Chavismo o Socialismo

¿Por qué el primer paso del socialismo no está acompañado del segundo? Porque la opinión pública venezolana masifico al chavismo y no es tan solo una coincidencia de dos demostraciones socialismo-chavismo, las dos se unen para derrotar al capitalismo que se cae en el mundo y tiene un fuerte impacto en el discurso político del presidente Chávez, aupado por el socialismo cuando describe al capitalismo como un sistema que agobia la economía social del mundo.

La palabra socialismo significa una presencia histórica en el discurso chavista elaborado a partir de ella y en torno a ella, el socialismo en Venezuela no es un rotulo que pueda ser ignorado sin sufrir consecuencias políticas. Los 150 años de etapas socialistas sin concretar en todo el mundo han reducido su vigencia en la historia del socialismo, sin embargo, no han logrado ponerlo fuera de la posibilidad como sistema en un país gracias al chavismo. El socialismo está comprometido con la historia como el chavismo está muy comprometido en Venezuela.

El socialismo es considerado como un referente lejano para el capitalismo. El chavismo acerca al pueblo al socialismo aun cuando falta radicalidad para concretarlo, a pesar de ello, en el discurso y en la practica el chavismo se ha afirmado con mayor coherencia como alternativa social y critica al capitalismo como al imperialismo aun cuando en el aspecto económico macro el socialismo comparte una serie de similitudes con el capitalismo revelándolos como insostenibles para la ciencia de la política económica de izquierda relacionada con la soberanía, autonomía, para que sirva en la formación ideológica socialista del pueblo, mas, hay que reconocer que la relación entre la teoría y la práctica siguen líneas que se obstruyen perennemente por la globalización, ahí, entra el chavismo con su enorme dimensión en la vida social, abre un nuevo frente ideológico con el chavismo.

Para la ciencia política los cambios climáticos, demográficos, tecnológicos, comunicacionales, económicos, militares e ideológicos han marcado la política social desprestigiando al capitalismo hasta lo evidente lo que no ocurre con el proceso revolucionario chavista, mutación social considerable por su abultada documentación y hechos en una espectacular sustitución de modelos, paradigmas y ejemplos de la ciencia social totalmente transformada de las revoluciones en Francia, Cuba, Nicaragua, Rusia, China, Corea del Norte, Irán, Libia, muy a pesar de los criterios de algunos entendidos, el chavismo revivió los procesos revolucionarios.

Es preciso reconocer que la pérdida de influencia de EEUU en la región Chávez tiene mucho que ver, un paso en una revolución mucho más poderosa para recomponer la política en Centro, Caribe y Sur de América; gracias al petróleo se está cambiando la historia dominante del norte al sur sin negar la vigencia de la teoría socialista en el chavismo cuando las dos niegan la vigencia del sistema capitalista en la práctica. Es válida con mayor fuerza cada vez la crítica a la globalización por la situación imperante entre el hombre y la mujer, la naturaleza, la economía y el desarrollo humano.

Desde el progresismo, la izquierda política en Venezuela trabaja con el chavismo como sujeto político de alternativa con el socialismo, una especie de transformación a veces con rasgos dramáticos para que la revolución no se desmorone lo que ha servido al presidente Chávez, reafirmar una y otra vez su identidad con los seguidores chavistas, socialistas, comunistas y revolucionarios, nueva convicción se abre campo lleno de esperanza después del desencanto, acerca una alternativa revolucionaria para orientar a esa izquierda política reformada en un proceso que lleva ya 12 años con la misma popularidad, espontanea situación permite interpretar una nueva historia para una nueva gestión revolucionaria.

Es que Chávez detuvo la masacre social traducida en miseria producida hasta la IV República, y sin ser una simple fuente de recursos ha logrado consolidarse con la masa que se autodenomina chavista, forma parte de las grandes y pequeñas soluciones colectivas y aunque existen necesidades puntuales inconexas como la ineficiencia en el aparato público-político como en la economía política, absurdos dentro de los valores especulativos por las rentas y por el precio del petróleo permite la socialización capitalista como un mecanismo automático que polariza y consolida la estratificación social ejerciendo todo tipo de poderes en las decisiones más altas mientras en las bajas la inflación y especulación tienen sello chavista.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3601 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: