las montañas de piedras del fascismo neo-liberal pretende desdibujar el horizonte, que en nuestro andar conmemorativo de esos 70 años, redescubramos los hilos de optimismo de hombres y mujeres que hoy viven en la mirada esperanzadora de los pueblos nuestroamericanos.

 

Luis Villafaña
M13-PNA
C.T.R. León Trostki



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4720 veces.



Luis Villafaña/Movimiento 13 de Abril-Proyecto Nuestramerica


Visite el perfil de Luis Villafaña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas