Educación y su Pedagógica

Ciencias filosóficas, ¿religión o ciencia? hacia una moral sin dogmas

Un entendimiento para la reforma del pensamiento

Como noción de historicidad desde el tratado para el entendimiento humano ya se involucra una disciplina pedagógica que se subsume y se participa en la educación a sí misma, es causada y causante y en virtud de la reforma del pensamiento que reorganiza el saber para el conocimiento conecta las disciplinas es por ello que no hay pedagogía sin educación y si la “educación” pretende ser Educación verdadera efectiva, eficaz, eficiente  será a través de su pedagogía implícitamente válida para ambas adecuadamente  sistemáticamente metódica evaluativa cuali y cuantitativamente didáctica en el proceso enseñanza aprendizaje. Lo demás que deviene es lógica del razonamiento formal en lecciones de historia de la filosofía analítica  trascendental según I Kant. 

Nos ocupa más por ahora;  el autor  Zemelman H. /2001,   de las ciencias  sociales construyendo epistemologías desde el marco teórico de referencia propio, con un discurso pedagógico que le designa propio para un  poder del conocimiento no de teoría-opinión sino de certeza ineludible verdad de un conocimiento valido absoluto esto le constituye en el presente devenir como el más imperioso de los postulados a efectuar por las ciencias sociales. Desde un pensamiento teórico hasta un pensamiento epistémico.

La ideología se inserta por ello es necesaria dado el carácter dialéctico del multi intercambio del análisis crítico del discurso pedagógico. Viciado de también nobles conocimientos verdaderos y validos universales, temporal espacialidad. Una diversidad cultural más allá del bien y del mal nietzschano como nos lo confiesa en la Gaya Ciencia. 

¿Historia de la filosofía o filosofía de la historia?

  La historia de la dialéctica de lo concreto, una pedagogía de pedagogías, el ente en cuanto al ente aristotélico así y la pretendida neutralidad ideológica científica que un ideal utópico  puro potencie el acto de una ideología

 Teorías ¿Sinonimias o dos equívocos? O ninguno de los dos.

Parecen mostrarnos el carácter rigurosamente metodizado que como objetivo tienen por objeto ellas; la pedagogía contiene una educación o una educación, es decir, contenidos que le contienen? La pedagogía es el transporte vehículo científico que lleva y trae el  diseño curricular con sus respectivas didácticas de aprendizaje enseñanza metódica y científicamente evaluada ciencias disciplinas de filosofía del conocimiento, epistemología. Y su energía potencial y cinética es la mecánica doctrinaria de una ideología determinada o no por la ciencia política. Si se logra enseñar solo es a través de una pedagogía que enseña didácticamente.

La pedagogía es una disciplina científica la educación le estructura desde todas las ciencias, es contribuyente le informa de ideas de bien es el ser en cuanto ser porque está circunscrita a un proceso siempre infinitamente geométrico creciente una sucesión de incógnitas que se erigen verdades a conquistar por el entendimiento humano en ejercicio pedagógico accionario de su comprensión. La educación es instrumento de su pedagogía que le contiene en sí misma no para sí sino en sí.

Ambas deben idearse desde la abstracción para el decurso  del discurso filológico deben  de contenerse como la potencia contiene al acto en dialéctica con estructurante lógica científica de matematizar el discurso mostrar a su vez en su práctica simultanea la fe  científica  a su correlato empírico para teorías  contrayéndose y extendiéndose lingüísticamente hermenéutica al dilatado espacio de los fenómenos y el ser humano perceptor-emisor de fenómenos como sociales e históricos signos de estructura extensa racional para la que venimos evolucionando .

Fotografiamos inteligiendo recorridos en síntesis  del mundo que nos afecta; largo ancho alto a colores…, es como nacemos evolucionada neuronalmente, inmersos en las chispas de dendritas en los estímulos, biofísico-químicos sensoriales primarios, ante el mundo corporal y afectos o desafectos de accidentes a lo afectadamente B. Espinoza, el ser en el tiempo con los factores elementos atribuibles en cuanto al “SER” unidad de lo complejo y distinto a la vez en sus varios espacios y un mismo tiempo  de lo experimental demostrable, actuando caóticamente ordenado fractal, o ¿causalisticamente casual? mecánicamente newtoniano, desde la caída libre del libre albedrio hasta el sideral espacio ordenado por la cartesiana  ¿a veces? razón humana.

El tiempo relativo eisteniano satélite en curso de la fenomenologías del pensamiento es así comprendido devenido desde el ser de Heráclito que se perpetua parmenidicamente  como el gen de las monadas de Leibniz mientras la verdad cambia y se conserva en espiral o linealmente en evolución,   demarcado una antropológica impronta el  intelecto que comprende, su diseño mecánico cartesiano evoluciona del pensamiento abstractivo-empírico surgiendo “la pregunta por la cosa” de M. Heidegger o del discursivo S. Bolívar de Angostura   exigiendo razones ante pérdidas materiales y morales, en reflexión  categorial comprensiva en entendimiento puramente en conceptos y característica atribuibles o no que por momentos nos parece dogma, una metafísica ajustada hipótesis rígida que lo supone todo con certeza, a priori como la matemática para explicar cuentas trigonométricas del triangulo la física el “SER” para el entendimiento a tiempo, pertinente incluso con mucha imaginación. La inducción pedagógica del docente profesional

La educación es ciencias humanas a través del vehículo de su  inherente pedagogía. Copien y lean. 

El hombre y sus símbolos señalado por C. Jung, la deconstructiva construcción de la idea discursiva devenida experiencia impacto de adecuada semántica silogizada para su historicidad como ideología de concluyente valides de proposición categórica que no parece alcanzar para la compleja noción del “pensamiento Complejo” de E. Morín, cuántico exponente de la información del ser integral de derivada y limite de la Verdad compleja,  garantía de conocimiento puro  a posteriori conocimiento accesiblemente, transportadas “carrier”y rotadas las coordenadas o los parámetros desde la presencia de fenómenos intuitivos o no a los sentidos cartesianos, hasta el psiquismo en razonamientos de la suprema “idea” platónica, excelsas de estética trascendental por el proceso de síntesis abstraído desde su sensibilidad trascendental, en categorías puras del conocimiento a priori.

Vaya lujo intelectual el cultivo de estas costumbres metafísicas que se vuelven ley universal a filtrándose a través del tribunal de la razón pura no infinita sí eterna al ser encontrado el  “SER” esencial de la cosa, criatura, objeto o cosa material como sucesible cultura, ethos, pathos  explicado a veces desde la metafísica, una filosofía primera que le auxilia oportuna, sin agregar a ello el éter, uno divino, el otro no. El ser y el no-ser,   hipostasiado contingentemente de fases estables, caótico, trascendentalmente iluso como valido que la filosofía del derecho denomina Moral sin dogmas. Sin leyes de pensamiento lógico que le estructure.

Una pedagogía analítica y otra sintética

Quizá las causas directas de las invasiones culturales o violentas en todas sus figuras categóricas, una de ellas la científica no es el contenido  tanto como sus métodos y técnicas de investigación-experimentación descriptiva y experimental o bibliográfica se refiere como lo que  urge e importa, sino que les constituyan juicios y valores no de enunciados categóricos magnánimos consolidados juicios morales de principios de meditaciones metafísicas humanas para  humanos que alimenten ejemplos pedagógicos para una educación del bienestar moral en sistemas sociales máximos, analógicos ejemplos sociales, personales como hechos éticos-morales ejemplares políticos de adelanto científico social con hechos concretos.

Académicamente en el país aún acaecen malos contenidos y malos medios que le contienen desde una no-pedagogía creadora virtuosa, más sí un contenido positivista estructuralista pasivo aunque brillante, el fascismo ilustrado de allí el producto en las categoría, modos, figuras y números con estilos de  conocimientos desenfocados  desactualizados, no existe una academia que agrupe especialidades aunque sí un constitucional Estado Docente , lo demás solo aporías remedos en intentos reformistas que tratan de demostrar la ética según el orden burocrático de ley de universidades de ¿filosofía socialista?

Y una constitución socialista que no define socialismo, contradicciones conceptuales epistéme del derecho socialista que se queda en teorías irrelevantes, tampoco la   ley de cultura ni trabajo expresados en pensamiento complejo desde los distintos sectores humanos al bien común y derechos humanos se refieren jurisdiccionalmente, para a través de investigaciones conquistar la Luna o la selva amazónica, o mantenernos moralmente conformando un equipo  para fundar una empresa similar a PDVSA con el petróleo, sería  OROVESA  con el resto de minerales preciosos, aunque el petróleo es orgánico  ¿también mineral?, sería el encargado de administrar las  miles de toneladas de oro y minerales preciados que se fugan, ¿el expansionismo es así ideología imperio como academia profesional universitaria, o “tareas de la revolución proletaria” y no petrolera ni pelotera? Ideología de lo político y epistemología

La educación y su filosofía dan para mucha ideología latinoamericana al respecto, pero necesaria es su pertinentemente adecuada pedagogía para una reforma del entendimiento una razón demostrada con el estado de bienes materiales logrados como distributiva riqueza nacional y una voluntad categórica para ello, una ideología. ¿Emerge con la pedagogía?

Deducción lógica de las ciencias pedagógicas y su sentido de historicidad

Una noción de historicidad en proceso deviene eterna, sentido de esperanza, para una epistemología y su pertinente pedagogía, si es ciencia es entonces enseñable, si es enseñable verdaderamente  contiene una pedagogía que enseña ciencias y lo que enseña ciencias no puede ser otra cosa que ciencias pedagógicas inherentes al  sistema de mostrarse enseñarse cognitivamente actitudinal, más allá de pertinentes didácticas facilitadoras  como más fe en el conocer-conocimiento valido y verdadero que en la humana esperanza ante la incertidumbre desde un pensamiento teórico  y las fuentes ontológicas que le principian y fundamentan multidisciplinariamente para una verdad  valida con una ideología de dos vertientes; una científica la de la razón pura de los nóumenos, y otra doctrinaria teórica aproximativa y endémicamente fanática una epistemología  insuficiente propia del discurso positivo-pasivo al cual no considera consecuencias. 

Una Ideología con Utopía, parafraseado a Ricoeur, P. /2006, presente no como discurso sino como experiencias concretas que aporta datos científicos complejos  demostrables lo que nos hará independientemente capaces, la alteridad nos descolonizara y el futuro nos alcanzara en metodología de análisis y planificación estratégica situacional ante cualquier crisis sistémica de economía o no.

La Educación como práctica de libertades del pensamiento, primero se existe para ello; verdadera, legítimamente y legalmente constitutivo parte ante la misma naturaleza del hombre y su sociedad global. La justicia adviene   legítimamente legal  como oportuna son educación y su pedagogía. Por ello la pedagogía es subversivamente anarquista. La ciencia es poder sintético y analítico aplicado. Es la ley termodinámica social actual

El problema del origen del conocimiento y su pedagogía

El planteamiento del problema objeto de incertidumbre, objeto del conocimiento, ¿cómo se conoce? ¿Cómo y a partir de qué se define, sus caracteres ontológicos, morales, éticos, epistemológicos,  lógicos y tal vez metafísicos?  También las contingencias, influencias, encantos y casualidades de las que forma parte como elementos complejos concretos particulares de su contexto una variedad de materialismos dialécticos para reproducción social. El estado al frente en su sistema educativo y sus métodos inherentes al sistema político  de gobierno   

arteawao2003@yahoo.es

Bibliografía

Morin, Edgar.   Introducción al pensamiento complejo.

Ricoeur, P.  Ideología y Utopía

Zemelman, H.    Pensar Teórico y Pensar Epistémico. Los retos de las Ciencias Sociales Latinoamericanas



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3138 veces.



Alejandro Álvarez Osuna


Visite el perfil de Alejandro Álvarez Osuna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alejandro Álvarez Osuna

Alejandro Álvarez Osuna

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a110941.htmlCd0NV CAC = Y co = US