Un Grano de Maíz

La OTAN es sólo un instrumento

Loable la iracundia de la diplomacia venezolana por los coqueteos de Colombia con la OTAN. Buena actitud, pero superficial e insuficiente. Veamos.

Considerar a la OTAN como un mero tratado regional, apoyar el rechazo con el argumento de que es traer a territorio de Suramérica a europeos y gringos, nos conduce por senderos de un nacionalismo, un chovinismo, peligrosísimo. Además, deja muchos aspectos sin explicación.

Investiguemos qué es la OTAN, cuál es su finalidad, quién la integra. Así podremos intentar construir una posición coherente.

Es una organización europea a la que se incorpora Estados Unidos y Canadá con el fin de enfrentar al Socialismo. Cohesiona y organiza los países aliados en materia política, económica y militar. En resumen, se trata de un brazo armado en la lucha contra el Socialismo, en la defensa del capitalismo mundial. Tiene reciente participación en los crímenes de Libia y de Siria, su radio de acción es el mundo. Donde peligre el capitalismo allí puede actuar.

Nos damos cuenta que tratar a la OTAN como un fenómeno geográfico es insuficiente, se debe tratar como un fenómeno político. Debemos concluir que no es un instrumento aislado, tiene conexión directa con los centros de poder económico, los que mueven los hilos, los que accionan ese poderío militar.

¿Quiénes deciden las acciones de la OTAN?

En términos generales sería el imperialismo mundial, pero yendo más a la raíz encontraremos a los núcleos imperiales como el grupo de los ocho formado por Estados Unidos, Japón, Alemania, Italia, Francia, Reino Unido, Canadá Rusia. El G8 cuenta con el poder de sus países miembros en las instituciones internacionales, como el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el Banco Mundial, el FMI o la OMC. De los cinco miembros permanentes (con derecho a veto) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, cuatro son miembros del G8. Si a este grupo le añadimos el Foro Económico Mundial, que agrupa a más de cien de las principales empresas del mundo, tendremos una buena aproximación al centro de dirección de la OTAN.

En resumen, la OTAN obedece a los intereses capitalistas mundiales. Es correcta, digna y soberana la posición del gobierno revolucionario, sin embargo, es incompleta. La oligarquía colombiana, con su petición de incorporación a la OTAN, lo que hace es prepararse para combatir el Socialismo, nos adversa por Socialistas, se trata de un conflicto entre el capitalismo y el brote socialista que somos. La incorporación a la OTAN forma parte de un plan de agresión que no terminará hasta vernos yugulados. Planteado así el asunto, tendremos un pueblo consciente de la calidad del enfrentamiento, comprendiendo los acontecimientos que vendrán, con suficiente teoría para discernir los agrupamientos que se formarán.

De todo esto debemos sacar una conclusión: la multipolaridad, varios polos capitalistas, es ineficiente para la liberación de los pueblos, el capitalismo en última instancia se une para defender su sistema. El mundo reclama con urgencia vital la creación de un Polo Socialista, no hay tiempo para parsimonias.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2188 veces.



Antonio Aponte

http://ungranodemaiz.blogspot.com/

 @ungranodemaiz

Visite el perfil de Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: