Chávez lo dijo: “No cambiemos el Clima…Cambiemos el Sistema”

Mi querido Comandante como no extrañarte si en cada frase tuya estaba la verdad, si en cada frase tuya estaba el rumbo a seguir, si en cada frase tuya estaba el tan anhelado socialismo que en lo personal siempre visualice como utópico ante nuestras luchas estudiantiles de finales de los ’80 y principios de los ’90. Hoy Comandante después de tu partida física se intensifica la crisis promovida por y desde la cuna del Capitalismo mundial, lo dijiste en Copenhague como siempre estremeciste al imperio cuando expresaste: “No cambiemos el clima ¡Cambiemos el sistema! Y en consecuencia comenzaremos a salvar el planeta. El capitalismo, el modelo de desarrollo destructivo está acabando con la vida, amenaza con acabar definitivamente con la especie humana.

Y el otro lema llama a la reflexión. Muy a tono con la crisis bancaria que recorrió al mundo y todavía lo golpea, y la forma cómo los países del norte rico auxiliaron a los banqueros y a los grandes bancos, sólo Estados Unidos, bueno, se perdió la cifra, es astronómica; para salvar bancos. Dicen en las calles lo siguiente: Si el clima fuera un banco ya lo habrían salvado.”

Ay mi querido y amado Comandante que tanta razón tenían y siguen teniendo tus palabras. Era de esperarse que la crisis capitalista tocara al mundo, a unos más a otros menos pero nadie se escapa, nos enfrentamos a una inflación galopante y en nuestro País el cambio solo puede ser dado si todos y cada uno de los que estamos llamado a seguir tu legado internalizamos un cambio de paradigma, urge la UNIDAD, UNIDAD, UNIDAD, que gritaste la última vez que mis oídos, nuestros oídos escucharon tu gran voz…

Si no nos unimos para tener una misma visión de la realidad estamos como se dice vulgarmente “jodidos”, seguimos teniendo anclada en nuestra mente, en nuestro pensamiento acciones propias del capitalismo. Aunque parezca simple y aunque muchos lectores piensen que desvió el tema, considero de importancia que Ministros, Directores o todo aquel que ejerza un cargo directivo en nuestras instituciones públicas, analicen y concienticen su manera de gerenciar. A muchos que les dan un cargo público de dirección llegan a enfermarse de poder, al punto de humillar, vejar y pisar cual explotador capitalista a quienes están a su cargo. Si el trabajo se va a convertir en un sitio de frustración, maltrato y humillación como carrizo pensamos que podemos transformar el sistema capitalista, el trabajo por el contrario debe convertirse en un espacio gratificante y no hacerlo ver como algo obligatorio, nuestros centros de trabajo es otro factor capaz de reordenar nuestros valores y prioridades. En tal sentido URGE una transformación fundamental de nuestros pensamientos, de nuestras percepciones y de nuestros valores, revisemos nuestro accionar camaradas, revisemos cada palabra, cada decisión… Si de verdad queremos cambiar el sistema depredador, individualista, inhumano e injusto del capitalismo, el nuevos paradigma debe necesariamente introducir cambios en las relaciones del individuo con el trabajo; no cabe una transformación a tiempo parcial, lo esencial para el cambio tan anhelado de nuestro Comandante no es solamente vivir pensando en socialismo, sino construir la vida del socialismo para que se instaure como un todo en cada venezolano y venezolana.

Por otro lado es importante concientizar que el Socialismo no debe constituirse como una sed de algo más, sino de algo diferente; comprar, vender, poseer, ahorrar, compartir, guardar, invertir, dar, todas ésas son expresiones exteriores de necesidades internas. Cuando estas necesidades cambian, como sucede en toda transformación personal, los patrones económicos también cambian. Por ejemplo, para mucha gente gastar dinero es una especie de opio, un bálsamo contra los desencantos, las frustraciones y el vacío, estoy convencida de que si las personas transforman su sensación interna de desasosiego, tendrá la posibilidad de descubrir que toda “propiedad” es en algún sentido una ilusión y que el apegarnos a las cosas puede ser una forma de impedirnos disfrutar libremente de ellas. Un mayor grado de conciencia nos puede devolver la capacidad de apreciar de nuevo las cosas sencillas.

Trabajemos juntos, unidos, sin egoísmos ni ambiciones personales en pro de la conformación de un nuevo paradigma basado en los valores, que logre trascender el paradigma capitalista basado en lo económico, preocupado ante todo por el crecimiento, el control y la manipulación.

El surgimiento de un nuevo paradigma basado en los valores debe aparecer reflejado impostergablemente en la modificación de las pautas de trabajo, incluso en la elección de las profesiones y de consumo…urge la conformación de nuevos estilos de vida, basados en principios de sinergia, de solidaridad, intercambio, cooperación, creatividad, en la transformación de los lugares de trabajo, de los negocios, la industria, la manera de concebir y expresar las artes, en las innovaciones de los sistemas de dirección y de verdadera participación de los trabajadores en la toma de decisiones, incluyendo la descentralización del poder…en el surgimiento de una nueva raza de empresarios, en el clamor por una economía congruente con la naturaleza, que venga a sustituir la visión mecanicista que ha lanzado al mundo a la crisis que hoy por hoy padecemos.

Tengamos presente que cambiar el sistema no es tarea fácil, lamentablemente no todos estamos remando hacia la misma dirección, el capitalismo no va a terminar de morir mientras que nuestros dirigentes no cambien la percepción, la visión y el accionar y se constituyan como ejemplo a seguir por quienes liderizan. El contexto de lo económico se da sin duda dentro de un sistema de valores; ejemplo: una sociedad que aprecia los símbolos externos, querrá tener automóviles aparatosos cualquiera sea su costo, una familia que valora la educación podrá hacer considerables sacrificios para pagar a sus hijos la asistencia a determinados centros privados…Esa es la historia de la vida, todo sigue siendo cuestión de percepción…”Todo es según el color y el cristal con que se mira, para unos la vida es un sueño, para otros una pesadilla…”

Chávez te lo juro… La derecha apátrida más nunca volverá!!!

NO A LA IMPUNIDAD…CARCEL PARA CAPRILES YA…!!!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6013 veces.



Bestalia Ibarra Marín

Licenciada en Trabajo Social, Cantante, Servidora Pública y leal al legado de nuestro Comandante eterno Hugo Chávez

 Besta67@hotmail.com

Visite el perfil de Bestalia Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: