Martes 13 Septiembre

Martes trece de Septiembre, setenta años de una organización política que defraudó a sus partidarios militantes o simpatizantes, un partido político que inmediatamente después de su fundación y presentación al pueblo en un mitin en Caracas en 1941, despertó entusiasmo nacionalista pues en su frase de identificación afirmaba que luchaban “por una Venezuela libre y de los venezolanos”. Pero AD –Acción Democrática- la cumpleañera setentona o septuagenaria, ya apenas a los cuatro años, en 1945 a menos de los cinco primeros añitos de vida partidista legal, comenzó a ponerse vieja desde el mismo momento que llegó al poder derrocando un gobierno plenamente democrático en su desarrollo presidido por Isaías Medina Angarita, AD se unió con oficiales derechistas para derrocar a la administración medinista abierta y progresista, comprometiéndose con los intereses de Estados Unidos a pesar de su cacareado lema “por una Venezuela libre y de los venezolanos…”. De manera que, de los setenta años de chochera politiquera mental de AD, tienen casi sesenta y seis de mentalidad anciana, pitiyanqui y lacaya. Este trece de Septiembre los disminuidos adeístas pataleando por su conspiración permanente contra la libertad republicana y por su empeño en darle la espalda al colectivo mayoritario que varias veces los llevó a la Presidencia de la República, han cantado su Apio Verde o Happy Birthday to you, con sabor de yuca amarga y venenosa, como la traición que cometieron y cometen contra los intereses auténticamente democráticos y verdaderamente independientes de la patria.

Los partidarios de aceptar una decisión de la CIDH si se les ocurre absolver a un ladrón inhabilitado administrativamente de nuestra política, pretenden una nueva provocación utilizando la OEA aspirando que las decisiones desde Washington violen las leyes venezolanas y nuestra soberanía. Una vez más se quedan con los crespos hechos, pues Carlos Escarrá el Procurador General de la República, les explicó la Carta Magna y las Leyes, recomendándoles que lean antes de opinar barbaridades. Para complemento de las actitudes tragicómicas típicas de la desesperación y locura opositora, no se han dado cuenta que si la CIDH vota por levantarle la inhablitación a Leopoldo López, tendrían que hacer lo mismo con Piedad Córdova, inhablitada por decisión de un Presidente colombiano jala mecate de los gringos, Alvaro Uribe hoy olvidado y rayado, quien lo hizo por odio a la líder afrodescendiente Piedad Córdova, amén de resultar amenazada de muerte por lo cual se vio obligada a abandonar Colombia.

En estos dos casos queda expuesta la diferencia entre la mal llamada democracia representativa colombiana y la democracia socialista venezolana, sin olvidar que en Brasil y otras naciones también hay inhabilitaciones políticas por razones administrativas, lo que significaría que perdonar al pupilo gringo Leopoldo -el que habla inglés contra Chávez y la revolución bolivariana-, sería una metida de pie más de los intereses del sector pitiyanqui en la OEA, además de estar claros que nuestras leyes no se rigen por decisiones politiqueras de la CIDH, si violan la soberanía, nuestras leyes y nuestra moral patriota.


luissanchezibarra@hotmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1649 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Sánchez Ibarra

Luis Sánchez Ibarra

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a130185.htmlCd0NV CAC = Y co = US