Antiparadigma

Resistencia al cambio

Detrás de la resistencia al cambio que evidenciamos en la praxis política e inclusive administrativa, se esconde toda una carga ideológica burguesa impuesta por un sistema de dominación, la cual hay que develar para poder avanzar en la constructo del Proyecto Socialista Bolivariano, porque de lo contrario, tal obstrucción  hace atrincherar a muchos de manera antagónica, a las propuestas que apuntan hacia la inclusión e igualdad social, hacia una sociedad justa y de iguales condiciones para todos: equitativa, democrática y participativa donde el pueblo sea autor y actor de su propio proceso. Donde los líderes se bajen de sus pedestales y se introyecten profundamente en el seno de las masas populares, no para pensar y actuar por ellas, si no para enseñarlas a actuar y pensar dentro de la concepción del socialismo científico, por sí mismas. 

¿Qué entendemos como Resistencia al Cambio?

Identificamos como resistencia al cambio, las expresiones implícita o explícita de reacciones contrarias, tanto en la teoría como en la praxis, a la incorporación de una iniciativa de transformación socialista. Es importante entender que toda permutación dentro de un sistema social implica una reacción que dependiendo de cómo se aborde política y metodológicamente, puede ser provisional o permanente.

Desde lo Político: Cualquier persona que trabaje dentro de un colectivo, debe identificar, comprender, argumentar y develar el por qué algunos integrantes de ese colectivo reaccionan de determinada manera ante un nuevo elemento de cambio, haciéndole ver que los aparatos de pensamiento y de acción obedecen a un enfoque filosófico que sustenta la sociedad donde estamos inmersos, asociado obviamente, al modelo de desarrollo capitalista y su ideología burguesa.

Desde lo Metodológico: Se hace necesario abordar el trabajo en colectivo, con métodos coherentes con el enfoque crítico emancipador que estamos impulsando.  Los cuales se reflejen en las actitudes o maneras de actuar, todas evidentemente muy relacionadas, teniendo como común denominador, que en su esencia, tal vez no se persigue en la mayorías de las veces, entorpecer la iniciativa de cambio, pero tampoco favorecerla, generando pesimismo, desaliento y poca motivación para la participación en las iniciativas de innovación revolucionaria que otros camaradas propongan. Las direcciones de vanguardia son necesarias; pero deben curarse en salud, de las posiciones verticalistas y autoritarias de algunos. Las jefaturas deben asumirse de manera horizontal, todos los miembros de los organismos de dirección deben tener el mismo peso y poder de decisión, necesariamente los dirigentes deben salir de las masas de obreros, campesinos, clases medias bajas y explotados en general, quienes deben adquirir sólida conciencia revolucionaria y de clase. Nuestras escuelas de cuadro tienen que ir orientadas a elevar a pasos agigantados, el nivel ideológico de las masas populares. Nuestro norte tiene que ser la unidad dialéctica organizativa de lo vertical y lo horizontal donde la balanza se incline al horizontalismo.

Resistencias Activas:

Están referidas a las posturas que se expresan de manera abierta, frontal, donde se confrontan los diferentes enfoques o concepciones, pero no se reconoce lo acertado, del argumento del otro, pueden ser violentas, ofensivas, irrespetuosas, con poco nivel de tolerancia y tienen como característica esencial, la de girar sobre fuerzas destructivas para desmontar los nuevos elementos planteados. Se ignora por completo cualquier noción de crítica y autocrítica constructivas.

Dentro de las más usuales tenemos:

El convertir la iniciativa de cambio en burla permanente: Este elemento que encuentra cabida en nuestra idiosincrasia como venezolanos y venezolanas,  una de las conductas que más nos caracteriza es que “siempre nos reímos de todo” y que somos muy “echadores y echadoras de bromas”, sin embargo, esta particularidad sirve como pretexto para hacer burla y chercha de alguien que impulse el cambio revolucionario, con el que evidentemente no se está de acuerdo, su fin es ridiculizarlo ante los demás y procurar así, la descalificación.

El procurar la desinformación y las distorsiones comunicativas.

Como el corrillo, la murmuración, la injuria, la descalificación, la difamación, la manipulación, entre otras. Estas manifestaciones de resistencia al cambio suelen presentarse con frecuencia  cuando hay falta de argumentos validos para cuestionar directamente la novedad revolucionaria, por lo que recurren a la maledicencia, tejiendo una red de falsas impresiones, chismes y comentarios desalentadores, que terminan por crear expectativas funestas en el colectivo socialista.

El Entorpecimiento del Proceso.

El ritmo del trabajo de los y las que traban el cambio, suele manifestarse de forma muy variadas como por ejemplo, no cumplir con los compromisos adquiridos, demostrando negligencia, irresponsabilidad, burocracia, pereza, sumisión, ocultamiento de datos o secuestro de información, complicidad con quienes adversan la transformación. Todo esto impide la concreción exitosa del proceso de cambio que conlleva a la larga a su fracaso.

Desacreditar la iniciativa del viraje hacia adelante, o a quien la impulsa; Bien sea menos preciando o sobre preciando, ya que son considerados resistencias al cambio: tanto exagerar la situación como el sacar a relucir todas las dificultades encontradas en el proceso de implantación, lo que produce en los demás falsas expectativas y vagas apreciaciones de la innovación. A la igual pasa cuando se exagera las revisiones y evaluaciones de forma punitiva al proyecto de renovación y a sus participantes, cuando este se cuestiona completamente y se critica destructivamente hasta el más intimo detalle, esto contribuye a la desconfianza de los demás  en su factibilidad. 

De esta manera, seguramente en la medida que nos vayamos fijando determinadamente en nuestro entorno social, veremos muchísimas más expresiones de resistencia al cambio.

Podemos extraer de lo dicho más arriba, que la resistencia al cambio surge como un mecanismo de defensa del sistema organizativo influido por la ideología  burguesa para preservarse ante la posibilidad  de cualquier renovación que amenace su seguridad y mantenimiento, y debe abordarse como un aspecto del desarrollo de la metodología, que ya forma parte de la caracterización de los sujetos y del contexto, que están impregnados por la hegemonía capitalista.

En ese sentido, construir un nuevo modelo de sociedad, implica poner en práctica una nueva hegemonía de clase, formar un nuevo sujeto político con valores socialistas, debemos promover la solidaridad, el cooperativismo, la autogestión, el respeto, la tolerancia, la transparencia, la corresponsabilidad, la multiculturalidad, la justicia social, la honestidad, la solidaridad, el amor al prójimo, pero no nos engañemos, son los cambios de la infraestructura económica lo que transforma la superestructura ideológica. Se requiere de un modelo de desarrollo económico sustentado en el modo y las relaciones de producción socialista, que favorezca la participación democrática y la igualdad e inclusión social y genere una armazón política, social, jurídica  y tecnológica de nuevo tipo: la socialista.

Esto solo es posible a través del trabajo activo y en colectivo y luchando perseverantemente en la construcción del poder popular y del Estado socialista; lo que nos permitirá a partir de una nueva concepción o manera de ver el mundo, derrotar el capitalismo y construir las bases del nuevo modelo de desarrollo, de lo contrario, seguiremos reproduciendo el sistema capitalista imperante y sus aberraciones. 

Camaradas: Jesús Muñoz Freites y Raúl Mangarret. Equipo de Ideología  del PSUV, del Municipio Bolivariano y Socialista de Los Taques, Falcón, Venezuela 

jesusfreites11@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2640 veces.



Jesús Muñoz Freites y Raúl Mangarret

Filósofo. Docente. Cronista Oficial del Municipio Los Taques en el estado Falcón

 jesusfreites11@hotmail.com      @camaradatroski

Visite el perfil de Jesús Muñoz Freites para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Muñoz Freites

Jesús Muñoz Freites

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a127613.htmlCd0NV CAC = Y co = US