Vayamos al debate presidente Chávez

La búsqueda del bien común cada vez que usted plantea el dialogo con la oposición presidente Chávez, es interpretado  por los medios de comunicación, incluso, como debilidad, en medio de esos avatares al que estamos sometidos desde Washington, el debate en todos los frentes, un mes de debates con la oligarquía y la oposición sostenido en la realidad ayudara a Venezuela.

El pueblo recibe mucha publicidad por los periódicos, radio y televisión, a favor y en contra del presidente como de la revolución, la oposición con sus sentimientos más bajos, magnicidios, golpes, desestabilización, de vez en cuando reciben respuesta de nuestra gente más radical que disgusta al gobierno, así, el proceso se reduce a insultos y descalificaciones de lado y lado, manipulaciones informativas por parte de los medios derechistas, para que esto no suceda así nada más y por nuestra parte responder de una forma adecuada seguros como estamos de nuestra gestión con mas aciertos que errores vayamos al debate.

Debatir no nos quitara los activos de la revolución, popularidad y votos ni la función deliberante para medir públicamente la distancia que nos separa entre nuestra realidad y el sueño de la oposición. Nos acusan de ser utopistas, muchos creen que es un defecto venido desde Rusia, no se dan cuenta que la confusión que ellos tienen llego con los españoles con la aristocracia de ese entonces, oligarquía de hoy, el debate acortara la distancia entre utopía y realidad.

Es el momento de propiciar los debates con la oposición, José Vicente Rangel debatiría con Teodoro Pekoff, Iris Varela con María Corina, el presidente Chávez con periodistas de El Nacional, Universal, Globovisión, un miembro de nuestras bases con Mendoza, incluso los militares debatirían lo mismo en las universidades, el PSUV con COPEI u otros partidos y entre periodistas, algún ministro con Capriles Radonsky o Antonio Ledesma o Herman Escarra, los traidores como Henry Falcón, no tienen cabida en estos debates.

 Estoy seguro que nuestros representantes y el presidente sabrá enfrentarlos y traducir los resultados de las posturas políticas con un lenguaje accesible, la sociedad ganara porque los debates crean  nuevos espacios para la presentación de argumentos, tesis, realidades elevando el nivel de educación por su aporte al proceso y a la cultura política.

Bolívar termino con la conquista española no pudo implementar l igualdad socio-económica esa labor es para usted presidente Chávez, hay que despejar del proceso esas ficciones que alimentan el sueño de la oposición transformada en oligarquía. El debate  público es el mecanismo adecuado para convivir de mejor manera con nuestra realidad.

La oposición no deja de alimentarse con la fantasía no entienden que no volverán, sin embargo, el realismo mágico de los Teodoro y compañía lideres de opereta de una clase fantasma que se consideran un grupo de iluminados que creen conocer todo y todo lo entienden, pero, resulta que en todo este tiempo no han demostrado su inteligencia política, la decisión de apartarse de los legislativos así lo demuestra hoy, con 65 legisladores, un mes después vemos que están llenos de analistas, idealistas ideologizados por el capital, pero sin lideres de peso para una presidencial, todavía esperan a Rosales.

Inspirados en sueños esos tales y cuales publican los editoriales en El Nacional, Universal, y los segmentos de Globovisión, vigorosa verborrea apartada de la realidad solo es una afición a la fantasía que genera el dinero, para terminar con eso debatamos.

Recordar la raíz cultural de nuestra desdicha nos ayuda a comprender porque la gente sigue eligiendo al presidente Chávez, a pesar de las melancólicas canciones creadas en los malos gobiernos de la IV  República terminan siempre como Andrés Pérez, sin pena ni gloria.

Nosotros en cambio seguimos eligiendo el socialismo porque a pesar de lo mucho que falta por hacer sabemos que el tesoro de la oportunidad para la igualdad material está  ahí en base a la justicia atendiendo particularmente la pobreza y la masiva participación ciudadana en la salud, educación, vivienda, el horizonte de la solidaridad con un nuevo esquema de dialogo después del debate son las orientaciones que inspiran el nuevo accionar político sin disparar dardos envenenados al aire todos los días.

Es evidente que nuestra política debe cambiar por ser fines de nuestros principios revolucionarios de integración y paz, y por la creatividad del gobierno que después del debate se verá la factibilidad del dialogo con todos y entre todos para mejorar la situación entre el orden legal y el orden moral.

Sería estupendo que la oposición aceptara el reto para demostrar cuanto se ha logrado avanzar socialmente en Venezuela. 

rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2570 veces.



Raul Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: