¡Hay Revolución, lo que falta son Revolucionarios!

Mientras nos debatimos con el entuerto de la deportación-extradición o simple "entrega" de un "pajarito", a pedido, ya no sabemos si fue Santos (el ahora "mejor nuevo amigo" de nuestro Presidente)  que le avisó al Comandante Chávez del "pajarito",  o si fue el Comandante Chávez que le aviso a su "alto-pana"  Juan Manuel Santos (otrora Ministro Asesino de Defensa del ex-presidente Alvaro Narco Uribe) que venia el "pajarito" en el avión desde Alemania, derechito a "la boca del lobo"... total que entre "dimes y diretes", la credibilidad que se le tenía al Ejecutivo... cayó en picada, y volver a levantarse costará un testículo y cuida'o si la mitad del otro.

Frente a lo que tuve que vivir ayer jueves por razones de la súbita intervención quirurgica de una persona allegada a la familia, el problema de la "deportación-extradición",  o simple "entrega"  de periodista Perez Becerra, quedó en las penumbras de mi humilde CPU. 

Doy fe de que lo que a continuación trataré de relatar de la mejor manera es totalmente cierto y me atrevo a jurar sobre la Biblia o nuestra Constitución que es la absoluta verdad.

Cuando llegue a la Emergencia del Hospital Central de Valencia, creí que estaba soñando... pensé que algún Ovni me había secuestrado y trasladado a la República de Haiti (lo digo con todo respeto), o que estaba en un Campo para Refugiados en el Norte de Africa... volvi en mi, al ver una ambulancia con la propaganda de la Gobernación del popular Pollo... entonces dije para mis adentros... estaremos en Revolución, pero que pocos somos los Revolucionarios (me incluyo por si las dudas).

Tan rápido como pude "entre en ambiente", gente por todos lados, sentada, parada, acostada, solo faltaba algún chinchorro para completar el cuadro... el Compañero fue deferente conmigo ante la búsqueda de la persona amiga y permitió a mi Señora, entrar a la Emeregencia, si solo era por unos minutos, tanto como para corroborar la situación de la persona que buscábamos.

Los médicos, estaban cumpliendo su función, cero problemas, pero... en un "santiamen", había que salir a buscar ropa de cama para la camilla de emergencia... y un listado de medicamentos y accesorios, para poder atender a la paciente, ahí fue que me di cuenta que los alrededores del Hospital, están los negocios que precisamente venden tales productos... ¡ni hablar de los precios!, pero sucedió algo insólito que me despertó la arrechera nacida mas allá de la bragueta... conversando con alguien que también estaba pasando por las mismas circunstancias, me dijo que el medicamento que NO HABIA EN EXISTENCIA EN EL HOSPITAL, y que tenia un precio elevado en los alrededores, se lo ofreció a buen precio, ¡joder!, alguien que cumple labores en el nosocomio... le pregunte ¿y usted que hizo?, contesto:  "oño pana ando escaso de billete, no tuve mas remedio que tranzar y comprar el dichoso medicamento..." 

Con esa experiencia relatada "en caliente", y mirando el entorno de lo que en vez de ser un Entrada de Emergencia, parecía una "romeria-adeca" (por los tarantines, que ofrecen desde una empanada hasta una solución imprescindible para alguna emergencia medica, me di cuenta de que "todo cambio, para que todo siguiera igual")... ¡que desilución! malaya sea.

La intervención quirurgica duro mas de 4 horas... se salvo al paciente y se esta recuperando, mientras los billetes en medicamentos y accesorios se abultaba... nada que hacer, la vida por encima de todo, el billete se recupera... la arrechera es el porque de la situación espeluznante que vive el Hospital y la pregunta mortal... ¿donde va el billete del presupuesto?... 

Hoy, al ir a la visita en Cirujia-1... tuve la sensación de estar frente al Penal de Tocuyito... por la entrada que esta en la misma dirección en donde funciona la Maternidad, esperamos pacientemente la hora de entrada... mirando y detallando la edificación, coincidimos con otros Compañeros que esperábamos, que la visión del edificio y su entorno nos trasladaba a la zona en que la maldita OTAN esta haciendo estragos en la hermana República  Libia... alguien reflexionando expreso: "¡coño!, pero estamos en Venezuela y estamos seguros que desde el Gobierno viene el soporte para el mantenimiento y funcionamiento de esta mierda"... trate de calmar al Compañero diciéndole que sin duda algo no funciona, pero que no lo exteriorizara, so pena de que la "seguridad" no nos permitiera cumplir con la visita.

Ya dentro del "penal", perdón en la sala de cirujia-1, hubo necesidad de mojar un paño para aminorar la fiebre de nuestro paciente... alguien fue al baño... ¡joder!, no había agua.... ¡mierda! que contrariedad... de medio la'o, me fije que los cubículos clásicos en donde debieran estar las mangueras contra incendio, estaban abiertos y vacíos... ¡mierda!... alguien del personal recogía la comida, y alguien pregunto porque la ponía en una bolsa para basura... la contestación: "la llevo para los perros de la casa, así no se pierde?... ¿y porque?... "traen la comida para los pacientes, pero la dejan en el pasillo, no hay personal para hacerla llegar a los pacientes... si tiene acompañante o puede caminar, bueno, si no... ahí queda... por eso me la llevo para los perros"... ¡mierda!...en la habitacion, veo una cama vacia, levanto la humilde colchoneta y "eureka"... en el medio tenia tapando el roto del "jergón" dos tapas de lo que había sido alguna vez un armario metálico... ¡la pura verdad!

En el "campamento de refugiados de la entrada", escuche esta conversación... "¿como esta el baño?... ¡sucio! hoy lo estaban medio lavando pero con agua sucia... mañana traeremos cloro y lo limpiaremos nosotras"...

Por fin salimos de ese "penal" que se parece a un Hospital... vimos los viejos y gastados "peroles" para la basura que el General del eruto, pinto de rojo-rojito, ya viejos, malogrados y desparramados por lo que debiera ser un parque... y finalmente tuve necesidad de hacer uso de un baño, antes de dejar las instalaciones... al entrar del lado de afuera había una manguera (señal de la carencia de agua)... adentro, aunque debo decir que estaba limpio, para uso del baño, había 8 peroles (cuñetes de pintura) tratando de suplir y dejar limpias las "pocetas" de las posibles evacuaciones...

Por fin ya afuera de las instalaciones del Hospital Central de Valencia... el "bazar-persa" que se amontona a la entrada del nosocomio, me dejo no se si perplejo o pendejo... subí a la buseta y al bajar, me reclamaron el pago... señale el aviso en donde se anuncia que los mayores de 60 años estamos exonerados, pero para no ser tan mala gente y como también me acompañaba mi Señora, le habia dado 3.00 Bolivares Fuertes.. debieron devolverme por lo menos 500 de los viejos, porque el valor del pasaje era de 2.50... 

gervasioarti@hotmail.com

Sin duda estamos en tiempos de Revolución, pero: ¡que pocos Revolucionarios! le están parando a lo que debe ser.

Reitero, doy fe, de lo que aquí con mucha ironía y con profunda tristeza trate de relatar... ¡ES LA PURA VERDAD!

¡No tendremos Patria Socialista, sin verdaderos Revolucionarios!

¡ Podría alguien hacer algo!!... quienes sufrimos estos atropellos... ¡ESTAMOS CANSADOS!      



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2291 veces.



Gervasio Artigas


Visite el perfil de Gervasio Artigas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: