Un año para recordar

El recien año de gestión gubernamental del Camarada Maduro, pudiese ser catalogado como exitoso dependiendo la óptica política desde la cual, se analice y dependiendo de la rigurosidad del método de análisis empleado; pero en todo caso la percepción de la mayoría de los Venezolanos, en los actuales momentos se inclina por considerar como aceptable dicha gestión. Tomando en cosideración las condiciones objetivas y subjetivas que llevaron a asumir un cargo para el cual, a pesar de estar preparado, le ha costado asumir el prematuro relevo del Comandante Chávez y sobretodo en la forma tan abrupta como se hizo.

La opinión favorable del Alto Mando Militar, sobre la gestión del Primer Presidente Obrero de la RBV, manifestadas por sus más altos voceros en los diferentes medios de comunicación, permiten precisar el nivel de acondicionamiento sobre el cual descansan las acciones políticas y el nivel de autonomía gubernamental característico de los gobiernos de la región Latinoamericana.

Diferentes y múltimeplemente vinculantes, así como complemantaria y complejamente integradas han sido los diferentes escenarios que se han desarrollado en nuestro país, cosas jamás vividas para muchos sectores de la población, el incremento de acciones violentas planificadas que superan en escala a las acciones guerrilleras de la decada de los años 60; nos permiten inferir que las enseñanzas de Chávez para con el pueblo, no pasaron por debajo de la mesa y que son las que han garantizado el nivel de estabilidad democrática en nuesto país, reflejado en los niveles de tolerancia de los sectores más populares que ha depositado amplios niveles de confianza en el Aparato del Estado; sobre todo en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

En la fase final del primer año de gobierno de Maduro, se apuntaló la identificación y aceptación del sector gubernamental de la debilidad de las políticas públicas en materia de serguridad, que llevó al fortalecimiento de la Gran Misión A TODA VIDA VENEZUELA, como la primera política pública con carácter científico que nos aproxima en el mediano plazo una posible mitigación del impacto negativo del fenómeno de la Criminalidad organizada en nuestro país. Hecho concreto como el caso de la Joven Periodista Naerobi Pinto, del canal opositor Globovisión, en la cual, la acción conjunta de todos los sectores de la Nación, nos pueden llevar a actuar conjuntamente cuando se encuentran puntos de encuentro comunes que nos permita avanzar como sociedad; sin distingo de raza, credo o color.

En torno al proceso de pacificación en el cual, se han definido un conjunto de líneas estratégicas para contrarrestar el accionar violento de grupos organizados, pero muy particularmente ha dejado de considerar por mucho tiempo la posibilidad extrema de enfrentar situaciones como las cuales se están desarrollando desde el 12MAR14, y cada que cada día se asemejan a procedimientos tácticos de la concepción terrorista para la cual, nuestra FANB no se encuentra totalmente preparada y para lo cual, la lesgislación en materia policial limita el accionar de los grupos élites para su accionar contra éstos casos. La importancia de la consolidación del Partido Revolucionario, como afluente del sentimiento pacifico de las voluntades populares, debe ser necesario, y en éste sentido más vital precisa ser la buena interpretación que la máxima dirigencia de la Dirección Nacional pueda darle al sentimiento nacional que mueve las voluntades de millones de venezolanos que se mueven a favor de la paz.

Por otro lado, los voceros de la oposición han dado un paso adelante en la aceptación del diálogo, a nuestro entender, una actitud nada sincera, todo lo contrario responde a una nueva fase de la estrategia golpista guiada por el Imperialismo Norteamericano y la Oligarquía Nacional. Ya lo hemos venido diciendo, y ante lo cual, el Camarada Maduro ha venido teniendo un acercamiento muy delicado a lo que representa un Reformismo de la Revolución Bolivariana y equidista de la Doctrina del Comandante Chávez en torno a la negociación con la Derecha Fascista.

Pero el balance gubernamental de la gestión Madurista como hemos indicado, entre ensayo y error da un voto favorable de confianza de las mayorías, para continuar avanzando hacía un proceso de reconciliación nacional, que aún encuentra una alta resistencia por parte del sector opositor que cada modifica, actualiza y mejora las tácticas de lucha terrorista contra la sociedad civil.

Ante ello, cabe la pena preguntarnos lo siguiente:
¿Aceptará Maduro, sufrir el costo político revolucionario de la imposición de una Amnistía a favor de garantizar la disminución de las medidas de presión por parte de la oposición?.

¿Está conciente Maduro del daño que se le hace a la Revolución Bolivariana, al aislar al PCV del proceso de pacificación y de las mesas de negociación a razón de ser un factor político autocrítico dentro del GPP-SB?
¿Cúales otras condiciones de la oposición se aprobarán en detrimento de los avances del proceso revolucionario antes de la muerte de Chávez?.

En materia social, es donde se consolida la gran fortaleza del gobierno Madurista, dando mayores niveles de inclusión, participación y progreso orientados al nuevo modelo comunal; con sistema económico própio legalmente vigente, pero que lamentablemente no se han consolidado totalmente en la práctica por razones vinculadas a la burocracia y falta de acompañamiento a las comunidades que ponen en entredicho la eficiencia revolucionaria de FUNDACOMUNAL y el MPPCYMS. Necesaria es la reingeniería de procesos a ésta institución y la supervisión de sus funcionarios Charlatanes, sobretodo en torno en cuento al compromiso revolucionario se refiere.

Pero el balance gubernamental de la gestión Madurista como hemos indicado, entre ensayo y error sobretodo en el ámbito económico, es lo que ha sustentado los fundamentos de la protesta opositora, es el talón de Aquiles que ha costado inoculado desde la cultura capitalista a las que apuestan muchos funcionarios de doble moral con intereses tanto en el país como el extranejero, no asumir el riesgo de apostar a la fortaleza que nos da el SUCRE como moneda de intercambio en el marco de acuerdo de MERCOSUR y un acercamiento al BRICS como salto cualitativo en materia de política macroeconómica que deje de lado la economía de extracción abalada y justificada por Araque en UNASUR y que subyugan cada día más a la renta petrolera dándole la espalda a la oportunidad de diversificación de nuestro aparato productivo.¡CHÁVEZ VIVE, LA PÁTRIA SIGUE!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1327 veces.



Germán Jesús Subero Marín

Analista de Sistemas. Vocero de Formación y Propaganda de la Sala de Batalla "Vencedores de Santa Inés" Productor Radial.

 german.subero@gmail.com

Visite el perfil de Germán Jesús Subero Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a186490.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO