Los aciertos del presidente son muchos frente a la emergencia por las torrenciales lluvias

Ciertamente sea el Haarp de los gringos yanquis o bien el cambio climático causado por ellos –contaminación- lo cierto es, que estos tremendos chaparrones, no se habían sentido en esta tierra de gracia caer con tal volumen de agua desde tiempos inmemorables. Esto no ha sucedido únicamente en Venezuela, no señores, que no vengan ahora los de siempre diciéndonos, “que si esto ha sido culpa de Hugo Chávez” No, esto ha ocurrido en todo el planeta. Y es que el clima se ha cansado de soportar tanta contaminación y depredaciones producidas por el hombre y sus máquinas de última generación que colaboran con las existentes industrias de polución  y depredación existentes en nuestro mundo actual, sobre todo el país que se lleva la palma y la corona en esto de contaminar el ambiente es Estados Unidos. Contaminan hasta con su dólar –ese que dice infame –en Dios confiamos- Cuando en EE.UU un solo millonario tiene lo que 120 millones de pobres cuentan para vivir- Esta injusticia si es arrecha-

Los depredadores inhumanos del clima, y sus naciones, son los culpables de que esto suceda, ya tienen el planeta Tierra al borde del colapso, y cercano al abismo de una muerte total de toda la existencia de vida conocida en el presente. Las lluvias torrenciales, el barro de montañas que se deshacen en pedazos a causa de las aguas incontroladas, y avanzan cayendo sobre las humildes poblaciones que las habitan en sus ranchos, unos más humildes que otros, las heladas infernales que se pasean por el continente europeo, junto a derrumbes, huracanes, ciclones, terremotos, además del hielo de los polos que se funde en grandes y gigantes trozos llamados iceberg, dentro del mar, y que ponen en peligro la existencia futura de naciones como Alaska, y la vida de animales como el oso polar. Se calcula que en 20 o 30 años el Ártico desaparecerá. Añadir a estos avisos climáticos, el calor en aumento, debido al deterioro creciente de la capa de ozono, - fenómenos estos, se sienten hoy, como nunca antes se sintieron en nuestro planeta –será que el Apocalipsis visto y narrado por San Juan en la Biblia se acerca, - será que el hombre ha sido lobo del hombre- (con perdón de los lobos, pero así dice un dicho). Sin duda, que esta situación actual, de no pararse de inmediato terminará al final de un momento a otro con toda nuestra vida en esta nuestra única nave espacial como la llama Walter Martínez, en su Dossier.

Ahora bien, en Venezuela pese a estos contratiempos que han sido ocasionados por el cambio del clima que ahora vivimos y nos afecta, unido esto a la injusticia social que representa, para los compatriotas más necesitados, el vivir colgando de un cerro cualquiera en una ciudad de tantas, cerro este siempre inestable, aunque mi casita sea de plata, el cerro, la quebrada o el río, la amenaza. A parte de que nos han bombardeado las nubes, con la más densa cantidad de aguas en nuestra historia. No descartemos la famosa arma Haarp del tiempo, o el arma invisible de cuarta generación, que puede controlar el clima y su accionar como: lluvias, terremotos, sequias extremas, aumento del calor, tsunamis y pare de contar, el proyecto Haarp estadounidense, para más información sobre el tema visiten este link http://grupoelron.org/secretos/proyectohaarp

Nuestro presidente Chávez y sus aciertos revolucionarios.

El presidente comandante Hugo Chávez, nuestro presidente de todos los venezolanos y no venezolanos, que viven con nosotros en esta tierra de gracia, ha respondido en forma valiente, responsable y revolucionaria frente a la emergencia actual. Se le ha visto con el agua a las canillas, metido en medio de charcos y barriales junto a su pueblo más necesitado a causa de esta emergencia climática que nos ha golpeado dramáticamente. Se le ha visto a pié, en helicóptero, y camionetas todo terreno en los sitios de más peligro al lado de su pueblo sufrido y afectado por este percance climático, y preocupándose por todos y cada uno de sus pobladores golpeados por la fatalidad. -Lo primero son sus vidas, su seguridad familiar, - les dice el presidente comandante- sus viviendas-, las de estos venezolanos nuestros, caídas bien sea bajo el azote de las aguas, de ríos y quebradas o aplastadas por cerros, que se tragan sus humildes viviendas con sus moradores adentro, como fiera insaciable en su avance incontrolable. Son estas precisamente, las casas de los que menos tienen, de los parias y olvidados de la tierra son los que más sufren en estas emergencias.

Táctico y estratega nuestro presidente.

Entre las numerosas decisiones acertadas de nuestro presidente Hugo Chávez, para mitigar y contrarrestar con éxito y celeridad inmediata el daño causado por las aguas al sector de la población que más ha sufrido sus embates están entre otras:

La movilización inmediata de las personas en peligro a lugares de refugio seguros donde el gobierno como le corresponde vela por su vida, su salud y alimentación, así como por su seguridad familiar. El presidente ha dispuesto el propio Palacio para albergar a estas familias. Así como, los edificios desocupados, e inmuebles como casas deshabitadas, a más de hoteles turísticos han sido tomados como préstamo para que allí puedan morar con seguridad y tranquilidad los compatriotas en emergencia, a veces también lo son de otras naciones afectados- Recordemos aquí que nuestro presidente es el primer internacionalista, luego del Che Guevara y Fidel, que anteriormente ha tendido la mano generosa de Venezuela Bolivariana a todos los países que la han necesitado ante desastres de esta índole, tenemos: Estado Unidos, Nicaragua, Bolivia, Brasil, Perú, Cuba, Haití, Chile etc. Los revolucionarios somos internacionalistas y generosos con los más necesitados. Así es en estos momentos con el pueblo afectado por este fenómeno nuestro presidente Hugo Chávez.

Agradecemos aquí a España, Nicaragua, Cuba, y Bolivia su aporte solidario a esta emergencia.

Agrega el comandante presidente: “Donde hay tierras planas y casas o edificios desocupados, engordando su precio para luego una venta más jugosa, hay que expropiarlos para construir casas dignas y habitad para el pueblo”, para que nunca más ocurran estos desastres como estos, para que nunca más existan ranchos sembrados en cerros quebradas ni a orillas de los ríos, esto es algo inhumano que el presidente Chávez, está dispuesto a que finalice. De ahora en adelante cada rescatado de las aguas saldrá para una vivienda propia digna y segura con su familia.

Comida, salud, y médicos cubanos y venezolanos, a más de estomatólogos, odontólogos se unen a esta cruzada de justicia social, que en medio de la emergencia que vivimos, garantiza a los afectados, una atención especializada Adams de medicina gratuita para proteger la salud de los salvados de las aguas. Así como la comida gratuita, agua potable, y elementos de higiene personal, son provistos gratuitamente para los afectados. Un bono familiar Navideño para las familias que se encuentran en estas circunstancias causados por las presentes lluvias, ha decretado el presidente comandante. –Su sensibilidad humana rebasa los límites de los más sensibles-

Se ha multiplicado Chávez.

Sin lugar a dudas que nuestro presidente comandante en estos momentos de tristeza y desconcierto, incluso de duelo para muchos compatriotas que han perdido a familiares y amigos queridos en este siniestro, se ha visto multiplicarse en cien Chávez, quizá más, se ha crecido como todo un revolucionario bolivariano integral. Su corazón sin duda es grande y generoso.

El presidente, sin duda necesita ahora LEYES HABILITANTES ESPECIALES para poder resolver con eficiencia y prontitud, tanta calamidad, tanto desastre acumulado por el cambio climático y por las lluvias –no más campos para jugar golf los señoritos y señoritingas, mientras nuestros compatriotas cuelgan en los cerros, y peligran sus vidas. En los terrenos planos y desocupados como los campos de esparcimiento exclusivos de los Country Club, caben muchos edificios, muchos apartamentos, para estos compatriotas. No más ranchos en cerros y quebradas ni a la orilla de los ríos, nunca más se permitirá que muera un niño, un anciano, o una familia perezca bajo las aguas o enterrados bajo las piedras de un cerro aledaño.

Gracias compatriota presidente, por ser como usted como es un revolucionario integral, y por profundizar la revolución bolivariana y socialista, precisamente ahora, en estos momentos cruciales que vivimos de nuestro proceso. Esto es vital para que el mismo perdure en el tiempo. ¡Por eso lo amamos todos los bolivarianos!

A pesar de todos estos contratiempos climáticos, a los que se enfrenta actualmente con valor y justicia social nuestro comandante presidente. Tenga usted una Feliz Navidad Rebelde y Bolivariana junto a todos los compatriotas que lo acompañamos en esta lucha.

Mientras existan ranchos en los cerros, no podemos llamarnos revolucionarios, socialistas, ni bolivarianos.

¡Hasta la Victoria Siempre!

requenave1@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2443 veces.



José Juan Requena

Soñador, escritor y poeta.

 requenave1@gmail.com      @Ripidio

Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor