¡Cuánto te extrañamos amadísimo Chávez!

5 de marzo 2013, quién diría que ese día recibiríamos la noticia más triste de nuestras vidas? ha fallecido nuestro amado Chávez! Que confusión de sentimientos tan profundos se sumergieron en nuestras almas; un poco de todo: dolor, rabia, estupor, entereza, incredulidad..

Como es posible que Diosito haya permitido que nuestro gigante Chávez se haya ido? Fue la primera interrogante que nos vino a la mente. Luego con la calma, uno intenta entender y aunque es difícil descifrar el porqué, uno se inventa mil razones para tratar de superar este inmenso dolor.

Podríamos hacer un ejercicio de fortalecimiento a nuestra pena y decirnos mil cosas:

“Nuestro amado cerró los ojos para que nosotros los abramos” o como parafraseo Maduro a una señora del pueblo “su alma era tan grande que no cabía en su ser” “Él necesitaba descansar”

Hoy 5 de abril de 2013 a un mes de su partida física, no hemos podido encontrar ese consuelo y nuestra aflicción es más profunda porque pasados los días extrañamos más a nuestro amadísimo Chávez, Cuánta falta nos hacen sus palabras, sus cantos, sus regaños, sus enseñanzas, sus lineamientos, sus bondades!

Pero eso no quiere decir que estamos debilitados, no señor, hoy más que nunca y gracias a nuestro gigante Hugo, quien fue un ser con una genuina intuición de ver mas allá en el tiempo, todo lo dejó previsto. Discretamente como buen estratega y sin que el mismo Nicolás se percatara, lo fue preparando, poquito a poquito y éste fue respondiendo con la mayor eficiencia, conciencia y lealtad en cada una de las tareas que el comandante le iba asignando.

Nuestro Chávez querido percibió que Maduro era el hombre indicado, no para sustituirlo, porque NADIE persigue sustituir a nuestro GIGANTE en primer lugar porque no lo lograría y en segundo lugar por lealtad y no se equivocó porque Nicolás ha dado suficiente demostración de su madurez política, de su amor por la patria, de su sentir de obrero, así como también de su firmeza para defender esta tierra hasta con su propia vida como lo hizo Bolívar y como lo hizo Hugo Chávez!

Mi comandante Eterno, mi amadisimo Chávez, a pesar de la inmensa tristeza que colma nuestro ser, te agradecemos infinitamente por todo lo que nos diste, todo lo que nos enseñaste, por tu inmenso amor a la patria, por tu ejemplo de solidaridad y sobre todo por ser nuestro libertador!

Gracias Mi Señor Dios por habernos dado la dicha de vivir en este tiempo y en este espacio!


maros43@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2238 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a162806.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO