Un Grano de Maíz

Unidad y Disciplina

La unidad y la disciplina son conceptos estrechamente ligados a la ideología y a los objetivos políticos. Hoy en Venezuela su estudio y su aplicación tienen vital importancia para el triunfo de la Revolución.

Con motivo de las elecciones regionales, la oligarquía, serpiente manipuladora, mantiene una ofensiva de confusión sobre las bases bolivarianas, trata de fracturar el apoyo al Comandante y a la Revolución , nos invita a ser desleales.

Dos vertientes principales tienen las elecciones regionales: una, la filosofía profunda del Socialismo enfrentada al capitalismo, y otra, el comportamiento combativo socialista de la base bolivariana. Las dos vertientes confluyen en la unidad y en la disciplina. Veamos.

La esencia del capitalismo es la fragmentación de la sociedad, la divide en tantos fragmentos como individuos existan. Así instaura el reino del egoísmo y de la competencia, la guerra de todos contra todos, el hombre lobo del hombre. La sociedad capitalista padece esta enfermedad que la lleva a la extinción, está contaminada de egoísmo y desamor.

En contraste, el Socialismo busca rescatar la armonía social para que todos vivamos como hermanos y la suerte de toda la sociedad dependa de la suerte de cada individuo, así la suerte del individuo está estrechamente ligada al destino de la sociedad. Tomar conciencia de esta unión es clave para construir un mundo con la mayor suma de felicidad posible.

Con estas reflexiones estamos en condiciones de pensar la Unidad y la Disciplina en las elecciones de diciembre. La Unidad es un concepto que pertenece al Socialismo. La unión del humano es imprescindible para fundar el mundo del futuro, el de Bolívar y el de Argimiro. Es la esencia de ese mundo, es crisol de las mejores voluntades.

Al capitalismo lo une, transitoriamente, el odio contra la causa del amor. La unidad para ellos significa unión de la infamia. Se unen para expoliar, para asesinar la causa noble de la redención de los humildes. Se unieron para asesinar a Cristo, para matar al Libertador, a Martin Luther King, a Fabricio, y para masacrar a los humildes el 27 de febrero.

La unidad socialista es esencial para construir la sociedad de la fraternidad. No es algo circunstancial, por eso no podemos romperla al menor desacuerdo. La unidad es alrededor de los que nos gusta y, también principalmente, de lo que no nos gusta. Una divergencia táctica, momentánea, no puede poner en peligro la estrategia. Ahora en las regionales no caeremos en la trampa de aislarnos del país, de la sociedad, de fragmentarnos, ni pensar sólo en el Estado regional, en la descentralización. Esa fragmentación ayudaría a los escuálidos, a los capitalistas.

La estrategia correcta es proteger a Chávez, a la causa de la sociedad integrada, y esos objetivos supremos los ponemos sobre cualquier motivación táctica. Mantendremos la Unidad y la Disciplina. Demostraremos que somos un pueblo consciente y maduro. Después arreglaremos cuentas entre nosotros, pero no daremos ventajas a los enemigos del pueblo humilde.

¡Con Chávez es con sus candidatos, lo demás es traición!

@ungranodemaiz
http://ungranodemaiz.blogspot.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1808 veces.



Antonio Aponte

http://ungranodemaiz.blogspot.com/

 @ungranodemaiz

Visite el perfil de Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: