Liberación social sin necesidad del Estado Burgués

Solo la Ética salva al Estado-Comunal ¿El socialismo Cristiano?

De cada uno según sus capacidades, a cada uno según sus necesidades.*

Las luchas de clase persistirán ante cualquier modo de las relaciones de producción del Estado.

No identificar los adelantos y tareas hechas por la revolución bolivariana para propiciar los cambios graduales en las relaciones y modos de producción para la reproducción del Estado socialista, es un error político-técnico.

El proletariado organizado como comuna joven en formación social socialista inmersa en transición, normado en leyes orgánicas hacia al comunismo, o creando una categoría específica para Venezuela: la “comunarquía*” celosamente atenta a las tareas del ciudadano; normas, trabajo productivo, leyes, ética, morales, valores, usos, hábitos, y costumbres,  

Anarquismo libertario: Socialismo

Que se deben observar aún más como clase política dominante ¿una moral socialista? ya que la ética es una sola para la humanidad, la virtud en bien, sirviéndose de la supremacía como poder político de la política para desarrollar el embrión latente -las semillas de las comunas- de las nuevas y concretas relaciones de producción, objetivas, concretas, eficaces 

Para no seguir confundiéndonos con las modificaciones jurídico políticas positivistas Que nos conllevan a dos concluyentes vías, la del capitalismo con capital de plusvalía dinero e ideología y la del socialismo con capital del plus-valores de cambio, ¡difícil! pero no imposibles estas definiciones de modos y categorías dentro del glosario jurisprudencial de la naciente filosofía de derecho socialista XXI.  

Y más aún en la práctica objetiva real y concreta; la de producir riquezas en la nación-estado, bienestar comunal, donde la plusvalía socialista implícita este revertida al hombre-comunidad, realizando así tareas especificas que alcancen el Plan Nacional Simón Bolívar alejado de la corrupta tentación del peculado, son éstas vastas funciones y tareas inmediatas del poder que demandan romper con la envoltura-mente capitalista en recorrido transicional-socialista hacia lo anhelado del “Ser Socialista”  
 
Es por ello, que las luchas de clases revisten otras inesperadas formas
.

Por cierto muy a lo aristotélico por aquello del modo, figura y categorías en que se nos presentan en el socialismo real científico donde la persistencia en el desarrollo pedagógico-educativo científico aunado a una administración ética es garantía de real justicia social


Camino arduo pero no imposible, ante la ausencia irresponsable de una ley autenticada en espíritu-doctrinario de las fuerzas intelectuales, -entiéndase pueblo-, en todos sus modos y figuras culturales; en Orgánica Ley para la Cultura, significando una inconsecuente ruptura ideológico teórica para la praxis funcionalmente concreta como ciencia lógica, por culpa de unos eclécticos ministros y una eclíptica asamblea nacional, porque al soberano no le han faltado propuestas para una economía-política cultural vertida en universales premisas orgánicas que evolucionen configurando y funcionando como antivirus a la cultura capitalista, a la estructura presente-actual. Con productivas industrias nacionales n sus diversos sectores.

No solo del modo de producción cultural como advenimiento ideológico predominante, pues esto solo lo marca la evolución de la revolución a través de las industrias culturales. 
 
Así se conciliarían social-lista-mente el modo de producción eficientemente eficaz desde la perspectiva económico política como la cultura del sistema educativo nacional que éste llevaría imbricada en permanente dialéctica que se supera a sí misma.

La reproducción del estado social de bienestar ciudadano, ¿Cómo se reproduce el Estado social a sí mismo? 

Las Luchas de clases siempre persisten…hasta que exista un Estado de socialismo libertario. Un Estado representado por la obra de “Dios” y la ética ciudadana, donde florecen la libertad y la igualdad. El socialismo Cristiano

Ante cualquier modo presente o futuro de  las relaciones de producción; solo que las condiciones, los intereses en estadios cambian, filosofía Heráclitiana, “todo cambia nada permanece igual” y menos en el mundo del sofismo, de la política de lo político, quise decir.----- 

*La Historia del Partido Comunista Bolchevique de la URSS, último capítulo de su constitución.

*Comunarquía: Categoría del autor: Comuna auto regida por la ética de valores socialistas

arteawao2003@yahoo.es

Bibliografía:

Mark, Karl.  El Capital

Bakunin, Estado y Anarquismo



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2242 veces.



Alejandro Álvarez Osuna


Visite el perfil de Alejandro Álvarez Osuna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alejandro Álvarez Osuna

Alejandro Álvarez Osuna

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a114736.htmlCd0NV CAC = Y co = US